eldiario.es

9

MOTOR

Hyundai condensa su visión del futuro en el 'concept car' eléctrico Prophecy

Este prototipo abre un universo nuevo de posibilidades para nuevos diseños y aplicaciones de confort, gracias a los cuales los diseñadores han repensado las experiencias a bordo

Tres cuartos delantero del prototipo Hyundai Prophecy.

Tres cuartos delantero del prototipo Hyundai Prophecy.

Los diseñadores de Hyundai están trabajando con afán últimamente en busca de la identidad visual que tendrán sus modelos en un futuro. Basándose en la Electric Global Modular Platform (o E-GMP), la primera plataforma exclusiva para vehículos eléctricos de la marca, han explorado por el momento dos caminos: el de líneas angulosas, plasmado en el concept 45 -presentado en el último Salón de Frankfurt-, y el de curvas pronunciadas y contornos suaves que definen al Prophecy, inspirado en los coches de los años 20 y 30.

Como sugiere su nombre, el Prophecy, que se dio a conocer de manera virtual en el mes de marzo, avanza las ideas y características técnicas que Hyundai desarrollará el día de mañana. Con el 45 comparte el lenguaje estilístico de luces pixeladas, así como su inspiración en el nuevo concepto en que se asentarán los futuros coches de la compañía, Sensuous Sportiness, que conjuga valor emocional en el diseño con dinamismo. Esta filosofía contempla que el interior transmita relajación a través de colores oscuros y materiales que recuerdan a la naturaleza.

La plataforma E-GMP abre un universo nuevo de posibilidades para nuevos diseños y aplicaciones de confort. Al ser los motores eléctricos mucho más compactos que los de combustión interna, no hay necesidad de un gran capó delantero ni de una voluminosa consola central. Los diseñadores disponen así de mayor libertad para repensar las experiencias a bordo del vehículo recuperando el espacio para que lo disfruten los pasajeros.

Sin duda uno de los rasgos más llamativos del Prophecy es la ausencia de volante, cuya función suplantan dos joysticks situados a ambos lados del conductor, uno en la consola central y otro en el panel de la puerta. En combinación con el espacioso interior, esto no solo permite una posición del asiento más cómoda para conducir, sino que también libera espacio en el salpicadero para otros usos. Además, el 90% de las funciones del vehículo pueden manejarse mediante los botones de los joysticks, por lo que no es necesario retirar las manos, pongamos por caso, para cambiar de emisora de radio. Esta configuración, conocida como Intuitive Human Interface, ofrece mayor seguridad y amplitud visual a los ocupantes del coche.

Tres cuartos trasero del Hyundai Prophecy.

Tres cuartos trasero del Hyundai Prophecy.

El conductor puede mejorar aún más su ergonomía al volante gracias al Smart Posture Care System (SPCS), que se adapta a sus características físicas individuales. Tiene la opción de ajustar el asiento de forma manual o de dejar que el vehículo le sugiera una posición idónea en función de una serie de parámetros que él ha de introducir en el sistema, esto es, su altura, peso y altura deseada del asiento. El SPCS controla, además de la colocación de este, la altura del espejo y del head-up display.

El concept car de Hyundai profetiza también una experiencia a bordo que se adentra en una nueva dimensión, gracias por ejemplo a un modo denominado relax en el que el coche pasa a utilizarse, cuando no se está conduciendo, en un espacio consagrado al entretenimiento. En ese momento los asientos se reclinan y el salpicadero gira hacia arriba, de modo que conductor y pasajeros adoptan la postura ideal para ver lo que se muestra en la gran pantalla que recorre todo el frontal del interior del vehículo. Al no haber volante, no existe prácticamente ningún obstáculo visual que entorpezca el disfrute de los contenidos que se desee consumir, mundo este cuyas posibilidades se multiplicarán a medida que avance la tecnología de conducción autónoma.

Limpiando a su paso el aire exterior

El Prophecy no solo es un modelo de cero emisiones, sino que además limpia el aire de alrededor por medio de un sistema de filtración con un sensor de polvo fino. Cuando los niveles de partículas en el interior son demasiado altos, el dispositivo se activa, tomando el aire fresco del exterior, filtrándolo para purificarlo y haciéndolo circular por todo el vehículo. Esta función no está activa solo con el coche en marcha, pues también actúa cuando está parado o cargándose, e incluso si no hay nadie dentro.

En la mayoría de los vehículos, el conductor o el pasajero bajan la ventanilla cuando quieren oxigenarse. En el Prophecy, el aire es siempre fresco, así que las ventanillas de vidrio laminado son fijas. Cuando el interior está viciado, el aire limpio entra a través de las válvulas de admisión en la parte delantera del coche, y si no se necesita ventilar, el aire filtrado es bombeado de nuevo al exterior a través de dos salidas en la parte inferior de las puertas laterales. Este sistema es significativamente más eficiente en términos de energía que uno tradicional.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.