eldiario.es

9
Menú

La protección del pez espinoso reduce el plan contra las inundaciones del río Gobela

La asociación de damnificados por las riadas denuncia la “desproporción” del proyecto que finalmente será “mucho menor” de lo planteado debido al plan de protección del pez espinoso.

Recriminan la falta de voluntad política para posibilitar la ejecución del plan inicial que otorgaba mayores cotas de seguridad.

- PUBLICIDAD -
Los vecinos afectados por las inundaciones del Gobela denuncian la reducción del plan de actuación en el cauce del río. 'Encauzar el Gobela'

Los vecinos afectados por las inundaciones del Gobela denuncian la reducción del plan de actuación en el cauce del río. 'Encauzar el Gobela'

La asociación de afectados por las riadas del Gobela ha pasado “del gozo a la decepción” ante la reducción de las intervenciones presentadas en el Proyecto Global de la Agencia Vasca del Agua Ura, que finalmente no ensanchará ni profundizará el cauce fluvial en la zona de Fadura, debido al plan de protección del pez espinoso, una especie protegida que habita en las aguas del río. Los vecinos denuncian que el hecho de “no tocar el cauce, como preveía el plan inicial, impide que las grandes avenidas puedan ser desaguadas en las zonas medias y altas del río”, por lo que la dimensión de las obras que finalmente se llevarán a cabo establece una “clara” desproporción aguas arriba de Errekagane.

Desde la asociación ‘Encauzar el Gobela’ denuncian lo que consideran una “merma” en el beneficio final del proyecto presentado por Ura en 2008, justo después de las inundaciones y riadas que provocaron numerosos destrozos materiales al quedar anegados negocios, huertas, lonjas y garajes con decenas de vehículos afectados al colarse el agua en los bajos de los edificios. Es por ello que ahora, ante la reducción de las obras, lamentan la carencia de “una verdadera voluntad política para posibilitar la ejecución del plan en su totalidad” ya que otorgaba “muchas más altas cotas de seguridad”. A través de un comunicado recriminan el “noqueo” que la protección del pez espinoso ha provocado en esta fase del proyecto por la falta de permisos de actuación denegados por el departamento de Agricultura de la Diputación de Bizkaia.

El periodo de reproducción del pez espinoso que comprende entre el 1 de abril y el 31 de agosto es considerado “crítico” para la supervivencia de esta especie. “Por supuesto que estamos por la supervivencia de nuestro antiquísimo vecino el pez espinoso, pero creemos que se podía haber hecho más”, aseguran sobre la actuación de Ura y el Ayuntamiento de Getxo, que “siempre han evitado pronunciarse” respecto al tema. “Es más, hasta nos trataban de engañar diciendo que la obra y el beneficio era el mismo, cuando saben que no es verdad”, denuncian en su web.

No es la primera vez que la Diputación impide ensanchar el cauce

Pero la imposibilidad de tocar el cauce no es nueva. Ya en 2010 la Diputación prohibió la ejecución de la obra propuesta en el plan inicial por la protección del pez espinoso. Una negativa que no comprenden “del todo” desde la asociación puesto que no tienen constancia de que exista un estudio “actual y profundo” sobre la situación de este pez en el Gobela, “y más cuando se ha demostrado una alta presencia de más de 500 ejemplares extraídos en Errekagane y una salud a prueba de bombas”, explican.

En este sentido consideran que la obra sigue siendo “importante pero limitada porque llega hasta donde llega”.  Por ello, reclaman al Ayuntamiento  estudios que determinen un cambio en la política de ordenación del territorio así como en la política ambiental de manera que “se permita regenerar y aumentar el ciclo hidrológico natural del agua en esta cuenca del Gobela de tan alto riesgo hidráulico”. “Solo tras un estudio geomorfológico de la zona, tal y como indican los expertos, se puede hacer un análisis y diagnóstico que permita determinar medidas y acciones concretas que lleven a una mejora de la situación, o al menos no empeorarla”, aseguran. Para ello abogan por un aumento de arbolado y espacios naturales, así como la potenciación del sector primario “para ganar y disponer de superficies de pastos y cultivos”. “Cualquier desarrollo urbanístico tiene que favorecer a recuperar el ciclo natural del agua”, señalan.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha