La portada de mañana
Acceder
Felipe VI calla ante el intento de la extrema derecha de patrimonializar su figura
Familias de la concertada reniegan de la campaña contra la Ley Celaá
Opinión – Baladronadas a estribor, por Elisa Beni

AVChueca alerta sobre la pérdida de árboles en el barrio

La escasa superficie vegetal que se puede encontrar en el barrio no es ninguna novedad, pero desde la Asociación de Vecinos de Chueca (AVChueca) están especialmente preocupados por la supervivencia de los pocos árboles y espacios verdes que han conseguido sobrevivir hasta el momento. En una carta abierta analizan los puntos que, a su juicio, son los más problemáticos, tanto por la sospecha de que los árboles que allí se encuentran pasen pronto a mejor vida como por la ausencia de un adecuado mantenimiento que no sólo puede llegar a poner en riesgo la integridad física de los peatones, sino que está estrechamente ligada a la suciedad, y el poco interés del Ayuntamiento de reverdecer un poco el centro de la ciudad.

Encabezan el listado los árboles de la Plaza de la Villa de París, uno de los pocos reductos verdes de Chueca y Salesas en el que todavía quedan árboles de buen porte que dan sombra y uno puede olvidarse por un momento de que esté en el centro de la ciudad. Como ya informaba este diario hace unos días, varios son los ejemplares de plátano de sombra que han sucumbido a las obras. «Otros árboles así como setos se verán dañados de forma irreparable por las obras que están destrozando este rincón del Madrid histórico, de alto valor urbano y paisajístico», denuncian desde AVChueca.

Además, lamentan que «la plaza dejará de ser un reducto de tranquilidad para convertirse en una dependencia más de la Audiencia Nacional y se eliminarán 180 plazas de parkingparking en un barrio con enorme déficit». Un faraónico proyecto arquitectónico que aún se entiende menos «cuando se acaba de rescatar el proyecto de la ciudad de la Justicia que dejaría vacías muchas sedes judiciales de Madrid».

El segundo punto que se trata es la eliminación de los columpios del parque infantil de la calle San Mateo, «a los que se ha sentenciado a muerte para que el consistorio haga caja, saturando con más edificios el centro urbano», denuncian. Además, recuerdan que el año pasado desde esta asociación pusieron en marcha una campaña para solicitar más zonas infantiles para el barrio.

«El ayuntamiento no solo no ha dado respuesta a las cientos de firmas entregadas a ese fin, sino que acaba de desmantelar el parque infantil de la calle San Mateo, para vender el terreno. Ni siquiera han tenido la decencia de esperar a que se recuperasen los columpios en la plaza de Barceló. En una zona de paso de niños, por la presencia de colegios, mercado y biblioteca, los niños estarán años sin disfrutar de la zona infantil. Y los vecinos nos quedamos sin uno de los pocos espacios en los que sentarse sin consumir. Eso si, el Ayuntamiento promueve simultaneamente una iniciativa a escasos metros que pretende "concienciar de la falta de espacios verdes en la ciudad" (ParkingDay)».

En tercer lugar, apuntan la existencia de cientos de alcorques vacíos (como ya denunciaba este diario en el artículo "La ruta de los alcorques vacíos de Chueca y Salesas"), un fenómeno que no es exclusivo del barrio, sino que afecta a cualquier punto de la ciudad, donde en vez de brotes verdes va multiplicándose la basura y la suciedad.

«Los árboles desaparecidos no se reponen y muchos de los existentes no se mantienen convenientemente. Tal vez sea por eso por lo que en la reforma de las aceras de Fernando VI no se había previsto la colocación de árboles, por "falta de presupuesto". Finalmente la presión de las asociaciones de vecinos de Justicia y Chueca ha conseguido que se contemplen algunos alcorques, solo en la acera de los pares. Que después se coloquen árboles y se mantengan más allá de las elecciones municipales, está por ver. El dinero está para otras cosas...», apuntan desde AVChueca.

El cuarto punto aborda una de las principales consecuencias del escaso mantenimiento de los parques y jardines de la ciudad: las caídas de ramas. «Estas caídas, que entristecen y alarman a los ciudadanos, han provocado dos muertes y decenas de heridos. Los responsables municipales, acostumbrados a minimizar o negar los problemas de la ciudad, no han tenido más remedio que reconocer una grave situación que ha acelerado la dimisión de la propia alcaldesa Ana Botella, que se marcha ante la implacable tozudez de las ramas que caen por todo Madrid».

Por último, manifiestan su sorpresa por el folleto de autopromoción que ha distribuido el PP madrileño en los buzones de los vecinos de Centro, en el que se habla de economía, inversiones y previsiones. «Ni una palabra se dice sobre estos cuatro años en los que ha empeorado de forma alarmante nuestra calidad de vida, se han ignorado muchas peticiones de los ciudadanos, se han sacrificado nuestros derechos básicos en aras de recortes salvajes y de la actividad económica más descontrolada, se ha mermado nuestra confianza en las instituciones municipales y se ha reducido nuestra capacidad de actuación hasta dejarla limitada virtualmente a la posibilidad de votar cada cuatro años», lamentan.

Etiquetas
Publicado el
30 de septiembre de 2014 - 13:56 h

Descubre nuestras apps

stats