Navarra empieza a habilitar espacios de críticos fuera de las UCI ante el aumento de la presión asistencial

UCI del Complejo Hospitalario de Navarra. EFE/ Jesús Diges/Archivo

Máxima preocupación en Navarra por el nivel de ingresos y el de las UCI con casos de COVID-19, que empieza a tensionar "de forma preocupante" el Servicio Navarro de Salud - Osasunbidea, que en marzo se quedó al borde del colapso. El gran incremento de contagios de coronavirus que la comunidad foral viene registrando desde hace semanas está empezando a tener repercusión en los hospitales y desde el Departamento de Salud alertan de que si no se revierte la tendencia en los positivos la situación podría volverse crítica. "La tendencia a día de hoy nos hace pensar que seguramente esta semana el número de personas diagnosticadas supere las de la semana pasada", lo que tendrá un impacto "significativo" en el ámbito sanitario. Así, "en torno a un 5% requerirá hospitalización, en torno a 5 por 1.000 van a necesitar una cama de UCI y en torno a un 5 por 1.000 van a fallecer por esta infección", ha apuntado el director gerente del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN), Alfredo Martínez.

Navarra comienza a aplazar cirugías no urgentes para no saturar el sistema sanitario

Navarra comienza a aplazar cirugías no urgentes para no saturar el sistema sanitario

"El sistema se encuentra en una situación que está apunto de superar su capacidad de adaptación sin repercusión en la atención no COVID", ha explicado el director del CHN, que ha indicado que ya se ha desprogramado entre un 15 y un 20% de las cirugías no urgentes de la semana que viene. "Se trata de una desprogramación similar a la de una semana de verano, lo que nos da una semana de margen, pero si la situación no se revierte no sabremos cual será la situación de la semana que viene", ha alertado. Por el momento, según los datos que ha facilitado, la semana que viene unas 30 personas se verán afectadas por las medidas de desprogramación, pero "cada semana que tengamos que mantener este tipo de ajustes repercutirá también en la salud del resto de la población", ha remarcado.

Para ejemplificar la gravedad de la situación y concienciar a la ciudadanía de la necesidad de quedarse en casa lo máximo posible y minimizar los encuentros sociales, Alfredo Martínez ha explicado que el edificio de hospitalización general del antiguo hospital Virgen del Camino, uno de los más grandes del Complejo, tiene 4 de sus 6 plantas ocupadas exclusivamente con pacientes COVID-19. "A ellas hay que añadir una planta de maternidad, es prácticamente un hospital COVID".

A la vista de esta situación "todo el sistema sanitario se está reorganizando para dar respuesta" a la alta incidencia, ha señalado. Pero ha alertado de que "si la expansión se sigue produciendo tendremos que volver a establecer prioridades a la hora de ingresar e intervenir quirúrgicamente".

Por el momento ya ha sido necesario habilitar puestos de críticos fuera del espacio de UCI. Así, además de haber reforzado el propio espacio de cuidados intensivos con 10 camas más, se han habilitado 16 nuevas camas en la sala de endoscopias del CHN y se van a poner otras 8 en la unidad de cirugía mayor ambulatoria. "Nos estamos adelantando a la evolución de las cifras", ha apuntado Alfredo Martínez, quien ha explicado que un 5% de los positivos por COVID-19 requieren hospitalización y 5 de cada 1.000 ingresan en la UCI.

También ha sido necesario reforzar el personal para lo que se han ampliado contratos temporales y se han ofrecido contratos de ampliación de jornada a todo el personal sanitario con contratos de jornada reducida. "Cada día hay entorno a 200 sanitarios que no pueden acudir al trabajo por dar positivo o ser contacto estrecho y hay médicos sin vacaciones", ha explicado Martínez para alertar de que parte del personal está también "al límite".

El segundo día con más contagios de toda la pandemia

La situación "es muy preocupante", ha indicado también la consejera de Salud, Santos Induráin, que ya este martes advirtió de que esperaban semanas "muy difíciles". Una vez más ha vuelto a pedir a la población que se quede "en casa" porque los hospitales van a llegar "al nivel de marzo" teniendo en cuenta que ahora puede ser peor porque se está a las puertas del invierno, estación más favorable para la transmisión de enfermedades respiratorias.

Induráin ha señalado que los datos son "muy serios nos marcan un contexto epidemiológico y sanitario muy complicado al que hay que responder en todos los niveles", exigen un "abordaje integral y contundente". Este jueves se registró el segundo día con más contagios de toda la pandemia con 637 nuevos positivos tras haber realizado 4.573 pruebas PCR, el día que más se han hecho. La positividad asciende al 13,9%, muy lejos del 5% recomendado por la OMS.

En las últimas 24 horas han fallecido 4 personas con COVID-19 y ya son 704 las personas que han muerto por esta enfermedad desde el comienzo de la pandemia. Además, ayer se produjeron 22 ingresos hospitalarios, cuatro de ellos en la UCI. Así, 406 personas permanecen ingresadas con y por COVID-19 (7 menos que ayer), 56 de las cuales se encuentran en puestos UCI (tres más que ayer) y otras 60 en hospitalización domiciliaria. Los demás, 290 pacientes, están en planta. Las UCI ya están al 40% de ocupación por pacientes COVID.

Etiquetas
Publicado el
30 de octubre de 2020 - 16:55 h

Descubre nuestras apps

stats