Arquitecto Ribera, sin módulos, con vegetación y con la aprobación vecinal

Las obras para la devolución de los Jardines del Arquitecto Ribera a su función de espacio verde comenzarán en enero de 2015, una vez se hayan retirado las estructuras que en la actualidad dan cobijo a los comerciantes de Barceló. El diseño final de la plaza jardín que se construirá quedará decidido el próximo mes de julio. Previamente, en junio, el Ayuntamiento presentará a los vecinos tres propuestas de diseño para el citado espacio y estos podrán elegir su favorita. Estas propuestas las elaborarán técnicos municipales partiendo de los resultados del proceso participativo puesto en marcha conjuntamente con la plataforma Vecinos Haciendo Jardines, Vecinos Haciendo Jardineslos cuales fueron presentados ayer al concejal presidente del distrito, David Erguido y al responsable de Urbanismo del Ayuntamiento.

Dicho proceso, que se ha venido realizando en los últimos meses, ha arrojado tres premisas claves: que el 99% de los vecinos consultados desean la desaparición de todos los módulos prefabricados que ahora ocupan la superficie de los jardines, que quieren que prevalezcan los elementos verdes en la futura plaza y que un 93% de ellos también solicita incorporar a la misma el espacio que rodea la Fuente de la Fama (monumento histórico del siglo XVIII) y que desde hace años permanece cerrado al público.

Desde Vecinos Haciendo Jardines (VHJ) se muestran muy satisfechos con todo el proceso, mientras aguardan expectantes a conocer las propuestas municipales de diseño. "Es la primera vez que en España se hace un proceso de este tipo: establecer un área urbana a partir de la iniciativa vecinal, que ha empujado al Ayuntamiento a tener en cuenta su opinión. Hasta hace no muchos meses el Ayuntamiento seguía manteniendo la posibilidad de que las estructuras provisionales del mercado permaneciesen en la futura plaza, o al menos varias de ellas, con una finalidad imprecisa. Tras las protestas vecinales y la campaña en favor de la recuperación de los Jardines -una promesa que el consistorio había realizado por escrito cuando desmanteló la plaza, va a hacer ya cinco años- los reponsables municipales han decidido acoger la iniciativa vecinal y llevar a cabo el proyecto en colaboración con VHJ, como han confirmado en la reunión de ayer tarde", comenta un portavoz de la plataforma.

VHJ se constituyó con el objetivo de incidir en el diseño definitivo de los nuevos Jardines del Arquitecto Ribera, para los que no querían una plaza dura como las que se han estado realizando en distintos enclaves del centro de Madrid. Ante los rumores de que el Ayuntamiento se planteaba dejar en los Jardines de forma permanente alguno de los prefabricados provisionales que ahora los ocupan, la plataforma se movilizó y lanzó una campaña en contra de esta idea, logrando miles de adhesiones. Tras una reunión con el concejal de Centro, éste se comprometió a establecer una mesa conjunta de trabajo de la que saldría el diseño definitivo del espacio. Como los miembros de VHJ declararon no querer imponer un modelo para la futura plaza, puesto que no se sentían legitimados en modo alguno, propusieron realizar una serie de encuestas entre la gente del barrio y presentar los resultados de su estudio. Tras 546 encuestas, el sondeo indica que el deseo mayoritario de los vecinos es que se establezca "un espacio vegetado, con bancos para sentarse y sombra y con un suelo que no sea rígido. Un espacio de encuentro y disfrute".

Por parte del Ayuntamiento, el concejal presidente de Centro, volvió a reiterar a este periódico que en los Jardines del Arquitecto Ribera se haría lo que los vecinos decidan, al tiempo que se mostró muy contento con la vía de colaboración abierta con los vecinos y que, según él, conducirá a que el proyecto estrella del Ayuntamiento en la presente legislatura, la conclusión de la reforma del entorno de Barceló, se cierre con la creación de un espacio verde que deje contento a todo el mundo.

A la reunión de presentación de resultados también asistió el nuevo director del Museo de Historia de Madrid, un elemento clave en la manzana de Barceló y que está llamado a actuar como importante motor de la actividad cultural de la zona una vez abra por fin al público todas sus salas, algo que debería suceder en el presente ejercicio.

Luis

Hola,



Muchas gracias a Somos malasaña y a VHJ por la batalla dada. Adelanto cuál sería mi respuesta: parque cerrado de noche para evitar la suciedad del botellón; cuantos más árboles mejor; zona infantil y de perros; como mucho, kiosko de música. Me encantan los bares, pero no pasa nada si tenemos unos cuantos metros cuadrados sin una terraza de pago, mejor bancos públicos con respaldo para los vecinos.



Un saludo.
Etiquetas
Publicado el
9 de abril de 2014 - 14:17 h

Descubre nuestras apps

stats