Largas colas en los centros de votación de Malasaña en el arranque de la jornada electoral del 4M

La cola para votar en el colegio Pi i Margall sube por la calle de San Andrés

Como en muchos de los 1.084 colegios electorales de la Comunidad de Madrid, abiertos desde las nueve de la mañana, en los de Malasaña se están registrando largas colas para ejercer el voto en el arranque de la mañana electoral. El premio a la más larga se lo lleva la que en la plaza del Dos de Mayo subía por la calle de San Andrés. Quienes esperaban a depositar su papeleta en el colegio Pi i Margall debían armarse de paciencia.

Tampoco se quedaban muy atrás las colas que se registraban por la calle de la Palma, para quienes votan en el instituto Lope de Vega, y la de la calle Amaniel, para quienes lo hacen en el Cardenal Cisneros: filas que doblan esquinas y remontan vías cercanas a las entradas de los centros de votación.

Las esperas se debían a que, al ser día laborable, muchas personas habrían decidido acudir a votar antes de comenzar su jornada de trabajo y, al mismo tiempo, a las distancias y medidas de seguridad que exige este primer día de votación en época de pandemia.

Atendiendo a esta última situación especial, la Comunidad de Madrid ha recomendado distintas franjas horarias para que se vaya a votar, según el grupo de población al que se pertenece, si bien el consejo no es de obligado cumplimiento y en las colas matutinas de Malasaña predominaba la heterogeneidad de su composición.

En cualquier caso, lo recomendado por la Comunidad es que de 10:00 a 12:00 horas voten los mayores de 65 años o personas con discapacidad, de 12:00 a 19:00 el resto de población y de 19:00 a 20:00 horas las personas con coronavirus o sospechosas de tenerlo.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats