Réquiem por el Estar Café

Entrada del Estar Café, en San Vicente Ferrer 20

Con este artículo no pretendemos enterrar un emblemático lugar como el Estar Café (San Vicente Ferrer, 20) antes de que muera sino anunciar su próxima defunción para que quienes lo hayan conocido cuenten con tiempo de pasar a despedirse de él y para que los que todavía no hayan tenido el gusto no se queden al margen de la historia: ¿quién en el barrio no ha estado alguna vez en este lugar? Si iniciáramos aquí una de esas cadenas del tipo "No eres de Malasaña si no...", que tanto recorrido tienen en las redes sociales, sin duda no faltaría aquel que apuntara a las primeras de cambio: "... si no has pisado el Estar Café". 

El Estar se traspasa y, tarde más o tarde menos, tiene los días contados. Avisado queda el respetable.

Con su adiós, además de otras muchas cosas, Malasaña perderá definitivamente a la camarera más amable que, posiblemente, se haya visto jamás por estos lares; algo que hoy en día, y visto lo visto en según qué sitios de la zona, es un activo tan importante como raro. Y es que sin desmerecer en absoluto a Pedro, el otro 50% del Estar, su hermana Delicias ha sido quien con su trato ha reinado entre las mesas de mármol del establecimiento, que lleva ya 36 años abierto.

Incontables la de cafés, cócteles o chocolates que habrán servido en este tiempo los hermanos Sahuquillo, casi tantos como horas habrán pasado sus clientes ante los más de 100 juegos de mesa que ponen a su disposición -muchos de ellos ya descatalogados-; alguno más que anécdotas de todo tipo atesorarán sus cabezas.

¿Dónde irán dentro de poco quienes durante años y años, los lunes, se han acercado al Estar a disputar unas míticas partidas de ajedrez que han reunido a parroquianos anónimos con otros famosos? ¿A dónde se trasladarán sus tertulias?

Seguro que llegado a este punto de casi final de crónica a más de uno se le habrá escapado un suspiro de resignación, cuando no una lágrima.



MEJOR PASARSE EN VIERNES O SÁBADO



De la 'devoción' que sienten muchos de quienes han sido sus clientes hacia Delicias habla el hecho de que tiene hasta un grupo de fans en facebook. Aunque desde el pasado mes de marzo está jubilada y ya no se la puede encontrar a diario en el Estar Café, los viernes y los sábados es posible aún verla entre las mesas de lo que fue su reino durante tantos años.

Salvador

Hola a todos los que habéis tenido la oportunidad de disfrutar del Café Estar y de la compañía de Pedro y Delicias.

Soy amigo incondicional de Pedro desde mucho antes de que se le ocurriera la idea de abrir su café y, desde luego, cuando lo hizo, me faltó tiempo para ponerme manos a la obra y diseñar su logo y su cartel.

Tenía la certeza de que su local sería algo especial y que duraría todo el tiempo que quisiera mantenerlo abierto porque Estar Café es un fiel reflejo de lo que Pedro es: un tío con una gran personalidad, con el que da gusto compartir una conversación, honesto como pocos, auténtico y del que estar orgulloso de encontrarse entre sus amigos.

Como en la vida misma, los ciclos se abren y se cierran.

El ciclo de Estar Café está llegando a su fin, pero para los que hemos pasado tan buenos momentos allí, seguirá siempre formando parte de nuestra historia y la de Malasaña. Y yo, particularmente, me siento muy orgulloso de ser una pequeñísima y modesta parte de esa historia.

Si estamos a tiempo, quizá se podría organizar una gran despedida en el local, antes de su cierre.

Como anécdotas, recuerdo dos. La primera, es que Pedro tuvo que poner un candado al cartel que tenía puesto junto a la puerta porque decía que se lo robaban continuamente. Y la segunda, es que (corregidme si no estoy en lo cierto, por favor), la fachada de Estar Café y su cartel, aparecen en el primer video clip musical (con una producción importante) que se hizo en España y que protagonizaba Tino Casal.

Un abrazo, Salvador Romero.

Gerardo

Pues es un putadón... ¿36 años ya? Caray...

Isaías EB

Una verdadera lástima :(

akteowatch

I'm really sad that Cafe Estar is gone ... I used to visit all the time and I knew Delicias. We went on a small trip one weekend to visit a town outside Madrid. This just makes me really sad. - Robert in New York.



Siento mucha tristeza enterarme de que ya no existe el Cafe Estar sino entre memorias. Iba constantemente cuando vivía y estudiaba en Madrid en los años 90 y conozco a Delicias. Incluso fui con ella de excursión a un pueblo de los alrededores de Madrid. Me siento muy triste. Robert en Nueva York.
Etiquetas
Publicado el
10 de julio de 2015 - 10:58 h

Descubre nuestras apps

stats