Sánchez y Biden se comprometen a colaborar en una gestión de la migración que “garantice un trato justo y humano”

Pedro Sánchez recibe al presidente de EEUU, Joe Biden, en Moncloa.

Irene Castro


12

“España y Estados Unidos somos aliados, somos socios estratégicos, somos amigos”. Así ha comenzado Pedro Sánchez su intervención junto al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, con quien se ha reunido durante algo más de una hora en el Palacio de la Moncloa. “España es un socio indispensable”, ha dicho Biden tras el encuentro que ha definido como una reunión “muy cálida” que se ha producido nada más aterrizar en Madrid para su participación en la cumbre de la OTAN. Los dos mandatarios han firmado una declaración conjunta a la que el Gobierno le da la máxima relevancia y que supone una actualización de las relaciones que sellaron los dos países en 2001, con José María Aznar y George Bush como presidentes. Uno de los principales puntos que recoge el documento es el compromiso de “promover una migración segura, ordenada y regular”.

La Fiscalía abre una investigación sobre las muertes de la frontera de Melilla

La Fiscalía abre una investigación sobre las muertes de la frontera de Melilla

“Ambos países tienen la intención de colaborar en un enfoque integral para la gestión de los flujos migratorios irregulares que garantice un trato justo y humano de los migrantes”, señala el texto rubricado apenas tres días después de que 37 personas hayan perdido la vida en la valla de Melilla por la actuación policial que ha aplaudido el presidente español, aunque la Fiscalía acaba de anunciar que inicia una investigación. En Texas se ha encontrado un camión abandonado con 50 cadáveres de personas migrantes.

“Ambos países también prevén coordinar esfuerzos para abordar las causas fundamentales de la migración irregular y trabajar para fortalecer las vías legales, con especial énfasis en los países de América Latina y el Caribe. España y Estados Unidos reconocen igualmente la importancia de una cooperación permanente en la respuesta a los retos de la migración irregular en la región del norte de África”, señala la declaración conjunta.

Sánchez consigue así un compromiso para una de las principales preocupaciones del Gobierno, que son los flujos migratorios en la frontera con Marruecos, aunque los miembros del Gobierno presentes en la comparecencia de Sánchez y Biden han separado completamente la masacre de Melilla del enfoque migratorio en España con carácter general. “En la experiencia, la política migratoria española es una política muy respetada y reconocida, tiene un enfoque integral, que es extraordinariamente complejo”, señalan fuentes de Moncloa en referencia a la “migración circular”. Biden se ha interesado por el fenómeno migratorio pensando en América Central y para fijarse en las “buenas prácticas de la gestión de flujos”, señalan esas fuentes, que sostienen que el documento es una proyección a quince años y no se puede poner la mirada en hechos puntuales.

El aumento de la presencia de EEUU tiene que ir al Congreso

Aunque el documento no hace una mención expresa a la necesidad de reforzar la seguridad en el denominado flanco sur, que es una de las peticiones de España de cara al nuevo concepto estratégico que saldrá de la cumbre de la OTAN, sí lo han mencionado ambos mandatarios. El español se ha referido a los “desafíos cada vez más prominentes en una región como el Sahel”.

También Biden ha enviado un mensaje en esa dirección: “Vamos a dar nuevos pasos con nuestros colegas en Europa, pero lo fundamental es que juntos, la Alianza, está haciendo frente a las amenazas que proceden del este y también a los desafíos del sur. La OTAN está centrada en todos los ámbitos, en todas las direcciones por tierra por mar y por aire”. Fuentes gubernamentales confían que en EEUU apoye esa aproximación en el nuevo concepto estratégico que saldrá de la cumbre que se celebra estos días en Madrid.  

La Administración Biden ha comunicado a los periodistas que acompañan a la delegación estadounidense en el avión presidencial la intención de aumentar de cuatro a seis los buques destructores desplegados en la base de Rota -el acuerdo lo recoge de manera genérica con el “estacionamiento de buques de guerra estadounidenses adicionales”- y es un compromiso que ha manifestado también en la comparecencia en el que ha señalado que le gustaría que se pusiera en marcha “más pronto que tarde”. No obstante, dado que supone un aumento del personal desplegado y una modificación del Convenio de 1988, esa voluntad tiene que aprobarse en el Consejo de Ministros y ser refrendada en el Congreso de los Diputados, según fuentes gubernamentales, en un momento en el que los aliados de Sánchez se oponen a un incremento del gasto militar.

En Moncloa por el momento no quieren anticiparse ni a los tiempo ni a la posición que tendrán los grupos parlamentarios, entre ellos Unidas Podemos. Pero sostienen que es una medida en la que llevaban mucho tiempo trabajando y que “es una apuesta por el sur”, como venía reclamando España.

“Hoy estamos juntos para defender nuestra seguridad compartida, para resaltar la alianza trans atlántica y para hacer frente a los desafíos del futuro”, ha dicho Biden, que se ha comprometido a seguir enviando equipos y materiales a Ucrania así como a “seguir aplicando sanciones a Rusia”. “Vamos a seguir apoyando al pueblo ucraniano en su respuesta a este ataque sin precedentes, contra su democracia”, ha aseverado.

“El objetivo de Putin es acabar con el orden mundial actual, muchas gracias, presidente y también al pueblo de España por el compromiso, por el apoyo que habéis prestado a la hora de acoger a más de 140.000 refugiados ucranianos en España. Esto es algo increíble y es un gran testimonio para todos los pueblos”, ha agregado el presidente de EEUU que ha destacado el “excelente liderazgo” del socialista en “estos momentos de crisis”. “Hemos tenido una conversación muy fructífera y espero que sigamos conversando de manera fructífera en el futuro”, ha acabado Biden.

Sánchez, por su parte, se ha despedido del presidente estadounidense dejando claro el rechazo del Gobierno a la política de Donald Trump: “Quisiera agradecer al presidente Biden su papel para reconducir las relaciones comerciales trasatlánticas que en el último año han permitido solucionar diferencias pasadas, emprender una senda positiva y olvidar ese pasado y mirar al futuro con esperanza”. “Estamos agradecidos de tener a Estados Unidos de vuelta al multilateralismo. Puedes contar con España como un socio sólido y amigo”, ha rematado Sánchez tras rubricar un acuerdo, que además de cuestiones sobre seguridad, migraciones o defensa, hace alusión a la lucha contra el cambio climático y los compromisos de cero emisiones en 2050 adquiridos en el Acuerdo de París del que se desmarcó Trump o la defensa de los derechos humanos y la igualdad de género. 

Sánchez y Biden han comparecido sin preguntas de los periodistas en la sala Barceló del Palacio de la Moncloa tras mantener un encuentro más de una hora la víspera de que empiece oficialmente la cumbre de la OTAN que se celebra en Madrid. Al presidente de Estados Unidos le había recibido previamente el rey Felipe VI en la base aérea de Torrejón al aterrizar en el Air Force One procedente de Alemania, donde se habían reunido los líderes del G-7. Biden mantendrá posteriormente un encuentro el jefe del Estado en el Palacio Real, donde los monarcas presidirán una cena con los jefes de Estado de los países que forman parte de la alianza atlántica.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats