DS 9 E-Tense, el señorial buque insignia de una marca ‘premium’ en alza

DS 9.

Después de que la cancelación del Salón de Ginebra impidiera levantar la lona que lo mantenía a salvo de miradas indiscretas, el DS 9, nuevo estandarte de la marca francesa, recalaba anoche en Madrid después de una parada obligada en sus cuarteles generales de París. A la luz de los focos, la imponente berlina mostró una armonía de líneas y un empaque señorial al que no hacen demasiada justicia las fotos, y adquirieron todo su sentido algunos detalles que la hacen diferente de cualquier otro vehículo de parecidas características.

Con 4,93 metros de longitud, el DS 9 se sitúa a caballo entre los segmentos D y E, del mismo modo que el DS 7 lo está entre el segmento C y D de formato SUV, y esa puede ser precisamente una cualidad que puede jugar a su favor en la dura competencia con el resto de las grandes berlinas, alemanas fundamentalmente. El tamaño, por supuesto, no lo es todo, y por eso aquí se acompaña de una exquisita elegancia en el diseño que se hace patente sobre todo en una zaga especialmente bien resuelta cuya belleza es difícil de apreciar en las fotografías.

En cuanto a los detalles distintivos del modelo, que ha retrasado su comercialización hasta comienzos de 2021 debido a la crisis del coronavirus, destacamos dos: por un lado, el capó atravesado verticalmente por una moldura cromada Clous de Paris que es enseña del interior de los DS y ahora se trasplanta por primera vez fuera del habitáculo para acentuar la faceta más dinámica del coche; por otro, unas inéditas luces de posición laterales en el último tramo del techo que suponen un homenaje a los famosos conos del Citroën DS de 1955, conocido por todos como Tiburón.

Acabados de lujo y materiales refinados

La marca DS, que toma su nombre justamente de este modelo legendario, dota al interior de su nuevo buque insignia de diversas inspiraciones, unos acabados de lujo y materiales refinados entre los que se cuentan mandos en cristal y pespuntes de point perle en butacas, salpicadero y paneles de puertas. El salpicadero está coronado por un reloj de la prestigiosa firma B. R. M. Tanto los asientos delanteros como los traseros, en los que se disfruta de altura suficiente -a pesar de la pronunciada caída del techo- y un espacio para las piernas sobresaliente, podrán contar con calefacción, ventilación y masaje en tres modos y tres intensidades.

Fiel a su compromiso de ofrecer al menos una versión electrificada -identificada con la mención E-Tense- de cada uno de sus lanzamientos, la firma francesa propone en este caso tres variantes híbridas enchufables de 225, 250 y 360 caballos, esta última con tracción a las cuatro ruedas. Todas ellas superan los 40 kilómetros de autonomía eléctrica, por lo que merecerán en España el distintivo Cero emisiones de la DGT. Para 2025, todos los modelos de DS serán exclusivamente eléctricos puros o híbridos enchufables.

El sistema que impulsa al DS 9 se compone de un propulsor de gasolina 1.6 turbo, de la familia PureTech, combinado con una transmisión automática de ocho velocidades, uno o dos motores eléctricos -según la versión- y una batería de 11,9 kWh de capacidad. Los programas de conducción son cuatro: Eco o eléctrico, con el que coche arranca por defecto; Confort, donde prima la comodidad; Normal o híbrido, que gestiona de manera automática el funcionamiento de los dos/tres motores disponibles, y Sport, que ofrece las mejores prestaciones mediante la máxima acumulación de energía térmica y eléctrica.

El majestuoso DS 9 es de ahora en adelante el flagship de la marca del Grupo PSA, que ha salvado la crisis sanitaria de los últimos meses con una caída del 31,9% en el acumulado del año -por el 44,2% del segmento premium en conjunto- y ha escalado una posición en el top 10 -ya es octavo- de una categoría donde reinan de forma destacada Audi, Mercedes y BMW, como es tradicional.

El DS 3 Crossback E-Tense, un eléctrico puro, ocupa la tercera posición por volumen de ventas entre los SUV de lujo del segmento B y registra una bajada del 15,4% que resulta discreta si se compara con las de Audi Q2 y Mini Countryman, superiores al 50% en ambos. Por su parte, el exitoso DS 7 ocupa el séptimo lugar en la superpoblada categoría de los C-SUV y retrocede un 31,45% en lo que va de 2020 (hasta junio).

La gama E-Tense, que incluye eléctricos puros e híbridos enchufables, acumula 434 unidades vendidas en el año, lo que representa una cuota del 9,7% en el mercado de vehículos considerados de cero emisiones y sitúa a DS como sexta marca en España en esta categoría, por detrás de BMW, Volvo, Audi, Tesla y Mini.

Etiquetas
Publicado el
3 de julio de 2020 - 13:08 h

Descubre nuestras apps

stats