Las diferencias entre PP, UPN y Cs sobre la reforma laboral parten a Navarra Suma en el Parlamento navarro

Los parlamentarios de Navarra Suma Javier Esparza y José Luis Sánchez de Muniáin

Rodrigo Saiz


0

Navarra Suma, la coalición que conforman UPN, PP y Ciudadanos, ha quedado completamente dividida en una votación a favor de la reforma laboral que será debatida próximamente en el Congreso. El principal partido del Gobierno de Navarra, el PSN, ha llevado a la cámara foral una moción para mostrar el “apoyo” del Parlamento a la reforma laboral, la “garantía en la estabilidad en el empleo y la transformación del mercado de trabajo”.

En la votación, los tres partidos que conforman la coalición de derechas han votado distinto después de que su portavoz, Javier Esparza, anunciara que cada partido tenía “libertad” para decidir el sentido de su voto. Los 15 parlamentarios de UPN no han votado, los tres de ciudadanos se han abstenido a la espera de conocer la postura que defenderá su partido en el Congreso, mientras que los dos del Partido Popular han votado en contra.

También ha habido división entre los socios de Gobierno, aunque en este caso ya se preveía, y no ha evitado que la moción saliera adelante. Geroa Bai se ha abstenido siguiendo la línea del PNV de no apoyar la reforma si no recoge la prevalencia de los convenios sectoriales autonómicos y los acuerdos interprofesionales. EH Bildu, socio presupuestario del Ejecutivo de María Chivite, ha votado en contra y Podemos e Izquierda-Ezkerra han votado a favor.

En el debate, Javier Esparza, presidente de UPN y portavoz de Navarra Suma, ha señalado que su partido decidirá el sentido de su voto en el momento en el que se lleve a debate en el Congreso de los Diputados. Según 'Diario de Navarra', el entorno de Pedro Sánchez ya se ha puesto en contacto con el partido regionalista para intentar lograr el apoyo de sus dos diputados, Sergio Sayas y Carlos García Adanero, tras la negativa del presidente del Gobierno a introducir cambios en el texto pactado con la patronal y los sindicatos, como reclaman el PNV, Esquerra Republicana o EH Bildu.

Esparza también ha aprovechado su intervención para criticar la “demagogia” del Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos por no haber derogado la reforma laboral del PP “después de tantos años manifestándose contra ella”. Sobre la propia reforma ha destacado que “tiene cosas buenas”, en referencia a que ha contado con el apoyo de los empresarios, “pero también tiene sombras”.

Geroa Bai, socio del Gobierno, y EH Bildu, socio presupuestario, han coincidido en que la reforma es “insuficiente” y han reclamado introducir cambios en aspectos “como el abaratamiento de los despidos o el refuerzo del poder empresarial”. “No es una derogación, y, en su defecto, ni siquiera es una reforma en profundidad”, ha lamentado la parlamentaria de Geroa Bai María Solana.

En defensa de la reforma, PSN, Podemos e Izquierda-Ezkerra han argumentado que con el nuevo texto “se avanza” en varios aspectos para “abordar y atajar los dos principales males del mercado laboral como la precariedad y el alto desempleo” y han pedido a los grupos que permitieron la investidura de Sánchez y la aprobación de los Presupuestos que se sumen para sacarla adelante.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats