Murcia cierra la capital, Cartagena y otros 20 municipios y adelanta el toque de queda a las 22.00 horas

El presidente del Gobierno regional, Fernando López Miras, en la rueda de prensa

El Gobierno de Murcia ha decidido confinar trece municipios más tras el repunte de positivo en COVID-19 en la Comunidad. En total, 22 localidades tendrán activadas el cierre perimetral en los próximos días. Además, se adelanta el toque de queda una hora y no se podrá estar en la calle entre las 22:00 y las 06:00 horas. La tercera ola hizo su aparición en el territorio tras registrar 1.107 contagiados registrados el martes 5 de enero, el pico de afectados más alto de toda la pandemia en la Región.

El presidente de Murcia, Fernando López Miras, ha apelado una vez más a la "máxima responsabilidad individual" a la hora de respetar las medidas de distanciamiento social e higiénicas básicas para reducir el impacto de la pandemia: "Contamos con un buen sistema de salud, en el que confiamos plenamente, pero no todo está en sus manos". El jefe del Ejecutivo ha insistido en que los ciudadanos no se deben "relajar" en la aplicación de las medidas esenciales contra la COVID-19. "Si algunos persisten en hacerlo, va a costar muchas vidas", ha añadido. López Miras considera que desde el comienzo ha habido gente que ha "ignorado las instrucciones": "Son pocos, pero las consecuencias de sus actos las pagamos todos". El presidente ha recordado que entre hoy -7 de enero- y el lunes 11 los menores murcianos vuelven a los centros educativos, y ha pedido a los progenitores no enviar a sus hijos al colegio si presentan síntomas, están en cuarentena, o padecen el coronavirus.

Los municipios con riesgo extremo debido al número de contagios son: Abanilla, Fortuna, Ricote, Jumilla, Moratalla, La Unión, Lorquí, Mula, Villanueva del Río Segura, Albudeite, Santomera, Yecla, Los Alcázares, San Pedro del Pinatar, Las Torres de Cotilla, Murcia, Molina de Segura, Alguazas, Cartagena, Cieza, Lorca y Ceutí. Estas localidades sufren cierre perimetral -no se podrá salir ni entrar, salvo causas justificadas contempladas por la ley-, el cierre de los centro de día, el cierre solo interior de hostelería y restauración -el servicio a domicilio se mantiene activo-, y reducción de aforo de comercios al 50 por ciento.

Los municipios con nivel de alerta muy alto son: Caravaca de la Cruz, San Javier, Blanca, Águilas, Torre Pacheco, Bullas, Campos del Río y Fuente Álamo. En el nivel de alerta medio-alto se encuentran Totana, Abarán, Cehegín, Puerto Lumbreras, Beniel, Alhama de Murcia, Archena, Mazarrón y Librilla. Finalmente, en el nivel de alerta bajo están Pliego, Calasparra, Ulea, Ojós y Aledo.

El presidente ha expresado que mañana -8 de enero- acabará la primera fase de vacunación, centrada en los usuarios de residencias de mayores y discapacitados y sus profesionales, según el plan previsto por el Gobierno regional. El mismo día comenzarán a inyectar dosis a los 11.200 mil sanitarios públicos que lo han solicitado, el 40 por ciento de la plantilla total del Servicio Murciano de Salud.

El consejero de Salud, Manuel Villegas, ha estimado que la cifra de incritos aumentará con la vuelta de vacaciones la próxima semana, y calcula que para mediados de febrero el grupo de sanitarios estará inmunizado. La disparidad en el número de vacunaciones en las diferentes comunidades ha suscitado críticas desde el sector sanitario, que acusaron de "lentitud" al sistema de salud murciano. Villegas ha defendido que el ritmo de inyecciones es el que tenían previsto. Según datos de Salud, en el día ayer -6 de enero- se vacunaron a un total de 486 personas, mientras que a lo largo de hoy estiman aplicar 2.652 dosis, llegando a 8.887 vacunados.

Etiquetas
Publicado el
7 de enero de 2021 - 15:09 h

Descubre nuestras apps

stats