Crónica de una mañana de votación en Tetuán: colas y familias reclamando mejoras para la educación pública a Martínez Almeida

La cola del Jaime Vera torcía en el cruce por la calle de Teruel

1

Las votaciones se están realizando hasta mediodía con normalidad en los colegios electorales del distrito de Tetuán donde, como en el resto de centros electorales de la Comunidad, se han registrado largas colas que, a veces, daban la vuelta a la manzana.

Aunque se ha registrado una subida de la participación de dos puntos hasta las 13 h. las razones de las colas hay que buscarlas más en el protocolo Covid y las colas únicas de entrada a los centros, que creaban cuellos de botella cuando alguna mesa o sección tenía algún problema. Esto es lo que ha sucedido en el Colegio Público Jaime Vera, donde la cola ha sido especialmente larga: durante gran parte de la mañana serpenteaba por la acera de la calle Bravo Murillo para adentrarse después por la calle de Teruel.

Javier, por ejemplo, ha tardado unas dos horas en votar (aunque las colas eran largas en el resto de colegios, avanzaban rápido y no se tardaba más de media hora). “Hemos estado mucho tiempo allí, al llegar a la altura de la puerta del colegio (la cola seguía en el interior, en el patio), un policía visiblemente agobiado ha dicho a las personas de determinadas secciones que podían pasar, que la cola estaba formada por problemas en unas secciones concretas (de la 40 en adelante).”

Como la cola era larga, la gente de detrás no se enteraba de esta circunstancias y, salvo quienes han podido pasar antes por el aviso informal del policía, la gente ha tenido que esperar hasta dos horas. “Con todas las sillas que hay en un colegio no se entiende que no hayan sacado más para la gente mayor, que aunque tenía su cola también ha tenido que esperar bastante, yo he visto solo un par de sillas en el patio del colegio”. Por momentos, la relación de los encargados de hacer cumplir el protocolo Covid ha sido complicada con los vecinos que acudían a votar, ha cundido el nerviosismo en los dos sentidos y una de las chicas encargadas de ello ha llegado a llorar. A partir del mediodía se han solucionado los problemas organizativos.

Un poco más al norte, en el Colegio Público Ortega y Gasset, las familias del AMPA no han querido dejar pasar la ocasión de evidenciar frente al alcalde Martínez Almeida –que vota en este centro de la calle Orense– su malestar por los problemas de infraestructuras que tiene el centro. Las familias, que han acudido con pancartas, ya dieron a conocer la semana pasada un vídeo en el que rechazaban la Gran Cruz de la Orden del Dos de Mayo con que la Comunidad de Madrid reconoce la conducta ejemplar de los escolares al servicio de la sociedad durante la pandemia. En el vídeo se reclamaban mejoras para la educación pública en general y para el Ortega y Gasset en particular.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats