eldiario.es

9

Si quieres que tu banco te devuelva la cláusula suelo, demándalo

La única manera de recuperar lo que los bancos han cobrado de manera indebida es denunciándolos ante el juzgado siempre que la cláusula no haya sido negociada expresamente

La abusividad de estas disposiciones se basa en su falta de transparencia

La Policía desaloja a cuatro concejales para ejecutar un desahucio en Cádiz

Las cláusulas suelos pueden acabar hundiendo al afectado y condenarle al desahucio. EFE

Si al final prevalece el criterio jurídico de la Comisión Europea de que si una cláusula suelo introducida por un banco en una hipoteca se declara nula se debe devolver el dinero desde el comienzo de la vida del crédito puede llevar a que los bancos queden atrapados en su propia trampa. De momento todo está en el aire y pendiente de la decisión final del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, pero los bancos han empezado a echar cuentas. En cualquier caso el futuro pronunciamiento del Tribunal de Justicia solo afectará a la retroactividad. En ningún caso va a dictaminar si una cláusula de suelo es nula o no. Eso lo tiene que hacer el juzgado. Y para ello es preciso que los ciudadanos que se consideren afectados lo denuncien ante la justicia.

Es a partir de ese momento cuando puede empezar a funcionar la retroactividad. En primer lugar, el juez debe declarar que la cláusula introducida por el banco en el préstamo hipotecario es nula porque no se negoció con el afectado (lo que ocurre en la mayoría de las ocasiones). Y es entonces cuando entra en juego el factor Tribunal de Justicia de la Unión Europea, en el caso de que haya fallado que la retroactividad afecta a toda la vida del préstamo (es decir, desde la firma) y no solo como hasta ahora, que la retroactividad solo corre desde el 9 de mayo de 2013, cuando así lo fijó el Tribunal Supremo español.

Varias Audiencias provinciales han discrepado de la doctrina del Tribunal Supremo, que limita la obligación de devolución de las cantidades cobradas y por eso han planteado la cuestión prejudicial ante el Tribunal de Justicia de la UE.

La cláusula suelo ha sido uno de los caballos de batalla en los últimos tres años entre los bancos y los ciudadanos con préstamo hipotecario. Básicamente, por mucho que el euríbor baje, los contratos que tienen esa cláusula no ven disminuir la cantidad a pagar ya que tienen un tope: el cliente nunca puede pagar un interés inferior a entre un 2,75 y 4,75%. Sin embargo, en los últimos años el euríbor se ha desplomado a niveles históricos tras la inyección de liquidez que ha realizado el Banco Central Europeo. Esta espectacular baja del euríbor no ha hecho sino agravar la situación de los préstamos con cláusula suelo, ya que los afectados no han podido beneficiarse de esta bonanza cuando las economías domésticas peor lo están pasando. En España, alrededor de 2,5 millones de hipotecas tienen suelo.

“Los tribunales siempre declaran nula está cláusula”, asegura José María Erauskin, abogado de la plataforma Stop Desahucios Gipuzkoa. “El problema”, añade, “es conseguir que el banco te devuelva lo que has estado pagando de más. Pero eso no se ha logrado hasta ahora porque el Tribunal Supremo falló en su día que si los bancos devolviesen todo lo conseguido de más podrían quebrar. Así, la retroactividad quedó fijada en el 9 de mayo de 2013”.

“Ahora”, prosigue, “lo que hace la Comisión es rebatir este fallo y asegurar que el efecto retroactivo debe imperar siempre, desde la firma, porque así lo estipula la normativa comunitaria. Pero debo advertir de que demandar por la cláusula suelo es solamente posible siempre que la misma no haya sido expresamente negociada. La abusividad de estas cláusulas se basa en su falta de transparencia”.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha