eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Historia de una tortilla

Hace pocos días María Josefa Macz, miembro del Comité de Unidad Campesina de Guatemala, nos enseñaba emocionada una tortilla de maíz: un par de tortillas con un poco de sal es todo el alimento que tienen al día las familias de campesinos y campesinas víctimas de los desalojos del Valle del Polochic. Sobreviven tiradas en las cunetas de los caminos, al margen de las que fueron sus tierras. Los indígenas q'eqchi llevan en este valle antes del descubrimiento de América.

Tortilla de Maíz

Tortilla de Maíz

Yo también vengo de una familia de agricultores de muchas generaciones. El pueblo de mi padre está en la provincia de Burgos. Paseo por el camino que va del pueblo hasta nuestra finca, y me gusta imaginar cómo sería mi vida si tuviera mi casa allí. Si con mi familia, mi mujer y mi hijo, cultivásemos esa tierra, y tuviésemos que comer de lo que nos diese. Si además tuviéramos que vender los excedentes para conseguir algo de dinero para sanidad, educación, ocio…

Y de pronto, un día cualquiera, pongamos el 16 de Marzo de 2011, se presentan en mi casa antes de las 9 de la mañana 50 patrullas de la Policía Nacional, y 5 camionetas del ejército; en total unas 1.000 personas entre policías, soldados, y agentes de paisano armados. Me enseñan una orden judicial, donde una determinada empresa reivindica la propiedad de esta tierra, y el juez ha decidido que me dan una hora para desalojar.  “¿Pero y mis cultivos?”  les pregunto. Ante este despliegue de fuerza y ley poco puedo hacer. Sólo puedo pensar en toda la inversión que he hecho en trabajo y en dinero para semillas, aperos. Nuestro bebé llora desconsolado porque no sabe lo que está pasando… Me responden que coja lo que pueda. No hace falta ser agricultor para saber que es imposible hacer una recolección en una hora. Miro, desde la cuneta de ese camino que tantas veces he paseado, cómo el ejército y la policía, junto a trabajadores de la empresa, comienzan a destruir mi cosecha y a quemar mi casa. El infierno se representa con llamas ¿no? Una imagen para toda una vida, pero no precisamente de las que me gustaría recordar.

Mientras escribo esto me surgen también las imágenes de las familias desahuciadas en España, pero en esa imagen, gracias a la movilización, veo también a la plataforma Stop Desahucios, y veo a gente, ciudadanos, vecinos que están allí para intentar parar una injusticia. En Polochic hay mucha lucha campesina detrás, y de las propias familias, sólo hace falta hacer una búsqueda en google para verlo. Pero no veía a la gente, hasta que aquí también comenzó la campaña. Ahora veo que, dos años después del desalojo, somos muchos pidiendo una solución. Y seguro que, como sucede con las plataformas de aquí, también como ciudadanos y vecinos del mundo somos capaces de romper con esta injusticia.

¿Has firmado ya? ¿O dejas que sigan apenas con dos tortillas de maíz?

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha