La portada de mañana
Acceder
La vacunación irregular de políticos alerta sobre el plan de inmunización
Los primeros 100 días de Biden, entre la pandemia y la crisis económica
Opinión - Ego non te absolvo, por Elisa Beni

Audi Q8, buque insignia en formato todocamino

El diseño exterior del Audi Q8 destaca por su línea de techo tipo cupé.

Pedro Umbert

Audi ha dado a conocer las primeras imágenes y especificaciones de su esperado SUV de lujo Q8, que llegará a los concesionarios europeos en el tercer cuatrimestre de este año. Con un lujo y un despliegue tecnológico a la altura del otro buque insignia de la marca, el A8, se convierte junto con él en el máximo embajador del refinamiento de que es capaz la marca de los cuatro aros, solo que en su declinación más a la moda, esto es, todocamino.

El quinto miembro de la familia Q tiene las dimensiones generales de un Q7, pero parece mucho más bajo debido a una carrocería de acentuada forma coupé. Próximo a los cinco metros de longitud, dispone de una batalla que ronda los tres, lo que se traduce en un espacio interior sobresaliente. Solo disponible con cinco asientos, podrá montar la clásica banqueta trasera corrida o bien tres asientos individuales regulables longitudinalmente. Sobre la capacidad de carga, Audi únicamente declara por ahora que llegará hasta los 1.755 litros con las tres plazas traseras abatidas.

En el opulento exterior destacan la característica parrilla Singleframe de forma octogonal, la elegante línea descendente del techo y unos prominentes pasos de rueda capaces de albergar llantas de 22 pulgadas, todo ello salpicado de guiños al diseño del legendario Audi quattro. El coche lleva de serie faros led, y opcionalmente los HD Matrix Led, en tanto que los grupos ópticos traseros se hallan conectados por una línea de luz como sucede en el A8.

En el interior, cuidado hasta los mínimos detalles, sobresalen el virtual cockpit de serie 12,3 pulgadas y un MMI touch response que se despliega en dos pantallas: una superior de 10,1” para las funciones de navegación e infoentretenimiento y otra inferior de 8,6” para climatización y confort.

Entre la apabullante tecnología que puede incorporar, es justo destacar sistemas como el control de crucero adaptativo, el asistente de eficiencia y el de cruce, el dispositivo de alerta por cambio involuntario de carril, el asistente de bordillos y la cámara de 360 grados. El equipo de navegación ofrece una serie de sugerencias de destino basándose en las preferencias del conductor y los trayectos realizados con anterioridad. A partir de 2019 estará disponible un sistema de aparcamiento remoto para garajes.

Dado que Audi no renuncia a nada con este SUV que deberá medirse con rivales como los Porsche Cayenne, Bentley Bentayga o Lamborghini Urus, el Q8 promete un gran desempeño también fuera del asfalto. Para ello dispone de tracción total con un diferencial central mecánico que transfiere la fuerza del motor entre los ejes delantero y trasero en una proporción (40:60) que se modifica en función de las circunstancias del momento. Entre sus opciones figuran la suspensión neumática adaptativa y el eje trasero direccional.

Por lo que respecta a los motores, la marca alemana se ha limitado a anunciar que todos ellos usarán la tecnología Mild-Hybrid (MHEV), consistente en un sistema eléctrico principal de 48 voltios que incorpora una batería de iones de litio y un alternador. El sistema permite recuperar energía en las frenadas, largas fases de circulación con el motor desactivado y la entrada en funcionamiento del start&stop a partir de 22 km/h.

RASTREATOR - WIDGET END RASTREATOR - WIDGET

Etiquetas
Publicado el
8 de junio de 2018 - 11:12 h

Descubre nuestras apps

stats