El viaje de Ayuso a Miami: música latina y una rotonda para la Comunidad

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, acude a un partido de baseball entre los Miami Marlins y los Mets de Nueva York

David Noriega


23

Isabel Díaz Ayuso aterrizó el viernes en Miami empeñada, como siempre, en dar todas las batallas culturales. El viaje oficial, que se alargó hasta este martes, estaba pensado para atraer inversión extranjera y estrechar lazos con Estados Unidos, pero la presidenta madrileña no ha perdido la ocasión de reivindicar la Hispanidad, criticar el comunismo y proponer un nuevo orden mundial. Todo ello, mientras se reunía con representantes de Universal y Sony para convertir Madrid en la capital de la música latina, visitaba un rotonda dedicada a la región, acudía a un partido de baseball o se dejaba querer por hosteleros y empresarios, algunos de ellos ya vinculados con España.

Las urgencias de Atención Primaria cerradas por Ayuso

Las urgencias de Atención Primaria cerradas por Ayuso

“El día que las democracias liberales nos organicemos seriamente en todos los aspectos, y no solo en el empresarial, en torno a la Hispanidad, ofreceremos al mundo una nueva potencia que vuelva a ser riqueza y contrapeso en el orden mundial”, afirmó a 7.000 kilómetros de la Puerta del Sol ante los únicos micrófonos de OkDiario, Telemadrid y la agencia Efe.

Una semana después del triunfo absoluto de Juan Manuel Moreno Bonilla en las elecciones andaluzas, que ha enfrentado sus resultados con la forma de hacer política de la presidenta madrileña, Ayuso se ha ausentado del país durante cinco días, en un viaje que ha criticado la oposición. Por un lado, porque coincide con el cierre de los servicios de urgencias de atención primaria y el colapso de los hospitales. Por otro, por las dudas sobre la rentabilidad de la visita para las inversiones en la Comunidad.

El mismo día que Pedro Sánchez compartía rueda de prensa con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, y se reunía con el presidente de EEUU, Joe Biden, la presidenta madrileña volvía a España tras un viaje para atraer inversores, pero en el que no ha escatimado en sus críticas habituales al Gobierno de España. “No nos gusta el comunismo en Madrid y tampoco nos gusta la tendencia totalitaria que estamos viendo, donde se está cada vez más asfixiando a las instituciones”, dijo durante un almuerzo con representantes de la hostelería.

“Seremos leales con el Gobierno, solo faltaba”, contraponía Ayuso, que ha abonado desde Estados Unidos el intento del PP de sembrar dudas sobre el recuento de los votos en las elecciones españolas. Si este lunes el vicesecretario institucional del partido, Esteban González Pons, había afirmado que “el CIS hace las encuestas electorales, el INE el censo e Indra cuenta los votos” y que confían “en los profesionales de estas instituciones, pero no en la voluntad de Sánchez”, la líder de los populares madrileños ya había avanzado el domingo que “lo que está en tela de juicio” son esas mismas instituciones y “todo aquello que recuerda al Estado dónde tiene sus límites, aquellos contrapesos que nos hemos dado en democracia”.

Ayuso viajó a Miami la noche del viernes, pocas horas después de conocer que la Fiscalía Anticorrupción archivaba la investigación sobre los contratos de los que se benefició su hermano y por los que se pagó hasta un millón de euros por mascarillas que le costaron 500.000. Aunque no hizo declaraciones a la prensa tras su comparecencia en la Asamblea de Madrid por el nombramiento de Enrique Ossorio como vicepresidente, la mandataria regional sí protagonizó una tournée radiofónica, poco antes de viajar a Estados Unidos. Intervino en esRadio, Cadena Cope y Onda Cero Radio, donde acusó a la antigua dirección de Pablo Casado de llevar a cabo una “política destructiva y maniquea” y a la izquierda de que “no van a parar nunca hasta que expulsen de la vida política a los adversarios, como ocurre en Nicaragua y Cuba”.

Con este discurso, Ayuso aterrizó a Estados Unidos, donde la primera jornada de su viaje se reunió con el presidente de Universal Music para América Latina y España, el gallego Jesús López. A él, le ofreció la creación de un “hub musical” en la Comunidad para “facilitar el desarrollo artístico y nuevos valores” y le compartió la importancia de estudiar “qué tipo de gente va a Madrid, qué estilo de música busca y programar la oferta cultural en base a esos datos”. Una oferta que, por el momento, no se ha traducido en nada concreto. De hecho, la multinacional ya está presente en la Comunidad, a través de Universal Music Spain.

Ese mismo día, por la noche, la presidenta participó en una cena con empresarios de la Cámara de Comercio España-Estados Unidos, que habían pagado entre 100 y 150 euros por comensal, donde fue recibida por el vicepresidente del organismo. Allí insistió en establecer paralelismos entre ambas regiones, en un discurso que ha repetido durante los siguientes días: “La forma libre de ver la vida ha convertido a Miami y a Madrid en la segunda casa de millones de personas que huyen del desánimo, del paro, del comunismo y de otros regímenes dictatoriales que siempre aportan los mismos resultados”.

El sábado, Ayuso participó en un desayuno con inversores americanos de Florida y, después, fue homenajeada por un grupo de hosteleros españoles afincados en la ciudad en el restaurante Crazy about you –Loco por ti–. La presidenta aprovechó esta jornada para felicitarse por la ausencia de impuestos propios en la región, de tener el IRPF más bajo de España y no disponer de ingresos por Patrimonio ni Sucesiones, mientras presumía de gestionar “una gran Sanidad pública con cobertura universal y hospitales públicos que se encuentran entre los mejores del mundo”.

“Sospechamos que no traiga nada debajo del brazo”

Esta afirmación llegaba la misma semana en la que su Consejería de Sanidad había anunciado el cierre definitivo de una veintena de Servicios de Urgencias de Atención Primaria y los hospitales de la región están saturados. “Desde Miami (Ayuso) va a arreglar muy mal el problema del colapso de hospitales que estamos sufriendo”, ha afeado el portavoz socialista en la Asamblea, Juan Lobato, que ha considerado que “cerrar las urgencias e irse a Miami para que se olvide la gente de lo que está haciendo no es lo más responsable”. “Lo que debería estar pensando es en la tranquilidad, la seguridad y la calidad de vida de las familias madrileñas”, aseguró.

“En un momento en el que tenemos otra vez las urgencias absolutamente colapsadas, que estamos los madrileños preocupados por la crisis económica y social, la señora Ayuso se va 7.000 kilómetros a que la entrevisten Okdiario y Telemadrid y a lo que nosotros sospechamos, que no traiga absolutamente nada debajo del brazo”, ha coincidido la líder de la oposición, Mónica García. Más Madrid ha registrado una batería de preguntas para conocer cuáles son “las supuestas inversiones” que ha conseguido la presidenta. “Justo hoy ya comentaba que tenía un acuerdo del que, por supuesto, vamos a pedir todas las explicaciones”, ha indicado.

La Comunidad ha anunciado este martes que está “ultimando” un acuerdo económico y cultural con el condado de Miami Dade. Un documento que, por el momento, no es más que una “declaración de intenciones que se firmará más adelante”, indican. Ayuso sí ha rubricado un acuerdo de hermanamiento entre ambas zonas con la alcaldesa Daniella Levine, que le entregó las llaves del condado y se mostró “orgullosa” de los lazos con España y su capital. De hecho, los únicos compromisos concretos que ha arrancado la presidenta en su viaje a Estados Unidos son más simbólicos que económicos. El otro es una rotonda que llevará el nombre de la Comunidad de Madrid, donde se instalará una escultura del artista español Eladio de Mora dEmo: un gran oso rojo con las estrellas blancas de la bandera regional.

Para la presidenta, el balance “no puede ser más positivo”. “Lo que hemos hecho ha sido, sobre todo, dar a conocer el festival de la Hispanidad, que ha tenido una gran acogida y que se celebrará en Madrid entre el 4 y el 12 de octubre”, ha señalado. Además, a su vuelta ha indicado que “más de veinte” inversores están interesados “en ir a Madrid a llevar sus proyectos” y ha asegurado que ha realizado entrevistas con la CNN, el Miami Herald, Mega TV y Albavisión.

El domingo, la presidenta conoció el trabajo de la Fundación Marlins y acudió a un partido de baseball del equipo Miami Marlins contra los Mets de Nueva York, por el South Florida Black Legacy Tribute Day, un homenaje a los ciudadanos negros del sur del estado. La asociación utiliza el deporte para promover hábitos sociales, educativos y de alimentación saludables entre los jóvenes. Ayuso ya reconoció desde Madrid, antes de viajar a EEUU, que a su Gobierno le “preocupa mucho” los problemas de “obesidad, la hipertensión, la diabetes o el tabaquismo” entre los menores. Unas declaraciones que llegaron después de que la presidenta haya atacado al ministro de Consumo, Alberto Garzón, por promover una alimentación saludable entre los más pequeños.

Lo que sí ha anunciado Ayuso durante este viaje es un proyecto de aceleración de empresas culturales y un fondo de inversión para el sector. Durante un encuentro organizado por Invest in Madrid, la oficina regional para atraer inversores extranjeros, con empresarios de la Cámara de Comercio Latina de EEUU (Camecol), en el que estuvo presente su presidente, Joe Chi, la presidenta ha explicado que el Gobierno está “preparando una licitación a la que podrán optar entidades privadas de reconocida solvencia y experiencia para que la mejor realice las funciones de aceleradora cultural de la Comunidad de Madrid”, en la que será una nueva concesión al sector privado del Ejecutivo madrileño.

Como lo será también el fondo de inversión, “que no existe ni a nivel autonómico ni nacional, y en el que la colaboración público-privada será nuevamente esencial”, ha destacado. El Gobierno regional destinará a este fin cuatro millones de euros en los próximos años. “Para nosotros, el audiovisual no solo es un motor económico muy importante a nivel nacional. También es un vehículo de transmisión de conocimiento, de cultura y de valores que debemos fomentar, como hemos hecho siempre, a través de la colaboración público-privada y atrayendo a los actores más importantes del sector a Madrid”, ha insistido.

“Está promoviendo acuerdos económicos”

Por su parte, el portavoz del Grupo Parlamentario Popular en la Asamblea de Madrid, Pedro Muñoz Abrines, ha criticado “la reacción de los grupos parlamentarios de la oposición”, contrarios al viaje de la presidenta. “Está promoviendo acuerdos económicos y culturales que pueden ser muy importantes para nuestra región”, que puede ser “punto de enlace de América con Europa”, pronosticó. “Del otro viaje a EEUU, aparte de la pantomima y la propaganda del viaje, tampoco recibimos nada los madrileños y las madrileñas y por cierto, es la segunda vez que va la señora presidenta a EEUU y todavía no la hemos visto en ningún centro de salud”, había afeado Mónica García.

Lo hacía recordando la visita de Ayuso a Nueva York en septiembre del año pasado. En aquella ocasión, la presidenta volvió a hacer bandera por la Hispanidad, atacó el indigenismo y llegó a criticar abiertamente al Papa Francisco, por disculparse en nombre del Vaticano por los “pecados” de la Iglesia Católica durante la colonización de América.

La comitiva madrileña ha puesto fin a su visita a Miami con un encuentro con el presidente de Sony Music US Latin, Alex Gallardo, en el que le ha trasladado el esfuerzo del Gobierno regional por convertir a la Comunidad en el epicentro de la música latina en Europa y que Madrid sea la capital de la música en español.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats