eldiario.es

9
Menú

Malos tiempos para la lírica (JSE-Egaz)

- PUBLICIDAD -

Decía el recién desaparecido Coppini, que son malos tiempos para la lírica. Y lo decía hace años. Y lo son, para la lírica, para la poesía, para la música, para el arte, para la cultura. Y lo es, no sólo ahora en crisis que parece que estamos abocados a abrazar el individualismo. Lo ha sido siempre para un sector de personas con poder que siempre apostarán por desplazar al humanismo y que debemos ser los humanistas, que comprendemos que el arte y la cultura es fundamental para el desarrollo humano digno, los que lo defendamos, e incluso empecemos a pensar, que sin juventud ligada a la cultura, esta no sobrevivirá.

Y es que, actualmente, no hay cultura de apostar por la cultura y mucho menos por el arte. Y eso se ve en nuestras administraciones. Y, salvo en las fiestas (que es como cumplir el expediente), no hay tampoco tradición de apostar por la música. Y fundamentalmente es un problema de enfoque:

Los únicos experimentos que se hacen, más allá del Guggenheim o el Bellas Artes, son realizar apuestas por arte nuevo, y aunque esto funcionase (creo que se debe apostar también por ello), nadie parece darse cuenta de que la solución no viene por hacer desaparecer un Velázquez con un nuevo artista, sino saber cómo vender a día de hoy un Velázquez, precisamente para que el nuevo artista sea la continuación de referentes del pasado. Cuando digo Velázquez, digo un Ibarrola, o un Txillida o un Oteiza.

El problema no está en adaptar la oferta para lo nuevo, para lo que ya hay muchas ideas, sino que hay que adaptar a los nuevos tiempos la forma de vender la oferta existente, que no deja de ser una cultura que no se puede perder.

Es verdad que hay tres motivos fundamentales por los que la juventud rara vez acude a un museo (su uso está ligado fundamentalmente al turismo y no al ocio): primero: por el precio, segundo: por el tipo de oferta, y tercero: por la escasa difusión en redes ligadas a la juventud. En Euskadi hay un elemento más: habitualmente las apuestas públicas por la cultura, son sólo de un tipo de cultura, que representan lo vasco de una manera, olvidando que hay otra Euskadi cosmopolita, heterogénea y no tan cerrada a lo básico y milenario.

Es verdad que hay tres motivos fundamentales por los que la juventud rara vez acude a un museo (su uso está ligado fundamentalmente al turismo y no al ocio): primero: por el precio, segundo: por el tipo de oferta, y tercero: por la escasa difusión en redes ligadas a la juventud.

Prácticamente podríamos decir lo mismo de la música. Fuera del circuito de fiestas, el problema es el precio, la difusión (aún se hace con pegadas de carteles), y el tipo de oferta. Dentro del circuito festivo, nos encontramos además con que, con dinero público, se apuesta fundamentalmente por dos fórmulas: o bien aquella que prima los "llenazos" por encima de la calidad, o bien aquella que le dan igual los vacíos siempre y cuando sea con un mismo tipo de música (que yo escucho, por cierto, pero que lo público no puede servir para hacer sobrevivir a toda una industria). Y, sin embargo, la apuesta debería ser como el ideal de una televisión pública: apostar por la calidad por encima del share de turno, y esa calidad no será nunca un solo tipo de música, serán varios tipos.

Tres ideas para potenciar la cultura, siempre y cuando haya dinero público de por medio (si es sólo privado, cada uno puede hacer lo que quiera):

1.- Reducciones de precio e incluso gratuidad para grupos con dificultades: parados de larga duración y jóvenes, principalmente.

2.- Una oferta continuada, planificada y dirigida, fuera del circuito festivo.

3.- Constituir un órgano de coordinación con perspectiva joven, que facilitaría que la planificación llegase a todas partes y huyésemos del monopolio de las capitales.

Creo que con esas tres ideas, ya avanzaríamos bastante en el objetivo de hacer una oferta atractiva, bien presentada y atrayente, al sector que será quien sostenga el arte y la cultura del mañana. Y quizás, sólo quizás, dejen de ser malos tiempos para la lírica.

- PUBLICIDAD -
- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha