La marea de Coca-Cola tiñe de rojo la calle Fuencarral

Miles de personas se manifestaron ayer, a pesar de la lluvia, en la calle Fuencarral contra el ERE de Coca-Cola Iberian Partners, el embotellador único de Coca-Cola en España, que plantea un despido directo de 1.250 personas y el cierre de las plantas de Alicante, Fuenlabrada (Madrid), Palma de Mallorca y Oviedo.

A la cabeza de la manifestación se encontraban Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, secretarios generales de los sindicatos UGT y CC.OO., convocantes de la manifestación. Toxo ha resaltado la necesidad de que el Ejecutivo «ponga todos los medios para evitar esta tropelía y asesinato laboral» contra los trabajadores.

Bajo el lema de «ni cierres ni despidos» y al grito de «Sí se puede parar este ERE», los manifestantes, entre los que además de trabajadores de Fuenlabrada había también empleados de Asturias, País Vasco o Valencia, iniciaron su marcha bajo la intensa lluvia desde la Glorieta de Bilbao y bajaron por la calle Fuencarral hasta Gran Vía sin incedentes, salvo las quejas de los viandantes que intentaban transitar por la calle Fuencarral.

Durante el trayecto se ha simulado un entierro, alzando a hombros un ataúd que representaba a los trabajadores afectados por el ERE. Al término de la manifestación Méndez y Toxo han defendido no solo la lucha contra la franquicia Coca-Cola Iberian Partners sino también contra la empresa matriz, con sede en Atlanta, que es quien ha tomado la decisión.

Se trata de «una empresa rentable que no tiene justificación alguna ni en lo económico ni en lo organizativo, tal vez en otras consideraciones, para proceder a un expediente salvaje como el que ha puesto en marcha», explicó Toxo. Haciendo alusión a algunos de los lemas comerciales de la firma, junto a las pancartas de «Zero despidos», Cándido Méndez ironizó sobre la compañía: «ha dejado de ser la referencia de la chispa de la vida. Es una muestra de torpeza y de insensibilidad absoluta».

Por su parte, Coca-Cola Iberian Partners, el embotellador único de Coca-Cola, ha declarado que respeta a los trabajadores y que está trabajando para alcanzar un acuerdo con los sindicatos para el impacto sobre el empleo sea lo menor posible.

Por su parte, el Presidente del Comité intercentros, José María González, se quejaba de las trabas de la empresa para poder ejercer su derecho a huelga: «estamos poniendo denuncias en la inspección de trabajo porque es abusivo que manden los trailer de las otras plantas que no están en huelga».

Etiquetas
Publicado el
16 de febrero de 2014 - 11:49 h

Descubre nuestras apps

stats