La portada de mañana
Acceder
Los técnicos se topan con la resistencia de los gobiernos en la sexta ola
La Constitución que tras 43 años ni se renueva ni se cumple
OPINIÓN | Todos de puente, por Antón Losada

Cierra el Costello, la pequeña sala de conciertos de Madrid donde empezaron grandes grupos

El cantante de Supersubmarina, en una prueba de sonido en el Costello en febrero de 2014

Apenas cabía un centenar de personas en la sala aunque, pese a su tamaño, en el Costello pasaban cosas grandes. El número 10 de la calle Caballero de Gracia era desde que abrió -octubre del año 2006- un refugio para la música, una cueva donde arrancar proyectos o simplemente disfrutar escuchando, casi palpando, a los intérpretes. Un lugar donde actuaron en sus inicios bandas nacionales de referencia como Viva Sueca, Supersubmarina, Izal, Vetusta Morla o Miss Caffeína, además de numerosas bandas internacionales. Un sitio que a partir de ahora será un recuerdo, porque cierra para siempre.

"Querida familia del Costello Club, queremos comunicaros que después de 16 años de andadura hemos decidido terminar esta etapa de nuestro club". Así arrancaba la carta de despedida publicada anoche por los dueños del local, los hermanos Dani y Paco Marín, con la que ponían el punto final a una sala que abrió por última vez antes de la pandemia y no volvió a subir la persiana desde entonces.

Sus impulsores no quieren, sin embargo, asociar el fin del proyecto a la crisis del coronavirus, que tanto ha golpeado el sector de la música en vivo: "Esta decisión viene motivada únicamente por una reflexión de los socios al querer finalizar un periodo de nuestras vidas", afirman a la vez que dicen haber cumplido "con creces todos los objetivos, retos y sueños que nos marcamos".

 "Tenemos tantos momentos inolvidables vividos que nuestra sensación, lejos de la tristeza, es de satisfacción por haber contribuido con nuestro granito de arena a que esta gran ciudad tenga la escena musical y artística que se merece", explican antes de agradecer a músicos, trabajadores y clientes. "Esperamos haber aportado algún gran momento en vuestras vidas que podáis recordar para siempre".

El cierre del local no supondrá sin embargo el final de esta sala situada junto a la Red de San Luis. En breve abrirá otro proyecto, "con otro nombre y nuevos propietarios", del que todavía se desconocen los detalles. Habrá que esperar para ver si es capaz de llenar el enorme hueco que deja el Costello para la música en directo de Madrid.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats