eldiario.es

9

El BEC recibirá otros 3,2 millones de dinero público para su déficit

El Gobierno vasco y la Diputación de Bizkaia pagarán casi toda la aportación, que se une a los 24 millones de euros anuales que conceden para sufragar los 520 millones que costó la Feria de Muestras.

Es la primera vez que se amplía capital para absorber las pérdidas de explotación del BEC, que en los nueve años de explotacion se elevan a casi 32 millones de euros.

La aportación se acordó en el Consejo de Administración del pasado miércoles 17 de julio. La Cámara de Comercio aporta unos testimoniales 20.000 euros y los ayuntamientos de Bilbao y Barakaldo, nada.

El BEC, la principal Feria de Muestras de Euskadi en una grave situación económica, recibirá otros 3,2 millones de euros de dinero público para saldar su déficit de funcionamiento. El último Consejo de Administración, celebrado el pasado miércoles 17 de julio, ha aprobado la aportación mediante la ampliación de capital social, asumida por el Gobierno Vasco y la Diputación de Bizkaia casi en su totalidad. Es la primera vez que se amplía capital para absorber las pérdidas de explotación, que suponen una media de 4 millones de euros al año. Todos los años se suscriben ampliaciones de 24 millones (12 del Gobierno y 12 de la Diputación) pero están destinadas a financiar la construcción de la infraestructura, que costó 520 millones de euros.

Desde su primer año completo de funcionamiento, en 2005, la Feria de Muestras ubicada en Barakaldo ha sumado un déficit de 31,7 millones solo en su explotación, es decir la diferencia entre sus gastos y lo que ingresa por su actividad. Salvo en 2008 con 817.000 euros de beneficios, los números rojos han sido constantes cada ejercicio. La deuda se eleva a más de 300 millones si se incluye la amortización de la elevada inversión de 520 millones de esta infraestructura. Esta situación ha llevado a concluir al Tribunal Vasco de Cuentas que la Feria de Muestras está en situación de asfixia económica.

El último informe del Tribunal Vasco de Cuentas, que fue demoledor, ya apuntaba que la única solución era que aumentase la aportación pública anual de 24 millones de euros. El déficit en el funcionamiento del BEC se ha ido cubriendo en estos nueve años con un dinero que estaba destinado a otros fines: se ha utilizado una cuenta creada con excedentes de las aportaciones anuales (dado que en realidad no se utilizaban la totalidad de los 24 millones del Gobierno y la Diputación) para reducir gasto corriente sin que tuviera el permiso del Consejo de Administración del BEC, y se han utilizado activos de inversores financieras que alcanzaban los 102 millones de euros en 2004. A ello se añade que a partir de 2014 el BEC tiene que empezar a pagar un segundo crédito de 150 millones de euros. Solo en intereses, se deben pagar 90,6 millones de euros hasta 2027.

El Consejo de Administración del pasado 17 de julio aprobó la ampliación del capital por 3,2 millones por consenso de todos sus accionistas: el Gobierno vasco y la Diputación de Bizkaia, los mayoritarios con un 46,5% cada uno (un porcentaje que aumentará con esta ampliación); el Ayuntamiento de Barakaldo (3,07%), el Ayuntamiento de Bilbao (un 2,27%) y la Cámara de Comercio (1,65%). A la ampliación solo han acudido el Gobierno y la Diputación, que aportan 1.589.773 euros cada uno, y la Cámara de Comercio, con  unos testimoniales 20.425 euros. Los dos consistorios rehusaron aportar ninguna cantidad, lo que hará disminuir aun más su peso en el consejo. Barakaldo llegó a tener el 11,5% de las acciones en 2004, cuando empezó a funcionar el BEC.

Hace un mes, el Gobierno vasco y la Diputación de Bizkaia presentaron un plan de choque, pendiente de realizarse desde hace dos años, el que no se concretan los ingresos y ahorros que se obtendrán para que en 2016 no haya pérdidas en la explotación, el objetivo del plan. El documento solo alude a que este año, y en relación a 2011, habrá un ahorro de 1,7 millones en gastos de estructura, como los servicios exteriores, montajes y certámenes o el  mantenimiento. El plan prevé mantener la plantilla actual de 69 empleados hasta 2017, tras el acuerdo logrado entre la dirección y el comité de reducción de los salarios de un 6,6%. Este acuerdo evitó aplicar el ERE temporal que se había anunciado.  La gestión del BEC ha quedado en entredicho por el Tribunal de Cuentas, con actuaciones como los 1,2 millones de los que se benefició el Bilbao Basket, al cederles un pabellón gratis durante una temporada y comprarles unas gradas móviles para disputar los partidos de baloncesto.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha