Diego de Ramón, el abogado 'franciscano' azote del PP en Murcia: "La Región tiene un sistema de corrupción endémico que se perpetúa hoy”

El abogado Diego de Ramón en una imagen de archivo

Diego de Ramón (Murcia, 1952) hacía fichas catastrales para costearse los estudios de Derecho en la universidad. Procede de una familia humilde del barrio de El Carmen. En la Murcia fuertemente clasista de entonces, De Ramón, quien se sentía como un bicho raro en la Facultad, encontró refugio en el misticismo cristiano a través de los libros. Se considera un "aprendiz de franciscano", cita pasajes de la Biblia y comenta que ahora se está leyendo "tres libros de exorcistas del Vaticano".

"Mi fuerza no es mía. El Señor me ha dado la perseverancia", afirma. El abogado penalista lleva décadas enfrentándose a enemigos muy poderosos en sus acciones judiciales: desde Hidroeléctrica Española (antigua Iberdrola) en 1979, pasando por la antigua Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), hasta al expresidente de la Región de Murcia Ramón Luis Valcárcel, a quien acaba de sentar en el banquillo por el caso de la desaladora de Escombreras. Para construir dicha desalinizadora se creó un entramado societario paralelo a la administración para evitar el permiso necesario de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) y, posteriormente, firmar un contrato leonino de 600 millones de euros con la empresa ACS de Florentino Pérez, con el que las arcas públicas salían claramente perjudicadas.

Como abogado se ha enfrentado a enemigos muy poderosos.

La Región de Murcia necesita crecer en ideas, pensamientos. Esto parece un pueblo de Castilla, pero aún más reducido. Hace falta abrir las mentes de hombres y mujeres para que surja ese aire de libertad. Murcia parece una sociedad anestesiada que rechaza cualquier tipo de progreso.

¿Sus actuaciones judiciales son entonces una búsqueda de la ampliación de la libertad?

 Sí, mi libertad es la respuesta social a un importante colectivo de Murcia que lo está pasando mal, los más desfavorecidos. Puedo estar contento con tener un coche y una casa, pero me siento incómodo si sé que los demás no tienen un mínimo de respuesta a sus necesidades.

¿Quiénes son los responsables de esa situación?

 Los políticos que están en el Gobierno por acción y los que están en la oposición por omisión ya que no emplean el suficiente coraje o fuerza para convencer. La oposición tendría que ser más beligerante. Las ideas no tienen freno. Los periodistas, por ejemplo, también tendrían que ser personas libres.

 ¿Por qué empezó a intervenir en casos tan polémicos como la contaminación del río Segura, la balsa Jenny y ahora el Mar Menor en el Parlamento Europeo?

Gané un caso contra Hidroeléctrica Española, que ahora se llama Iberdrola, ya que le exigí el 0,75 por ciento de la facturación en el municipio de Murcia por la tasa de palomilla. Después me metí con el secreto bancario. No me parecía bien el monopolio y los abusos en el contexto social contra los más débiles. Es una vergüenza, por ejemplo, que este año que haya 125.000 ricos más que el pasado.

¿Qué le motiva a intervenir en estos casos?

Me gustaría que se reforzara la justicia con el Derecho Natural para que se aplicara más, como ocurre en la jurisprudencia humanista francesa. El Derecho Natural es el sentido de justicia que se puede aplicar sin tener conocimiento de las leyes escritas, como un pastor o un agricultor, ya que sabe lo que está bien o mal.

Mirando su trayectoria se ve que ha peleado contra grandes monopolios del Estado bajo gobierno socialista y ahora, sin embargo, está batallando contra el Partido Popular. ¿Qué diferencias ve entre una y otra época de lucha jurídica?

Los monopolios políticos socialistas han creado desequilibrios de poder fuertes, al igual que el gobierno del Partido Popular en la Comunidad porque el capital siempre se protege y tiene una fuerza descomunal.

Su trayectoria judicial, de hecho, es muy política. Valcárcel tendrá pesadillas con usted.

Valcárcel es muy soberbio, se cree que está por encima del bien y del mal. Hay un tema que me llama especialmente la atención y es el tráfico de influencias políticas en la Región de Murcia. Bajo la influencia política de Valcárcel se han movido medio billón de euros y lo determino: un crédito de mil millones de euros a Polaris World que ofreció en un crédito sindicado de varios bancos donde influía el Consejo de Administración, como en la CAM o Bancaja; otros 800 millones de euros sin devolver a la CAM a través de México; los 200 millones de euros del aeropuerto de Corvera; más los 600 millones de la desaladora de Escombreras. Todo eso sucedió por tráfico de influencia política, de ahí fue el acto que llevé contra las cajas de ahorro en 2011 con el asunto de secreto bancario. La política tiene que partir de hombres y mujeres con valores. 

¿Ha sufrido represalias en alguna ocasión?

Creé un partido político hace dos décadas, la Unión Democrática Región de Murcia, y saqué 14.000 votos, insuficiente para tener un escaño. Estando en campaña me tuve que ir al CNI porque me perseguían y me pinchaban los teléfonos. Eso fue en la etapa política. Luego ya cuando Valcárcel estaba en el Gobierno, a través del consejero de Educación Constantino Sotoca, le abrieron un expediente a mi mujer que era directora del conservatorio porque en Navidades los profesores recibieron como obsequio un bolígrafo y una carpeta. La Región de Murcia tiene un sistema de corrupción endémico que se perpetúa hoy.

 He de decir, por otra parte, que casi todos mis clientes son del Partido Popular. También represento a unas 20.000 personas a través de diferentes plataformas, como la del Llano del Beal o la depuradora de Cehegín, a quienes no cobro dinero y llevo los casos los sábados y domingos.

¿Cómo es posible que se creara un entramado societario para poder construir la desaladora de Escombreras en 2004 con un gasto de 600 millones de euros para las arcas públicas sin prácticamente funcionar?

Ese entramado buscaba sustituir a la administración porque la idea de Valcárcel era recalificar gracias al llamado Ente Público del Agua(EPA) 180 millones de metros cuadrados. Eso suponía crear 350.000 viviendas y crear casas para un millón y medio más de población para la Región de Murcia, es decir, doblarla. ¿Está capacitada Murcia para recibir esa población? Como en el caso Castor de Castellón que también llevé, la administración es la que resulta más perjudicada. 

Ahora que Valcárcel ha dejado de ser vicepresidente del Parlamento Europeo, ¿considera que se ha quedado solo?

Esta es la oportunidad de demostrar las corruptelas de Valcárcel porque estaba muy muy protegido por instituciones murcianas de todo nivel y también por el partido. Valcárcel, además, apoyó a Soraya Sáenz de Santamaría en las primarias del PP, de forma que Pablo Casado no quiere verlo ni en pintura. Lo quitó de la lista de candidatos europeos y perdió la vicepresidencia del Parlamento Europeo. Si buscas el currículum de Valcárcel ves que no tiene nada. A Valcárcel le ha dejado caer el aparato del Partido Popular.

Valcárcel se cree que con su presencia convence, pero su presencia ya es dudosa. La historia de Valcárcel es la historia más antigua del mundo: sus cercanos son quienes han pasado información sensible, los Bruto del estado de Roma en Murcia. Ahora las ratas salen del barco y no hay tantos amigos. Pero hay muchos más, todos aquellos que se vieron favorecidos durante sus 20 años de gobierno en Murcia. Se podría ver qué empresas han recibido las grandes subvenciones del Instituto de Fomento, como la inversión que se ha hecho en el Polígono Industrial de Librilla.

¿Cómo se puede crear en la etapa política de Valcárcel una estructura de poder como la EPA sin la intervención de servicios jurídicos? ¿Cómo es posible que Válcarcel no tenga conocimiento de un proyecto de 600 millones de euros?

¿Cree que la corrupción de la Región de Murcia se puede comparar entonces a la mafia siciliana?

Valcárcel ha hecho daño a mi familia y con la familia no se puede jugar.

¿Como católico convencido qué le parecen las actuaciones de la UCAM por las presuntas edificaciones ilegales en su campus?

Impresentables. Estoy investigando a José Luis Mendoza por otro posible tema judicial. La UCAM no tiene nada que ver con la Iglesia.

En la Comunidad Valenciana también hubo casos importantes de corrupción y allí ha habido un cambio de gobierno.

Te puedo decir que en una población pequeña de 30.000 habitantes compran cuatro periódicos que se leen en el bar y ya está, mientras que la gente joven lee en internet. Para que hubiera una comunicación fuerte el Estado debería subvencionar a la prensa.

¿Qué sería de la Región de Murcia sin Diego de Ramón?

Mis éxitos y victorias no son mías. Soy aprendiz franciscano y ahí está prohibida la vanidad.Mi lucha diaria es ser humilde, como San Francisco de Asís.

Etiquetas
Publicado el
9 de agosto de 2020 - 11:07 h

Descubre nuestras apps

stats