Las obras de la Audiencia Nacional afectan al área este de Villa de París

No contentos con comenzar las obras antes de que legalmente el Ayuntamiento de Madrid le transfiera oficialmente a la Audiencia Nacional parte del aparcamiento subterráneo de la Plaza de la Villa de París para ampliar sus instalaciones (que aún se encuentra en plazo de alegaciones), los responsables de las obras han comenzado a hacer un enorme agujero en la zona este donde, según han explicado a este periódico y a los vecinos los operarios, se construirá una salida de emergencia que no figuraba en el proyecto original al que tuvo acceso en exclusiva Somos Chueca y que compartimos con nuestros lectores el pasado verano.

Una noticia que no ha gustado nada a los vecinos, que ven impotentes cómo la ampliación de las dependencias de la Audiencia Nacional va a afectar a la totalidad de la Plaza de la Villa de París y les hace temer que tras las obras muchos de los espacios de los que ahora pueden disfrutar en total libertad queden limitados a los empleados de la Audiencia o restringidos por motivos de seguridad.

La nueva retaguardia de Doña Bárbara de Braganza

La zona afectada se encuentra justo en la retaguardia de la estatua de Doña Bárbara de Braganza, obra de 1882 firmada por Mariano Benlliure que hace juego con la estatua de Fernando VI que se ubica en la zona oeste, y no solo supondrá un importante impacto visual para esa zona de la plaza por muy acristaladas que sean los acabados pensados para la futura salida de emergencia del aparcamiento sino que también pondrá en peligro el uso para fines más lúdicos como los partidos de fútbol entre niños y niñas y los campeonatos de petanca de "Apéro Pétanque Madrid".

Los trabajos de vallado comenzaron a última hora de la tarde del viernes 30 de enero y generaron el pánico entre los miembros del grupo Salvemos Villa de París, que los propios vecinos han creado en Facebook para organizarse en la lucha contra un proyecto que consideran lesivo e innecesario y mantenerse informados sobre la evolución de las obras.

Como en las anteriores intervenciones en otros puntos de la plaza, los trabajos discurren a una velocidad de vértigo y hacen cada vez menos agradable la estancia en una de las pocas zonas verdes con las que cuenta el barrio. Por mucho que el Concejal de Distrito Centro, David Erguido, insistiera en la Jornada vecinal Un Plan para Chueca en que la Plaza quedaría «mucho mejor de lo que muchos se imaginan», cuanto más avanzan las obras menos creíble resulta su promesa de un espacio mejor para el máximo disfrute de los vecinos.

Etiquetas
Publicado el
5 de febrero de 2015 - 09:16 h

Descubre nuestras apps

stats