eldiario.es

9

Izaskun Bilbao: "Personas de Andalucía, Castilla o La Rioja nos han llamado para preguntar si pueden votar al PNV en las europeas"

"Europa defiende que el Concierto Económico vasco es un sistema legal y lo ha equiparado a un sistema fiscal como el de un Estado miembro"

"El Estado español no quiere que la Erzaintza se coordine con Policías europeas. Tenemos ahora un nuevo fenómeno terrorista y tiene que haber una coordinación de todos si queremos abordar suficientemente bien el problema"

"¿Cataluña? Europa concluyó que no podíamos hacer lo que quisiéramos al margen de la ley pero que éste era un problema que no se podía resolver solamente con la ley y que era necesario un diálogo, una negociación política y un acuerdo"

29 Comentarios

Izaskun Bilbao Barandica

Izaskun Bilbao Barandica ELDIARIONORTE.ES

Izaskun Bilbao Barandica (Bermeo, 1961) fue presidenta del Parlamento Vasco hasta 2009 y, desde entonces, es eurodiputada. Bilbao Barandica, siempre con dos apellidos -"mi madre también merece que le recuerde cada día"-, encara unas elecciones europeas cruciales para el PNV. Rota la coalición con la extinta Convergència, los 'jeltzales' buscan retener a toda costa el escaño en Bruselas/Estrasburgo en una legistura histórica para la Unión con una pequeña alianza llamada CEUS y de la que forman parte Coalición Canaria, Geroa Bai y partidos de Galicia, Valencia o Baleares. También tienen el apoyo expreso de la otra pata de CiU, la antigua Unió, y la candidata alude a votantes potenciales por toda España. 

Leí una referencia de Andoni Ortuzar que decía que está usted entre las europarlamentarias más influyentes y activas de Europa. ¿Cómo se consigue eso con un solo escaño de 750?

Solamente se consigue con trabajo, con dedicación, con esfuerzo y con una conexión directa con todas las personas, sectores y agentes con los que hemos querido que trabajaran con nosotros. Y contando con un equipo excelente como el que tengo.

¿Estamos ante las elecciones más decisivas para el futuro de Europa teniendo en cuenta algunos factores como el auge de la extrema derecha y, por supuesto, el Brexit?

Sí. Vemos que el Brexit se ha convertido al final en lo que algunos pensábamos desde el principio: un problema de los partidos políticos británicos que no han sabido solventar los problemas del Reino Unido y han atribuido la  responsabilidad a las instituciones europeas con el discurso demagógico de ‘tenemos que salir porque así nos va a ir mejor’. Y eso no es una solución. Llevan todo el tiempo pidiendo prórrogas porque no saben qué hacer y no tienen ningún acuerdo entre ellos. El segundo problema es también consecuencia de lo que dejó la crisis económica, que en algunos países no fue bien resuelta con algunas bolsas de pobreza que se han ido incrementando, salarios precarios, pérdida de empleo, … Todo eso ha sido utilizado por algunos partidos de extrema derecha para hacer el mismo discurso o similar que en el Brexit: ‘Primero nosotros; la Unión Europea no nos beneficia’. En un primer momento decían ‘Tenemos que promover referendos como el Reino Unido para salir’, pero ahora han cambiado las cosas y han pasado al ‘tenemos que estar en el Parlamento Europeo para modificar Europa desde dentro’. Efectivamente, en el Parlamento Europeo y en las instituciones europeas estamos en un momento de inflexión y sería deseable que la ciudadanía europea diera una lección el 26 de mayo con el resultado electoral como lo han dado las elecciones generales en el Estado español. Que haya una ciudadanía europea que diga ‘No queremos volver atrás’. Todavía nos pesan las muertes de esas guerras mundiales. El proyecto europeo es un proyecto sobre todo de paz y de libertad y espero que los europeos voten apostando por estos valores y estos principios.

¿Teme que este debate tan importante quede tapado por las elecciones municipales y forales, autonómicas también en buena parte de España?

Pues mire, creo que las elecciones locales y municipales pueden ser una oportunidad más para hablar de Europa. Porque en cada uno de los debates que estamos teniendo, en cada uno de los municipios a los que vamos a ir, vamos a tener la oportunidad de hablar de ejemplos concretos que les afectan, de legislación europea que afecta directamente en la vida de los ciudadanos de ese municipio o de esa ciudad. Por lo tanto, es una oportunidad. Además, normalmente las elecciones municipales y regionales van a atraer más voto y esto puede favorecer la participación. 

¿Qué ha hecho Europa por los vascos?

Para empezar, nosotros somos Europa. ¿Qué ha hecho Europa? Europa no es una cosa ajena. Entre todos tenemos modificar de alguna manera los lenguajes. ¡Nosotros somos Europa! Además, tengo que recordar que el PNV estuvo en los orígenes del proyecto europeo ya el año 1939. Estuvimos en el Congreso de La Haya. Estuvimos elaborando los documentos de los nuevos equipos internacionales dentro del movimiento demócrata-cristiano y del movimiento federalista. En el Alderdi Eguna de 1933 el lema era 'Euzkadi y Europa'. El europeísmo del PNV es incuestionable.

¿Puede concretar qué aporta Europa?

¿Qué ha hecho Europa por nosotros? Primero, el proyecto de paz y de estabilidad que nos ha dado. Y, en segundo lugar, nosotros nos hemos centrado en trabajar con sectores concretos para que sus aportaciones se conviertan en legislación europea. Podemos hablar de temas de transporte, un tema que muchas veces le damos un sentido local. La 'Y vasca', por ejemplo, no es más que un trocito de este proyecto europeo que nosotros hemos estado defendiendo desde que estamos en el Parlamento Europeo. Es un proyecto que está definido el año 1994 como una red ferroviaria prioritaria. Tenemos al sector pesquero: poca gente sabe que los buques atuneros congeladores que tienen su sede y sus oficinas en Bermeo constituyen una de las flotas más innovadoras. Ese nivel de empleo tan importante para Euskadi que nos referencia en el mundo vive y puede pescar gracias a los acuerdos que se votan en el Parlamento Europeo, acuerdos como el de las islas Seychelles, por ejemplo. Europa es lo que nos permite pescar en el Índico, en el Atlántico, en los mares del mundo, en definitiva, con criterios de sostenibilidad. Y podríamos seguir con muchos ejemplos. Y, al revés, hemos llevado aportaciones y buenos ejemplos de Euskadi a las instituciones europeas. No es casualidad que seamos referencia en el proyecto de la receta electrónica, en Formación profesional, Industria 4.0. o en los programas de envejecimiento activo. Por lo tanto hay muchísimos proyectos que nos permiten como europeos colaborar, aportar y recibir también aportaciones.

¿Está en riesgo el escaño del PNV sin esa coalición con la antigua Convergència?

No quiero dar nada por supuesto. Hay que ver cuál es el nivel de participación en todo el Estado español. Espero que la gente haya podido valorar el trabajo y el esfuerzo que hemos realizado y cómo hemos estado defendiendo los intereses de Euskadi en las instituciones europeas, arbitrando soluciones a problemas concretos de personas y de empresas. Confío en la ciudadanía y, por supuesto, esperamos revalidar. En esta coalición CEUS hay una representación de la diversidad del Estado español, partidos que piden otra forma de hacer a los grandes partidos políticos del Estado español porque no se sienten representados. Nos dicen constantemente que el modelo somos nosotros. El modelo PNV en todas las instituciones. ¿Por qué? Porque allá donde vayamos trabajamos por y con la ciudadanía para resolver los problemas y para construir las mejores. soluciones. Con Coalición Canaria, Compromiso por Galicia y otros partidos de Islas Baleares y Valencia confiamos en que podamos revalidar el escaño. Pero hay que trabajar hasta el último momento. Si la gente quiere que haya una diputada que represente y defienda los intereses de Euskadi allí y hacer que también las instituciones europeas miren a Euskadi, tendrá que decidir bien quién quiere que les represente.

Hay un factor añadido de riesgo para ustedes, que es que España no va a tener esos cinco escaños adicionales porque, sin haberse ejecutado el Brexit, el Reino Unido finalmente sí elegirá a sus eurodiputados.

Hombre, es verdad que cuanto más haya para repartir es más fácil de obtener el escaño en nuestro caso. Pero, bueno, estamos con una circunstancia que también era previsible ante las dudas que tenía el Reino Unido. Están obligados a convocar las elecciones dado que no llegado a una solución pero, a pesar de esas amenazas, esperemos que podamos trabajar y conseguir el escaño. Ahora bien, repito, cuantos más hay para repartir, más fácil. Para el PNV y para todos los demás también, ¿eh?

Volviendo al tema de la ruptura de la coalición con el PDeCat. ¿No quería el PNV pedir el voto para Carles Puigdemont?

Es un tema de partidos políticos que han hecho sus negociaciones. Como todo el mundo sabe, lo que sí está claro es que el PDeCat y Puigdemont han marcado una estrategia y esa estrategia pasaba por la agenda catalana y no ha sido posible hacer esa coalición. Pero hace unas un par de semanas lo que también se hizo fue suscribir un acuerdo político, una declaración política entre el PDeCat y el PNV para una colaboración de futuro. Las relaciones nuestras son históricas. Son de amigos, de hermanos. Pero en este caso no se le puede atribuir la responsabilidad de lo que ha pasado con esta coalición al PNV. Y el PNV lo que tiene que hacer es la campaña por sus candidatos, porque lo más importante para nosotros es que el PNV tenga una representación en el Parlamento Europeo como la ha tenido estos últimos años.

Relación de amigos, sí, pero desde la antigua Convergència y desde el entorno de Puigdemont han llegado algunas críticas, incluso al lehendakari, Iñigo Urkullu.

La verdad es que hemos podido ver críticas, pero en ese caso que cita creo que lo que ha primado y lo que ha valorado la gente es el esfuerzo que ha hecho el lehendakari por mediar entre el Gobierno español y el catalán en esa convocatoria de elecciones [para evitar la declaración de independencia de 2017]. Al lehendakari le caracteriza el rigor y la seriedad y ha dejado constancia de todas las actas de cómo se celebraron esas reuniones en tres entes diferentes para que todo el mundo, después de que acabe esto, pueda analizar y pueda observar cómo fue aquello. Yo creo que la gente, efectivamente, confía en el lehendakari Iñigo Urkullu y, bueno, al final cada uno tendrá que responder de las críticas que hace.

Sin embargo, la extinta Unió Democràtica ha planteado de alguna manera votar al PNV en Cataluña y no a la candidatura de Puigdemont. ¿Espera que la coalición CEUS pueda recibir miles de votos en Cataluña?

Es verdad que representantes de la antigua Unió han dicho que a ellos les gusta el modelo PNV. No es la primera vez que lo dicen, igual que nos lo han dicho las personas que forman la coalición con nosotros. Es verdad que han manifestado públicamente que ellos entienden que el modelo PNV es el que debería ser desarrollado en un futuro en Cataluña.

Pero, ¿esperan un caudal de votos allí? ¿Van a hacer campaña activa?

Vamos a centrarnos en hacer la campaña que tenemos que hacer en Euskadi, con nuestros proyectos, con nuestros sectores. Y tratando de trasladar a la gente la importancia que ha tenido el trabajo que hemos realizado, la importancia que tiene ser influyentes en el Parlamento Europeo y la importancia que tiene que Euskadi tenga una representación que defienda directamente los intereses de los vascos allí. En eso nos vamos a centrar. Al final, dependerá de la voluntad de los catalanes. ¡Y no sólo de los catalanes! Hemos recibido llamadas y correos de personas anónimas de distintas comunidades autónomas que nos han preguntado por cómo nos podían votar para las elecciones europeas.

¿De qué lugares?

Desde Andalucía hasta Galicia pasando por Castilla y León o La Rioja. Hemos recibido correos de organizaciones que se han ofrecido a hacer una campaña por mí para nuestra sorpresa. ¿Eso cómo se mide? Pues no tenemos ni idea. El factor de Unió es uno pero lo que sí hemos visto es que distintas personas por distintas razones se han dirigido a nosotros para decirnos ‘¿Os podemos votar?’. Así que bueno, bienvenido sea si nosotros podemos servir como un modelo de trabajo o de responsabilidad, de diálogo, de negociación, de acuerdos y de soluciones para mejorar la vida de las personas. Bienvenido sea. Cuantos más seamos, mejor. Porque, además, en las europeas hay que denunciar el déficit democrático con el que nosotros vamos a estas elecciones europeas. El hecho de que sea una circunscripción única en el Estado español nos obliga a tener que hacer coaliciones con diferentes partidos políticos para tratar de obtener alguna representación. En esta ocasión vamos a ver qué es lo que ocurre, pero debería cambiar ese sistema. Lo hemos pedido tanto en el Congreso de los Diputados como en informes que se han debatido en el Parlamento Europeo para que las regiones con competencias legislativas en toda Europa pudieran tener garantizada esa representación. Esto es precisamente para acercar la institución, el debate y las elecciones a la ciudadanía europea. No lo hemos conseguido y esto es lo que explica también las coaliciones.

Europa se ha posicionado con cierta claridad en favor de los Estados y en contra del proceso soberanista catalán, sobre todo en lo relativo a la pertenencia de esa hipotética república independiente a la Unión Europea. Ustedes llevan en el programa una directiva de claridad y el lehendakari se la llegó a requerir a Jean Claude Juncker.

El mensaje que más nos han trasladado las instituciones europeas -porque hemos hecho diferentes iniciativas- ha sido la de que el catalán es un problema de un Estado miembro y que tiene que ser el propio Estado quien lo resuelva. Nosotros hemos pedido mediación europea, el lehendakari lo hizo y lo hicimos nosotros en el Parlamento también, mediación para este tipo de problemas cuando los Estados no tienen la capacidad para poder resolverlo. Nuestra demanda de una directiva de claridad viene de lejos. Hace dos legislaturas, en el intergrupo de minorías, ya aprobamos una declaración, la declaración de Estrasburgo, y allí se pedía un mecanismo a nivel europeo para que los Estados miembros pudieran resolver con criterios similares situaciones en las que un territorio aspiraba a ser algo diferente.

El PNV exige el "autogobierno completo" para una Euskadi "dueña de su futuro"

Izaskun Bilbao, en un mitin EFE

Pero esta directiva de claridad, ¿qué apoyos tiene en Europa?

En el Parlamento Europeo, después del 1 de octubre, el Estado español intentó evitar que se hablara sobre lo que había ocurrido en Cataluña. Pero como teníamos el debate sobre el semestre europeo, diferentes diputados de todos los grupos parlamentarios aprovechamos para hacer un debate sobre Cataluña. Fue un debate intenso, con muchísimas intervenciones de personas de ideologías diferentes. Y aquel debate dejó cuatro conclusiones sobre la mesa: que aquellas imágenes de cargas policiales eran inaceptables en el seno de la Unión Europea en el siglo XXI, que cada uno no podíamos hacer lo que quisiéramos al margen de la ley, que éste era un problema que no se podía resolver solamente con la ley y que era necesario un diálogo, una negociación política y un acuerdo. Ésa fue la conclusión que pudimos sacar del debate en el Parlamento Europeo. Pero, claro, también hemos visto que cuando el Reino Unido, de manera democrática, ha aceptado que Escocia hiciera un referéndum las instituciones europeas se posicionaban diciendo que se alegraban de que la gente votase democráticamente y que hubiesen votado que no, que se querían quedar. Nosotros defendemos que lo que ocurra en Cataluña, en el Estado español o en cualquier otro Estado sigue siendo un problema europeo y por eso necesitamos un marco europeo. Necesitamos una Ley de Claridad que ordene y establezca los criterios claros y tengamos un marco de referencia que sirva para resolver los problemas territoriales y problemas políticos que de otra manera parece que en algunos sitios no se sabe cómo hacerlo.

¿Qué tienen en común el PNV y Ciudadanos?

[Silencio] ¿Que qué tenemos en común? ¿Como personas? ¿Como partidos? Un poco más de concreción con la pregunta, por favor.

¿Qué les une políticamente? 

Es obvio que el PNV es un partido nacionalista vasco, progresista, humanista y moderno que defiende sus instituciones empezando por el Concierto Económico. Y Ciudadanos es un partido nuevo que ha hecho batalla contra el Concierto Económico de manera demagógica e interesada. A partir de ahí, lo que también puedo decir es que las imágenes del debate político que vemos en el Estado español y en el Parlamento Europeo son completamente diferentes. ¿Por qué lo digo? Porque el debate en los diferentes Parlamentos regionales o en el Congreso o en el Senado son más debates de enfrentamiento de posiciones, de política y teoría. En el Parlamento Europeo -es la gran diferencia- trabajamos la legislación. Allí nuestra máxima preocupación es llegar al máximo nivel de acuerdo entre diferentes. Con Ciudadanos lo que hacemos es coincidir o no en informes sobre energía, sobre transporte, sobre pesca, sobre desarrollo rural o sobre igualdad. Obviamente, eso sí, viendo el perfil de los partidos políticos yo creo que es clara cuál es la diferencia.

Preguntaba porque comparten en el Parlamento Europeo grupo parlamentario, ALDE. Tambión con UPyD. Quizás la gente no sepa que, por ejemplo, hay fotografías de Andoni Ortuzar con Albert Rivera en actos de ALDE.

Nosotros creemos en el ejercicio de la política. Nosotros siempre hemos dicho que nosotros estamos abiertos a la negociación. Nosotros estamos abiertos a dialogar con los diferentes. Estamos siempre dispuestos a hablar si va a ser para defender los intereses de Euskadi y la mejora de la situación de la ciudadanía vasca. ¿Qué tiene de malo una fotografía con alguien que piense distinto a ti? Nos lo preguntan todas las veces y, a ver, el grupo ALDE es el grupo de los liberales europeos y de los demócratas europeos. Nosotros estamos en el Partido Demócrata Europeo. Ellos en el Partido Liberal Europeo. Habría que preguntar a Ciudadanos por qué Ciudadanos decidió entrar en un grupo en el que ya estaba el PNV. Nosotros hemos defendido durante toda la legislatura nuestros principios, nuestros programas y nuestras instituciones al margen de la opinión que pueda tener de esos temas Ciudadanos. También hemos defendido el Concierto Económico. Nosotros hemos seguido con nuestra agenda.

¿Y la fotografía?

Es verdad esa imagen que usted dice. Hay una cumbre de partidos liberales y demócratas una vez al año. Albert Rivera este año no fue pero el año pasado sí. Fue en representación de Ciudadanos a esa cumbre de liberales europeos y Andoni Ortuzar fue en representación del presidente del Partido Demócrata Europeo porque en aquella ocasión no pudo ir. Y, evidentemente, en la foto de familia… pues aparecen los dos.

¿Cómo se compatibiliza la defensa de la unión fiscal europea con la defensa de la singularidad dentro de España que representa el Concierto Económico?

Cuando fue recurrido el Concierto Económico, la sentencia europea, que llegó después de la sentencia de las Azores, defiende que es un sistema legal. Y, además, lo ha equiparado a un sistema fiscal como el de un Estado miembro. Por lo tanto, a esos efectos entendemos que somos como un Estado. El sistema está reconocido por los tribunales europeos y el sistema está reconocido en la Constitución. Respecto de la armonización fiscal a nivel europeo, la defendemos porque su ausencia a nosotros, que somos industriales y además tenemos la responsabilidad en el ingreso y en el gasto, no nos beneficia. Hemos defendido de manera intensa esa armonización. Hay que recordar, además, que representantes de las instituciones de Euskadi trabajan en el Ecofin para trabajar en la armonización. Por lo tanto, el encaje del Concierto Económico no está cuestionado de ninguna manera y buscamos esa armonización y trabajamos intensamente en ello porque el nuestro es un sistema como el de un Estado.

El pasado verano, en la frontera de Irún, se produjeron devoluciones en caliente. Hubo personas durmiendo en la calle porque no podían cruzar de España a Francia, dentro del espacio Schengen. ¿Es un fracaso de Europa?

Sí. Europa no ha hecho lo suficiente para resolver el problema de todas las personas migrantes que nos han ido llegando en los últimos años. Las instituciones europeas han aprobado iniciativas para tratar de darle solución pero hay que reclamar la responsabilidad de los Estados miembros. Donde se bloqueó este asunto fue cuando los Estados miembros dijeron que no aceptaban el sistema de cuotas, incluido el Estado español. Euskadi, en cambio, activó inmediatamente un mecanismo de acuerdo interinstitucional y con las oenegés para dar solución a las personas, Se ofreció a acoger a mil personas que nunca llegaron porque es el Estado español el que tiene que aceptar primero el cupo de 19.000. No lo hizo nunca.

Le preguntaba por Francia, no por España, por el bloqueo en la frontera francesa.

Es criticable. Primero porque nosotros no estamos de acuerdo con las fronteras. Yo cuando voy a Estrasburgo al pleno también paso una frontera. Cuando llego a Estrasburgo tengo que volver a sacar el carné de identidad para poder entrar en el aeropuerto. Por lo tanto, esas barreras que habían desaparecido existen para estas personas migrantes y existen para todos los ciudadanos europeos, cosa que nosotros hemos denunciado. Si algo es el proyecto europeo es la eliminación de estas barreras que es lo que nos ha permitido tener la Europa que tenemos ahora. Dicho esto, en este caso no ha habido unas soluciones adecuadas y hay que reivindicar una vez más la responsabilidad de los Estados miembros, que no están a la altura y son los que están bloqueando todas las soluciones. Quiero decir también que desde Euskadi tenemos motivos para estar contentos porque se ha trabajado en una propuesta que el lehendakari ya envió al presidente Juncker (Share), en la que se establecía un mecanismo de reparto ordenado y que se incorporaran a la decisión los ámbitos locales y regionales, que al final son los que prestan el servicio. Se establecen baremos en torno a la fiscalidad, los niveles de desempleo y de población para hacer un reparto adecuado y una acogida adecuada. Ya hay comunidades como Melilla, Cataluña o Andalucía que se han incluido dentro de esta red Share.

Quería conocer su posición política en torno a los cambios horarios que se están debatiendo tanto en los últimos meses en toda Europa.

En efecto, ha sido una iniciativa que surgió del Parlamento. Tras ser sometida a consulta ciudadana, es una de las que más respuesta de los ciudadanos ha tenido, con casi cinco millones. La inmensa mayoría, el 85%, lo que reclama es que no haya dos cambios horarios al año. El Parlamento ya tiene una posición para acabar con estos cambios bianuales pero no hay un acuerdo entre los Estados miembros y, por lo tanto, tenemos que esperar a la siguiente legislatura para ver qué es lo que va a ocurrir.

Reformulo la pregunta: dando por supuesto que no habrá cambios horarios, ¿cuál de los dos husos horarios es el adecuado, el de verano o el de invierno?

Realmente, es cosa de cada uno de los Estados miembros… Es muy difícil decir ‘me voy a quedar con el de verano’ o ‘me voy a quedar con el de invierno’. Los Estados tienen problemáticas diferentes. Lo que sí está decido es acabar con esos cambios horarios en una fecha determinada.

Como eurodiputada tendrá una posición…

Es muy difícil en este momento quedarnos en el horario de verano o con el horario de invierno. Es muy difícil. Mi opinión personal es que tenemos que vivir lo más cerca posible del horario solar. Tenemos que vivir con la luz natural.

Otra de las iniciativas históricas del PNV en Europa es que la Ertzaintza acceda en pie de igualdad con las Fuerzas de Seguridad del Estado a todas las bases de datos policiales del espacio Schengen. ¿En qué punto está este asunto?

Sí, lo hemos reclamado históricamente y también en esta legislatura de manera intensa. Sobre todo porque tenemos un fenómeno que es el del terrorismo yihadista. Ninguno estamos exentos de este problema y hemos reivindicado una y otra vez en la necesidad de que la Ertzaintza comparta con otras Policías estas bases de datos. Y, además, hemos pedido que se integren en todas las reuniones que se celebran a nivel europeo y a nivel internacional para abordar esta cuestión como Policía integral vasca que es. La respuesta que nos han dado las instituciones europeas es que ellos no tienen ningún inconveniente, pero que esto tiene que ser una petición que realiza el Estado miembro. Por lo tanto, donde tenemos el problema es en el Estado miembro, que no quiere hacer esa equiparación. Pero nosotros vamos a seguir insistiendo porque nos parece crucial. Lo vivimos con el fenómeno de ETA, tenemos ahora un nuevo fenómeno terrorista y tiene que haber una coordinación de todos si queremos abordar suficientemente bien el problema. ¿Los últimos atentados qué nos han dicho? Que las Policías de los Estados miembros tenían información pero no la habían puesto en común. Y no nos lo podemos permitir. Afortunadamente, últimamente andamos más tranquilos, pero no se puede bajar la guardia.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha