Miles de murcianas toman la Gran Vía para denunciar la desigualdad y la precariedad de las mujeres en la primera manifestación del 8M

Manifestación del 8M en Murcia el domingo por la mañana / E. R.

Una madre y dos hijas van camino de la Plaza Circular en Murcia el domingo por la mañana para participar en la primera manifestación del día. Portan una pancarta en la que se lee 'Manolo, hazte la cena tú solo'. Patricia, una de las dos hermanas, de 24 años afirma que también irá a la manifestación convocada por la tarde. Estefanía, la progenitora, señala que le parece importante que las mujeres acudan a cualquiera de las convocatorias porque todavía no existe la "igualdad".

Presas en el centro penitenciario murciano de Campos del Río: “Las cárceles están hechas pensando en los hombres”

Presas en el centro penitenciario murciano de Campos del Río: “Las cárceles están hechas pensando en los hombres”

Cuatro mil personas, según la Policía Nacional, y 10.000, según los manifestantes, recorrieron la Gran Vía de Murcia desde las 11.30h hasta las 14h bajo el lema 'Juntas contra la desigualdad y la precariedad' convocadas por la Asamblea Feminista, formada por decenas de asociaciones, partidos y sindicatos de la Región, entre ellos PSOE, Podemos, IU-V, UGT y CCOO.

La periodista Carmen Campos de la Plataforma Colombine de Periodistas Feministas de la Región lamenta que la convocatoria del 8M de este año se haya dividido en dos. "Entiendo que dentro del feminismo pueda haber diferentes sensibilidades, pero en un día como hoy teníamos que haber salido todas juntas. Esto se llama morir de éxito", apunta. Su compañera de la plataforma María José Alarcón se muestra preocupada porque la libertad de expresión se esté poniendo contra las cuerdas por ciertas fuerzas políticas y pone como ejemplo que la Asamblea Regional no haya podido hacer una declaración institucional el 8M por la negativa de Vox.

Las miles de personas que recorren la arteria principal de la ciudad gritan diversos lemas como "¡No me falta ropa, te falta educación!" o "¡Que siga la lucha de las mujeres!" acompañadas por el ritmo del grupo de batucada Dakitu, formado exclusivamente por mujeres. Al pasar por la antigua sede de Vox, donde todavía está colgado el cartel luminoso, las mujeres que portan la primera pancarta se paran ante ella y gritan "¡Que no tenemos miedo!" y "¡Las feministas ya están aquí!". En este mismo lugar, durante la anterior convocatoria del 8M miembros de esta formación de ultraderecha acusaron a algunas manifestantes de haberles tirado huevos a la ventana.

La diputada socialista Gloria Alarcón se muestra particularmente preocupada en esta luminosa mañana de marzo con "la brecha laboral". "Va más allá de la salarial y es la que explica que las mujeres hagan mayor uso de la jornada partida o abandonen sus trabajos por dedicarse a los cuidados. Al final eso impacta en la pensión y en el salario. La independencia económica de la mujer es fundamental", abunda.

Su compañera de la Asamblea, la portavoz de Podemos María Marín, también denuncia el hecho de que "siga siendo tan necesaria esta manifestación porque la Región esté gobernada por la coalición entre PP y Ciudadanos secuestrada por la ultraderecha que, desgraciadamente, nos tiene a las mujeres en el punto de mira de sus ataques".

"Estamos aquí por nosotras pero también por ellas, las mujeres migrantes y refugiadas que siguen siendo violadas en el trayecto y utilizadas como moneda de cambio en las guerras", señala Teresa Fuentes, secretaria de Empleo y Política Social de CCOO, quien también es secretaria de la Asociación Amigos de Ritsona que apoya a los refugiados en Grecia.

Begoña y Pilar también proclaman que todavía "queda mucho por hacer". Ambas son artistas. "Somos muchas y no tenemos la suficiente voz y el poder dentro de la profesión", apunta Pilar. "Incluso en manifestaciones artísticas como es la danza donde la mayor parte de las bailarinas son mujeres hay muy pocas coreógrafas", añade Begoña, acompañada de su títere Beatriche, quien levanta el puño an alto.

"Las manifestaciones son una propuesta abierta para que todas y todos puedan participar", leyeron varias feministas en el manifiesto final junto al Puente Viejo. Durante la alocución tambien mostraron su rechazo al veto parental y apostaron por una asignatura obligatoria la diversidad afectivo sexual en los centros educativos, además de por un lenguaje inclusivo "porque lo que no se nombre no existe" y la eliminación del aborto en el Código Penal.

A las 18.00h el Movimiento Feminista convoca una segunda manifestación en la plaza de la Fuensanta bajo el lema 'Todas juntas en pie ¡unidas y combativas' que realizará un recorrido parecido al de la mañana. Ambas organizaciones no se lograron poner de acuerdo para manifestarse de forma conjunta el 8M. El Movimiento rechaza la participación de representantes de partidos y sindicatos en sus filas, además de diferir en su posicionamiento frente a la prostitución ya que se declara Pro Derechos, mientras que la Asamblea no se ha manifestado en este punto, aunque la mayor parte de sus miembros son abolicionistas.

Etiquetas
Publicado el
8 de marzo de 2020 - 16:13 h

Descubre nuestras apps

stats