Mayor peso de Geroa Bai, vivienda e igualdad y un 30% más de inversión: las claves del presupuesto navarro

Archivo - La consejera de Economía y Hacienda, Elma Saiz (i); y la presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite (d), hablan momentos antes del inicio de una sesión plenaria en el Parlamento de Navarra, en Pamplona, Navarra (España) a 4 de junio de 20

El Ejecutivo de María Chivite ha dado luz verde este miércoles al proyecto de Presupuestos Generales de Navarra para 2022, tras alcanzar un preacuerdo con EH Bildu que le garantiza la mayoría parlamentaria suficiente para sacarlos adelante. Los presupuestos “más altos de la historia” incluyen medidas exigidas por la coalición abertzale, como son la gratuidad de las escuelas infantiles o el impulso del euskera, además del beneficio que el nuevo sistema de financiación local acordado este lunes otorga a los consistorios gobernados por EH Bildu. Con esta formación, ha destacado la titular de Economía, Elma Saiz, se han alcanzado consensos en materia de cohesión territorial, salud, derechos sociales o educación, “que redundan en la búsqueda de la estabilidad necesaria”. Según ha señalado, el objetivo del Gobierno foral -una coalición de PSN, Geroa Bai y Podemos-, es aprobar antes de finalizar el año "unas cuentas llamadas a sentar los pilares de la recuperación económica en Navarra". Aquí resumimos las claves del acuerdo.

La nueva financiación local, antesala del acuerdo presupuestario, beneficia a todos los ayuntamientos de EH Bildu

La nueva financiación local, antesala del acuerdo presupuestario, beneficia a todos los ayuntamientos de EH Bildu

 

1 - Presupuestos expansivos que incluyen los fondos europeos

Las cuentas elaboradas por el Ejecutivo de María Chivite, basadas en una estimación de crecimiento de la economía navarra del 5% sobre el PIB, ascienden a 5.273.126.597 euros, un 8,27% en comparación al año anterior. La capacidad de gasto real asciende finalmente a 4.767.034.210 euros y supone un incremento del 6,37% respecto a 2021. Esto es, 285,5 millones de euros más. Para la inversión real se estima un aumento del 30% sobre el presente ejercicio -222.031.073 euros-.

Las cuentas incluyen un incremento del 30% del gasto financiero. En concreto, asciende a 506.092.387 euros frente a los 389.081.341 contemplados en 2021. Además, las previsiones incluyen 200 millones de euros de gasto adicional permitido por el Estado, mediante una tasa de referencia acordada en materia de déficit del 0,9% sobre el PIB. También contemplan un incremento de ingresos tributarios inicialmente estimados en un 9% -350 millones de euros más que en 2021. La paulatina llegada de los recursos europeos también está dentro del documento. La consejera de Economía y Hacienda, Elma Saiz, los ha estos en un principio en 162 millones de euros. Esta cantidad se desglosa en el mecanismo REACT-EU, con el que Navarra espera recibir 73.270.949 euros, mientras que 88.590.538 corresponden a los fondos de Recuperación y Resiliencia. Estas cantidades procedentes de Europa no estaban incluidas en los Presupuestos del pasado ejercicio, cuando el techo de gasto fue de 4.481.439.037 euros. 

2 - Convenio Económico: 573 millones de aportación al Estado

Aún no está cerrada la negociación entre el Estado y el Gobierno de Navarra sobre la aportación de la comunidad foral en el Convenio Económico para el próximo quinquenio por los servicios no transferidos. No obstante, el Ejecutivo foral ha mantenido una previsión de aportación que alcanza los 573 millones de euros. Esta cantidad supone prácticamente la mitad del total que maneja el Departamento de Economía y Hacienda, cuyo presupuesto alcanza 1.207.342.099 euros –un 12% más-.  Según ha señalado la consejera Saiz, el Ejecutivo se encuentra en "semanas de intensa negociación". "Ambas administraciones hacemos nuestras previsiones en base a nuestros datos. El Gobierno de Navarra ha hecho su previsión en base a lo que podía ser la renovación del acuerdo, el Gobierno de España ha hecho su previsión en base a lo que sería la prórroga del acuerdo anterior y no dejan de ser previsiones", ha añadido.

3 - Un presupuesto con partidas de EH Bildu

Al igual que ocurrió el año pasado, el anteproyecto de presupuestos presentado este miércoles por la consejera Elma Saiz incluye varias partidas propuestas por EH Bildu con las que el Gobierno de Chivite pretende atar los votos de la coalición abertzale, necesarios para la aprobación de las cuentas en el Parlamento. Entre las medidas destacan el "avance" hacia la gratuidad del ciclo 0-3 años, el impulso enseñanza voluntaria del euskera en personas adultas, la contratación del personal de Psicología en Atención Primaria y la reforma de varios centros sanitarios.

Estas medidas forman parte de un acuerdo “parcial” entre Gobierno y EH Bildu que en ningún caso supone un pacto presupuestario, tal y como se han esforzado en dejar claro las dos partes de la negociación. De hecho, todavía no hay un documento firmado entre las partes, aunque se espera que el acuerdo final quede cerrado en las próximas semanas, antes de que comience la votación de las enmiendas en la Cámara foral.

4 - Nuevo sistema de financiación local

El nuevo sistema de financiación municipal, acordado por los socios de gobierno con el apoyo de EH Bildu, eleva a más de 271 millones de euros la aportación a los ayuntamientos y concejos. Esto supone un aumento de 16 millones de euros respecto a 2021 y se incluye dentro del Departamento de Cohesión Territorial, cuya inversión asciende a los 486,6 millones de euros -un 9,5% más-.

El nuevo modelo de financiación incluido beneficia sobre todo a las localidades más pequeñas, con menos de 25.000 habitantes, y en particular a los 34 municipios gobernados por la izquierda abertzale. De hecho, este acuerdo fue calificado de “muy importante para poder alcanzar cualquier acuerdo presupuestario” por el parlamentario de la izquierda abertzale Adolfo Araiz. Así, aumentará en un 15% los fondos repartidos a 189 municipios de menos de 1.000 habitantes. De estos, 15 son gobernados por EH Bildu; un 9% más para 62 localidades de entre 1.001 y 5.000 habitantes -14 gobernadas por la coalición abertzale-; y un 13% más para los 19 municipios con entre 5.001 y 25.000 habitantes -con cinco ayuntamientos gobernados por esta formación-.

Además, las cuentas contemplan 60 millones de euros en actuaciones en la red viaria. Destaca la duplicación de los túneles de Belate y Almándoz, la reparación del puente de Tudela, las obras de la variante de Irurtzun, y la conexión de la Ronda Este de Pamplona con Mugartea. Además, prevé proseguir con las obras de conversión de la N-121-A en una vía 2+1, mediante financiación afectada del ejercicio 2021. El presupuesto incluye 74,4 millones de euros para los cánones de la Autovía del Camino A-12 y de la Autovía del Pirineo A-21. También, el anteproyecto destina 10 millones al canon de los riegos de la ampliación de la primera fase del Canal de Navarra.

También, Cohesión Territorial incluye una partida de 30 millones de euros a la mejora de infraestructuras en pueblos y ciudades, a través del Plan de Inversiones Locales -PIL- para actuaciones como urbanización de travesías, tratamiento de residuos o renovación de redes de abastecimiento. Entre otras, contempla también 4,8 millones para renovar el transporte interurbano por carretera, 14,4 millones para el transporte público de la Comarca de Pamplona y 5,4 millones para impulsar una movilidad más sostenible.

5 - Mayor peso de Geroa Bai, políticas de vivienda e igualdad

Las carteras ocupadas por los consejeros del PSN aglutinan un 92,47% de los fondos presupuestados -4.837.417.985 euros-. En este caso, el incremento de las cantidades representa un 7,3% por encima de 2021. Las tres consejerías dirigidas por Geroa Bai se llevan una subida mayor, del 16%, pese a manejar un volumen de recursos mucho menor - 351.810.075 euros, el 6,72% del total-. Por último, el único departamento del que se encarga Podemos, Políticas Migratorias y Justicia, ve aumentar su cuantía en un 4,47% al gestionar un volumen de recursos presupuestados en 41.717.122 euros –el 0,79% del total-.

Así, de las carteras del partido liderado por Uxue Barkos, la que mayor incremento presupuestario registra es la de Ordenación del Territorio y Vivienda, dirigida por José María Aierdi. En concreto, el aumento es del 27,38%. Los fondos destinados a esta consejería suponen un total de 80.732.413 euros. Entre sus principales partidas se encuentra la promoción de vivienda pública y en régimen de alquiler, así como la rehabilitación y la eficiencia energética de los edificios. La titular de Desarrollo Rural y Medio Ambiente, Itziar Gómez, tendrá bajo su gestión 143.679.941 euros –un 10,5% más-. Para el Departamento de Desarrollo Económico y Empresarial dirigido por Mikel Irujo, el aumento presupuestario supera el 17% - 110.014.800 euros-.

Más allá de esto, los departamentos que mayor gasto tradicionalmente aglutinan son Salud y Educación, seguidos de Derechos sociales, con un 54% de la inversión global entre los tres. Salud es el que más inversión contempla, 1.260.922.951 euros, y es la que menos subida se lleva para 2022. En concreto, su presupuesto sube un 0,57%. Cabe recordar que el aumento para estos servicios se acometió en las cuentas de 2021, en medio de la pandemia, con un 7% por encima de 2020. En el próximo ejercicio se prevé afrontar una transición a un año no marcado por el protagonismo de la COVID-19. No obstante, Saiz ha destacado una potenciación de Atención Primaria en infraestructuras, el incremento del gasto en personal y el impulso de la renovación tecnológica de los hospitales.

Por su parte, el Departamento de Derechos Sociales ve incrementar en más de un 10% sus partidas, hasta alcanza los 528.988.623 euros. La cartera dirigida por Carmen Maeztu se centrará en mejorar la atención a la dependencia, discapacidad y enfermedad mental o en un nuevo Plan de Empleo. Contempla, además, un plan de inversiones en residencias que permitirá concertar hasta 800 plazas.

El Departamento de Presidencia, Igualdad y Función Púbica es uno de los que más incrementa su presupuesto. Incluye 336.859.117 euros, un 17% más que en 2021. Aquí destaca una subida en un 48 % al Instituto Navarro para la Igualdad, que alcanza 5.170.964 euros. Dentro de este capítulo se incluye la creación de un centro de atención 24 horas a víctimas de abusos sexuales.

6 - Sin incluir las trasferencias de Tráfico y la gestión del Ingreso Mínimo Vital

En el anteproyecto de presupuestos no aparecen reflejadas las partidas correspondientes a las trasferencias pactadas con el Estado de Tráfico —fijada para el mes de diciembre— y la gestión del Ingreso Mínimo Vital, para la que todavía no hay una fecha marcada. “Existe una posibilidad legal para adecuar el presupuesto cuando se hagan efectivas esas trasferencias”, ha explicado la consejera Elma Saiz. Algo similar pasó en el ejercicio anterior con la trasferencia de sanidad penitenciaria firmada en junio y que no estaba inicialmente contemplada en las cuentas de 2021 y se incluyó tras el traspaso.

7 - Nuevas medidas fiscales

Este miércoles además de aprobar el proyecto de presupuestos, el Gobierno foral también ha aprobado el proyecto de ley de medidas fiscales, que marcará la cuantía de ingresos que recibirán las arcas forales para ejecutar el gasto presupuestario. Este proyecto también será llevado al Parlamento para su aprobación, en este caso sin el apoyo de EH Bildu, con quien todavía existen diferencias, sobre todo en la intención del Ejecutivo de reducir la carga fiscal a las rentas medias.

El Departamento de Economía y Hacienda no plantea un incremento en el impuesto de Sociedades y propone una rebaja en el IRPF a las rentas medias. El proyecto de medidas fiscales contempla una deflactación de la tarifa del 2% para que el contribuyente no pague más impuestos si su poder adquisitivo no aumenta. Es decir, se elevarán los tramos en la misma proporción que la subida del IPC de modo que no haya un gravamen adicional sin haber ganado en poder adquisitivo real. También se incluye el incremento de un 5% en los mínimos personales y familiares y una bonificación de 100 euros en el IRPF para rentas no superiores a 30.000 €. Estas medidas supondrán un coste adicional al Ejecutivo, contemplado en el proyecto de presupuestos, de 53,6 millones de euros, según ha indicado la consejera de Economía y Hacienda.

Respecto al impuesto de sociedades, la reforma contempla que las ayudas COVID de Apoyo a la Solvencia Empresarial quedan exentas de pagar este impuesto y también se plantea la sustitución de la actual deducción por creación de empleo en favor del refuerzo presupuestario para las políticas activas de empleo.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats