El aumento de los contagios lleva a Navarra al nivel de muertes por COVID-19 más alto desde la segunda ola

Una ambulancia del 112 entra en el Hospital Universitario de Navarra

El tsunami de contagios registrado en Navarra en el último mes y que llevó a la comunidad foral a ser la región con mayor incidencia de toda Europa superando los 7.000 casos está incidiendo de manera directa en los hospitales y también en las cifras de fallecidos. Enero va camino de convertirse en el mes con más muertes por COVID-19 desde la segunda ola, cuando en los meses de octubre y noviembre de 2020 se superó el centenar de decesos relacionados con esta patología. En lo que va de mes, se han contabilizado 59 muertes, y todo hace indicar que se superarán las 63 del mes de febrero del año pasado y se rondará las 72 de enero de ese mismo año.

En la última jornada el Servicio Navarro de Salud (Osasunbidea) ha notificado cuatro nuevas muertes por coronavirus, y en jornadas previas se han llegado a notificar hasta ocho decesos diarios por esta enfermedad. El récord diario de muertes se registró el 21 de noviembre de 2020 con 13.

Por otro lado, la ocupación de los hospitales ha vuelto a aumentar en las últimas horas después de que se registrasen 22 ingresos de pacientes con síntomas graves de COVID-19 y dos tuvieran que ser trasladados a la unidad de críticos. En la actualidad 281 personas se encuentran hospitalizadas en planta y 32 están en la UCI. Para poder atender a todos estos pacientes el Servicio Navarro de Salud (Osasunbidea) ha ampliado ya los espacios COVID en su principal hospital, habilitando nuevas plantas. También se están reprogramando cirugías no urgentes para no ocupar camas con pacientes de otras patologías y se siguen suspendiendo permisos y vacaciones a aquellos sanitarios a los que no se puede sustituir, especialmente profesionales de medicina y enfermería. Además, se va a prolongar el contrato a los más de 700 profesionales que fueron contratados de refuerzo tras el repunte del verano y cuyo contrato finalizaba a finales de enero. A la mayoría de ellos, se les va a alargar el contrato hasta al menos el verano.

Mientras, los nuevos contagios continúan en ligero descenso, si bien continúan por encima de las cifras diarias de casos que se notificaban en anteriores olas. En el último día se han registrado 1.836 positivos tras haberse realizado 4.360 pruebas diagnósticas que sitúan la positividad en el 42,1%. La incidencia, si bien ya no es la más alta de España, sigue siendo superior a la media nacional y supera los 4.000 casos.

A este respecto, en las próximas horas el Gobierno foral deberá decidir si prorroga o no las actuales restricciones para frenar la pandemia. El vicepresidente primero del Gobierno de Navarra, Javier Remírez, ha señalado que esta cuestión se abordará “siempre de la mano de los expertos sanitarios y tratando de llegar a un punto de encuentro de reflexión compartida con las comunidades limítrofes” como Aragón, Euskadi y La Rioja.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats