La portada de mañana
Acceder
La España temporal: una máquina que crea y destruye 100.000 empleos al día
Almudena Grandes, la escritora que se negó a olvidar
OPINIÓN | Salpicaduras de mierda judicial, por Elisa Beni

La nueva financiación local, antesala del acuerdo presupuestario, beneficia a todos los ayuntamientos de EH Bildu

Ayuntamiento de Pamplona

El nuevo sistema de financiación local acordado ayer entre los socios del Gobierno de Navarra -PSN, Geroa Bai y Podemos-, que ha supuesto la antesala del preacuerdo de Presupuestos con EH Bildu y que será detallado este miércoles, beneficiará a las 34 localidades gobernadas por la coalición abertzale en la comunidad foral al contar con menos de 25.000 habitantes. En concreto, este nuevo sistema de financiación, que lleva elaborándose desde marzo de 2020 y que ha sido apoyado también por Izquierda-Ezkerra, aumentará en un 15% los fondos que el Gobierno foral destina a 189 municipios de menos de 1.000 habitantes. De estos, 15 son gobernados por EH Bildu. Supone también una subida del 9% para 62 localidades de entre 1.001 y 5.000 habitantes -14 gobernadas por la coalición abertzale-; y un 13% más para los 19 municipios con entre 5.001 y 25.000 habitantes -con cinco ayuntamientos gobernados por esta formación-. Asimismo, para Tudela la subida de la financiación local alcanza el 21%.

Este acuerdo, que el parlamentario de la izquierda abertzale Adolfo Araiz tildó de “muy importante para poder alcanzar cualquier acuerdo presupuestario”, ha supuesto reducir en un 2% los fondos destinados a Pamplona. Esto ha levantado ampollas en el equipo de gobierno de Navarra Suma liderado por Enrique Maya -UPN- que ha estimado la merma de recursos para las arcas municipales en 6 millones de euros. “Esto nos deja muy poco margen de actuación en las fechas en las que queda muy poco para presentar los Presupuestos de 2022 para la ciudad, nos han hecho un auténtico roto", ha criticado en una comparecencia esta martes.

El primer edil, además, ha señalado que esta decisión ha sido adoptada por el departamento que dirige el consejero Bernardo Ciriza sin consultar con el Ayuntamiento, que cuenta desde 1997 con la denominada Carta de Capitalidad. Esta distinción consiste en un régimen económico-financiero singular para la ciudad, incluido en el artículo 8 de la Ley Orgánica de Reintegración y Amejoramiento del Régimen Foral -LORAFNA-, el equivalente al Estatuto de Autonomía. Dicho régimen otorga una singularidad cualitativa diferente a la capital navarra por distintos servicios prestados a los vecinos de la comarca. En global, el consistorio pamplonés recibirá con el nuevo sistema 86,35 millones de euros, un 2% menos que actualmente. Según el primer edil, esto supondrá “una tarea compleja” en el reajuste del Presupuesto municipal. “Yo ahora no me puedo fiar del Gobierno, esto marca un punto de inflexión en la relación con el Ejecutivo”, ha señalado.

El nuevo acuerdo para la financiación local tampoco ha gustado en Tudela, otro consistorio gobernado por Navarra Suma que lleva tiempo pidiendo la Carta de Capitalidad. Su alcalde, Alejandro Toquero, ha calificado el aumento de 2,4 millones de euros destinado al municipio de "muy insuficiente y para cubrir el expediente” y ha estimado que en la práctica el incremento asciende al millón y medio de euros. Así, según ha apuntado, con la subida del IPC prevista este año, el consistorio precisaría de 700.000 euros más. “Ahora más que nunca hace falta explicarle a la gente de Tudela lo que es suyo y no dejar que el PSN y sus pactos con Bildu les engañen", ha afirmado el alcalde de Tudela

En global, el nuevo sistema eleva a 271,7 millones de euros los recursos a las entidades locales para el año que viene. Esto supone 16,4 millones de euros más con respecto al presupuesto del actual ejercicio. No obstante, según detalló el consejero de Cohesión Territorial, Bernardo Ciriza, la cantidad global evolucionará a lo largo de los años con el IPC + 2 puntos -a excepción de la parte relativa al IAE-. Según defendió, este nuevo sistema se ha elaborado en consonancia con la Estrategia Territorial Europea y de Navarra. El objetivo del mismo, ha asegurado, es “garantizar que toda la población tenga un acceso equivalente a servicios e infraestructuras”. Tal y como ha explicado, el modelo introduce variables de reparto, “basadas en la solidaridad y justicia territorial, y se vincula una parte de la financiación a los servicios que prestan las entidades locales”. Así, el nuevo reparto beneficiará ante todo a los ayuntamientos pequeños.

En concreto, 189 municipios navarros cuentan con menos de 1.000 habitantes y recibirán el próximo año 26,7 millones de euros para su financiación, un 15% más que el actual ejercicio. De los 34 consistorios en los que gobierna EH Bildu, un total de 15 cuentan con menos de un millar de habitantes. Se trata, en concreto, de las localidades de Uharte-Arakil, Ziordia, Urdiain, Sunsubilla, Romanzado, Imtoz, Goizueta, Etxauri, Bertizarana, Atez, Bakaiku, Basaburua, Araitz, Arakil, Arantza. Otros 14 municipios gobernados por EH Bildu se beneficiarán de la subida contemplada para aquellos que cuentan con entre 1.000 y 5.000 habitantes. Estos son Aoiz, Arbizu, Baztan, Bera ,Berriozar, Santesteban, Etxarri-Aranatz, Lakuntza, Larraun, Leitza, Lesaka, Mendigorría, Olazti-Olazagutía, Puente la Reina, Ultzama, Izurzun. Por último, cinco municipios gobernados por la izquierda abertzale contarán con el 13% de incremento en la financiación contemplado para un total de 19 localidades con entre 5.001 y 25.000 habitantes. Se trata, en concreto, de los municipios de Ansoáin-Antsoain, Baztan, Berriozar, Villava y Tafalla.

La nueva financiación municipal se reparte a través del denominado Fondo de Participación de las Haciendas Locales en los Tributos de Navarra. Este en 2021 estaba presupuestado en 255,7 millones de euros. Dicho fondo cuenta a su vez con el Fondo de Transferencias Corrientes -200,2 millones-, la financiación de Montepíos -7 millones-, las retribuciones por número de cargos electos -6 millones-, la Carta de Capitalidad de Pamplona -26 millones-, la ayuda a la Federación Navarra de Municipios y Concejos -450.000 euros- y la compensación a los ayuntamientos por pérdida de recaudación del IAE -16,1 millones-.

El motivo para acometer estos cambios, según el Gobierno foral, radica en que "el principal problema de este modelo radica en la desigualdad territorial que origina, que se va acentuando con el paso de los años, debido a las diferencias creadas en el reparto y los importes garantizados". Según han detallado, en 2021, Pamplona recibió 432 euros por persona, mientras que los municipios que tienen una población entre 20.001 y 50.000 habitantes recibieron 280 euros por persona. Las localidades que tienen entre 2.001 y 5.000 habitantes contaron con un total de 325 euros por persona. Según ha defendido el Ejecutivo foral, la nueva financiación ha contado con el trabajo desarrollado por académicos de Hacienda Pública, Economía Aplicada, Geografía y Ordenación del Territorio de la Universidad Pública de Navarra y Universidad de Navarra, y con técnicos de la Dirección General de Administración Local y Despoblación y de la Agencia Navarra del Territorio y la Sostenibilidad Lursarea.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats