La Policía Nacional registra la SGAE por las investigaciones de la “Rueda” de las televisiones

Este martes agentes de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Policía Nacional registraban la sede de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) en el Palacio de Longoria por las investigaciones de la denominada "Rueda" de las televisiones.

Según explica la propia Policía Nacional, el entramado creaba música de baja calidad y registraba falsos arreglos en obras musicales de dominio público y, en connivencia con algunos responsables de programación de cadenas de televisión, las emitían en su programación nocturna para generar «un enriquecimiento injusto a través del pago de derechos de propiedad intelectual realizado por la SGAE en sus liquidaciones».

Los investigados contaban con contactos dentro de esas televisiones que, a modo de intermediarios, se encargaban de favorecer las emisiones musicales en las cadenas de televisión en las que trabajan a cambio de la percibir ciertos porcentajes de derechos sobre las obras emitidas, en unos casos, así como de una contraprestación económica por su labor.

Esta cesión de derechos de obras musicales "falsas" y de baja calidad convierte a las televisiones en titulares de derechos de propiedad intelectual de las obras que les son cedidas, generándoles un beneficio económico, -denominado "retorno"-, en función de los minutos de reproducción de las piezas musicales y las franjas horarias de emisión y que se abona por la SGAE en sus liquidaciones semestrales.

Así, un grupo de autores y editoriales (entre los que se encuentran determinadas televisiones) se están enriqueciendo de manera injusta por la formalización de esos contratos de cesión de derechos con los intermediarios de las cadenas de televisión y sus editoriales. Una práctica que perjudica gravemente al resto de autores, ya que no pueden acceder a emitir su música sin prestarse a la cesión de derechos de sus obras.

Para maximizar las ganancias que pueden obtener en concepto de "retorno" por parte de la SGAE, algunas televisiones están extendiendo la emisión de la música de la que adquieren los derechos a otras franjas horarias del prime time bajo la fórmula de "música inaudible", es decir, reproducción de las obras como un fondo musical que no es percibido por el oído del televidente, si bien es declarado como música emitida para generar derechos de autor.

Por su parte, la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) afirma en un comunicado haber colaborado en el registro de algunos de sus departamentos con los agentes de la Policía Nacional en el marco de la investigación del Juzgado de Instrucción nº 2 de Madrid.

Asimismo, SGAE afirma estar ofreciendo toda la información y colaboración para ayudar en la investigación de unos hechos que datan desde el año 2006 hasta 2011  y que la investigación no afecta directamente a la SGAE como sociedad sino a algunos de sus 120.000 asociados, así como a un extrabajador.

Etiquetas
Publicado el
21 de junio de 2017 - 15:33 h

Descubre nuestras apps

stats