eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

70 kilómetros de palma y sufrimiento

Tres días en el valle del Polochic y uno en ciudad de Guatemala. Días llenos de emociones y de gente impresionante: el padre Darío dando su apoyo incondicional a la comunidad de los Alpes, Avelino con su asociación de reintegración de exguerrilleros, el CUC y su lucha campesina por la tierra desde 1978... Personas que día a día buscan nuevas fórmulas para lograr que los derechos de los campesinos de Guatemala sean respetados.

Reunión de representantes de comunidades desalojadas del Valle del Polochic

Reunión de representantes de comunidades desalojadas del Valle del Polochic

Hemos estado rodeados de bosques de diferentes árboles y de caña de azúcar, pero de vuelta a Guatemala nos adentramos en una plantación de palma africana. Durante 70 km seguidos no dejamos de ver palma africana a ambos lados del coche. Esto me da unas horas para reflexionar.

No puedo dejar de visualizar lascaras de tantas personas que hemos conocido y que llevan dos años de lucha para que les devuelvan su tierra. Es indignante ver kilómetros y kilómetros de bosque y de huertos que han sido arrasados para plantar la dichosa palma africana. No puedo dejar de repetirme que la avaricia de unos pocos por conseguir más y más hectáreas para plantar palma o caña hace que mucha gente no tenga ni un metro cuadrado de tierra para plantar sus alimentos.


Muchas veces no somos capaces de mirar más allá de un producto final. Me explico: los biocombustibles en sí parecen un avance, algo positivo. ¿Quién diría que causan tanto dolor a las familias del valle del Polochic? No hago sino reafirmarme en la importancia que tiene el estar bien informados y el querer llegar al final de las historias. Sabiendo lo que ocurre aquí, tenemos el poder y el deber de ejercer presión sobre nuestros gobiernos y de informar a los que nos rodean de todas estas situaciones de injusticia. ¿Quién iba a pensar hace unos meses que se podían obtener 100 000 firmas para que el gobierno de Guatemala cumpla sus promesas? A mí me parecía muy complicado, pero se ha conseguido. Ahora sólo falta que el presidente Otto Fernando Pérez Molina las escuche y sepa que las personas del valle del Polochic son importantes y que desde aquí seguiremos dándoles nuestro apoyo.


Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha