Tercer verano sin piscina en Tetuán: vecinos exigen el arreglo y reapertura de Francos Rodríguez

Actual estado de la piscina

La piscina del Centro Deportivo Municipal Francos Rodríguez (calle de Numancia, 1), conocida popularmente como El Quijote, lleva cerrada desde agosto de 2019. Aquella temporada estival tuvo que cerrar antes de tiempo por la caída de un árbol, tras la que se detectó que eran necesarios ciertos arreglos. La temporada pasada no abrió por el Covid, como el resto de piscinas municipales y esta… porque aún no se han llevado a cabo las reparaciones necesarias.

En la puerta se puede leer un aviso de que la piscina permanecerá cerrada mientras se llevan a cabo las obras de reparación. Sin embargo, dentro del recinto no se aprecia actividad, lo que ha llevado al enojo de los vecinos,  que ya han asumido que este verano tampoco podrán hacer uso de la piscina de su barrio.

Ana es una de las vecinas que se han implicado para conseguir que la piscina de Francos Rodríguez reabra lo antes posible. “Siempre estamos en contacto con los problemas del barrio, el parque infantil, por ejemplo, es un lugar donde se habla mucho de esto, también las AMPAs… alguien pasó por delante de la puerta y vio unos papeles escritos a mano, junto al cartel del cierre de la piscina, donde se convocaba a una manifestación de protesta". Esta pequeña protesta informal, que tuvo lugar el pasado 20 de junio, propició que se juntaran media decena de vecinos y vecinas que, desde entonces, han iniciado contacto con grupos políticos, medios de comunicación y han abierto una cuenta de Twitter que tiene por nombre @abramosquijote

“Por ahora nos han hecho caso PSOE y Más Madrid”, nos cuenta, y con ambos grupos políticos tienen programada una reunión esta semana. La protesta de este grupo de vecinos tiene como horizonte la defensa de los servicios públicos. “Ahora se habla mucho de la España de las piscinas, pero son mucho los barrios y las familias que no disfrutan de este privilegio en sus casas”.

Además, llueve sobre mojado, porque la piscina ya ha estado cerrada en ocasiones anteriores. En 2016 tuvo que echar el cierre por una avería de la depuradora y no reabrió hasta 2017. “Es una instalación que no se ha mimado nada, el descuido ha sido total”, apunta Ana.

La piscina El Quijote cuenta con una gran piscina para adultos en un entorno verde privilegiado pero, además, era muy conocida por su piscina infantil, de poca profundidad y con una fuente –“la seta”– en el centro. En temporada estival era utilizada por muchos de los campamentos urbanos de la zona norte de Madrid (e incluso del distrito Centro, donde no hay piscina pública de verano).

 “Es casi un atentado a los derechos de la infancia”, comenta Ana indignada ante la realidad del severo verano madrileño, durante el que muchas familias no tienen posibilidades de salir de la ciudad.

En el último pleno municipal el grupo Más Madrid preguntó por la situación de la instalación. Aunque no se conocen plazos, parece que las obras podrían comenzar por fin este mes de agosto y el resultado final de las mismas debería llegar a su fin con una piscina que se pueda utilizar durante todo el año. No se saben más detalles de momento.

El PSOE, por su parte, hizo una visita a las instalaciones de la piscina el pasado 6 de julio con una delegación que incluía a Mar Espinar, Portavoz de Cultura, Deporte y Turismo, en la que pudieron constatar el estado ruinoso del recinto.

“Después de la visita del PSOE se corrobora que no se justifica de ninguna manera el cierre tan prolongado de las instalaciones después de la caída del árbol en 2019, que solo ha empeorado la situación de la instalación”, explica la portavoz de los vecinos organizados, que temen que las obras se retrasen más y tampoco puedan bañarse el próximo curso.

Además de la de Francos Rodríguez, Tetuán también tiene cerrada la piscina cubierta del Triángulo de Oro hasta el año 2022 por obras y todavía aguarda saber cuándo se iniciará la construcción de la de Cuatro Caminos, después de que el equipo de Almeida anulara a su llegada el concurso para levantarla. Además, en el resto de la ciudad este verano están cerradas también por obras las piscinas de Puente de Vallecas y de Fuencarral, y hasta seis distritos madrileños carecen de una piscina pública de verano. Los vecinos de esta parte de Moncloa y de Tetuán (pues el polideportivo está en la frontera entre ambos distritos) se quedan este año sin una alternativa asequible y cercana, pero no se resignan a no poder bañarse sin usar la tarjeta de transporte: se han propuesto que su piscina abra cuanto antes.

Etiquetas

Descubre nuestras apps