La Ruta del Vino de Jumilla clausura el ciclo de "Música entre vinos 2019" en la bodega Viña Campanero

La actuación del trío Vicky Aguamarina en la clausura de 'Musica Entre Vinos 2019', en la Bodega Viña Campanero

El ciclo de "Música entre vinos 2019" de Jumilla celebró su clausura la pasada noche de sábado en la bodega Viña Campanero con una multitudinaria cena acompañada de la actuación del trío Vicky Aguamarina y el joven bailaor David Simón Olivares. Desde el 15 de junio hasta el 20 de julio se ha podido vivir esta experiencia única que significa disfrutar de una actuación musical con una cena entre barricas y viñedos. Este ciclo se celebró este año en ocho bodegas (Luzón, Casa de la Ermita, Bodegas Madrid Romero, BSI, Hacienda del Carche, Bodegas Viña Elena, Bodegas Ribera del Juá y Viña Campanero). Ocho noches especiales en las que la música y el vino nos regalaron su mejor maridaje teniendo como telón de fondo a las propias bodegas.

Sin duda, la mejor excusa para visitar Jumilla es la de probar sus vinos y gastronomía. Pocas cosas hay comparables a degustar un gazpacho jumillano o un arroz con conejo y caracoles acompañados de un tinto Monastrell. Sólo lo superan y magnifican estos eventos organizados por la Ruta del Vino de Jumilla, donde se pueden vivir experiencias únicas al conjugar esas tres grandes pasiones que son la música, el vino y la gastronomía.

"Música entre vinos" se celebra los veranos de cada año en las diferentes bodegas asociadas y con la entrada a cada actuación, se incluye catering, degustación de productos autóctonos y por supuesto, los mejores Jumilla de cada bodega anfitriona. Más de 400 personas acudieron a esta última cena del ciclo en la bodega Viña Campanero, una humilde bodega familiar con grandes rasgos de tradición, mezclados con innovación y una nueva visión de la vitivinicultura basada en la cercanía y sencillez. Así es la imagen que el carismático Javier Carcelén, uno de sus tres socios empleados, proyecta con sus palabras: "Los pequeñitos tenemos una grandeza que no se mide en volumen de negocio, ni en millones de litros, ni en metros cuadrados de instalaciones; nuestra grandeza se mide en toda esa gente que nos rodea cada día en todo lo que hacemos y empieza a formar parte de esta gran familia desde el momento que toma uno de nuestros vinos".

Catorce años de Ruta gracias a la colaboración entre el sector turístico y el productivo

La Ruta del vino de Jumilla se sitúa al noroeste de la Región de Murcia, enclavada entre la zona de tránsito de la Mancha, Andalucía y Valencia. En ella se pueden encontrar vestigios históricos y artísticos de todas las civilizaciones que han habitado el Mediterráneo. En el corazón de la Ruta se encuentra la ciudad de Jumilla, llamada por los árabes “La Fuerza del Vino”; una red de calles blasonadas coronada por un imponente castillo del siglo XV, símbolo de la ciudad. Este Patrimonio monumental, junto a los hermosos paisajes y la historia que se respira en cada rincón, dibujan estas rutas turísticas establecidas y guiadas para el disfrute de este nuevo sector turístico, cada vez más en auge.

La creación de la Ruta del Vino de Jumilla, impulsada por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Jumilla, unió los esfuerzos del Ayuntamiento de la localidad, bodegas, restaurantes, alojamientos, tiendas y agencias turísticas, para conseguir formar parte en 2005 del club de producto "Rutas del Vino de España", lo que le da una garantía e imagen de calidad respaldada por la Secretaría General de Turismo, el Ministerio de Agricultura y la Asociación Española de Ciudades del Vino.

Todas las bodegas adscritas a la Ruta del Vino cuentan con personal cualificado para la realización de visitas, mostrando el proceso de elaboración del vino. Estas bodegas además ofrecen la posibilidad de degustar sus vinos, recibiendo una explicación detallada sobre las características del producto degustado, así como de la forma adecuada de catarlo.

Etiquetas
Publicado el
22 de julio de 2019 - 20:39 h

Descubre nuestras apps

stats