La portada de mañana
Acceder
El apoyo del Congreso y empresarios encarrila la gestión de los indultos
Saber cuánto dura la inmunidad al nuevo COVID determinará la pandemia
Opinión - Subvencionar a los niños que quiere Vox, por Ignacio Escolar

Destrozan la placa del monumento de Chillida al alcalde Agustín Rodríguez Sahagún en Tetuán

La estela de Chillida y la placa que la acompaña, rota

La placa de la estela funeraria dedicada al alcalde Agustín Rodríguez Sahagún en el parque que lleva su nombre lleva en torno a un mes rota. La inscripción deteriorada acompaña a la estatua del escultor Eduardo Chillida y dice “Estela funeraria de Eduardo Chillida. El Ayuntamiento de Madrid a su alcalde Agustín Rodríguez Sahagún. 1989-1991”, junto con el escudo y el logotipo de la ciudad.

La estatua y la placa han sido objeto de vandalismo en numerosas ocasiones (normalmente, pintadas) pero en esta ocasión han quebrado la inscripción, aparentemente, con un objeto contundente. Las semanas pasan y la placa cada vez se encuentra en peor estado, faltando ya algunos de sus fragmentos.

La obra costó 70 millones de pesetas y se inauguró en enero de 1995 con la presencia del alcalde Álvarez del Manzano y la familia del homenajeado. El escultor vasco dijo en una entrevista que su relación con el primer edil fue “Escasa, pero buena”. A lo que añadió: “Me impresionó su forma de morir: tranquilo, en silencio, sin aspavientos. Cuando me encargaron la escultura, acepté sin más, y- le hice una estela funeraria de acero. Creo que vivió como se debe vivir y como se debe morir. Con inteligencia y discreción”.

La ficha técnica de la obra en la web del Ayuntamiento Monumentamadrid la describe de la siguiente manera:

“En una ladera del parque orientada al Suroeste se emplaza sobre un prado la escultura de Eduardo Chillida. Consiste en un cuerpo prismático de proporción vertical construido en acero de oxidación controlada, que en su tercio superior se corta con dos hendiduras en cruz, que liberan al prisma de su geometría rectilínea permitiéndole torsionar sus cuatro partes separadas en diferentes direcciones. Esa expresión de liberación y de metamorfosis de lo geométrico a lo orgánico está en la intención de la escultura y en su interpretación de la naturaleza arbórea, como lo está la perfecta plasticidad del volumen desde cualquier punto de vista. En su base se abraza por una plataforma plana e irregular de fundición de hierro que deja libre una de las aristas hasta el cimiento, el cual se hace visible como un círculo de hormigón a ras del césped que previamente se ha modelado en forma de cuenco. A unos diez metros, al borde del camino se emplaza un taco cúbico de placas de piedra de granito, cortado en bisel por su parte superior, en la que lleva una placa metálica con la inscripción grabada: EL AYUNTAMIENTO DE MADRID / A SU ALCALDE / D. AGUSTIN RODRIGUEZ SAHAGUN / 1989 – 1991”.

Agustín Rodríguez Sahagún fue Ministro de industria y de Defensa durante el gobierno de la UCD, y alcalde de Madrid, tras una moción de censura, entre los años 1989 y 1991. Este año se puso su nombre al parque de la zona noroeste de Tetuán construido sobre las antiguas tierras de la Huerta del Obispo. Era conocida su afición por el arte contemporáneo y por la obra del escultor donostiarra.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats