eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

El Congreso aprueba castigar con hasta cuatro años de cárcel a los conductores que huyan de un accidente mortal

Hasta ahora la legislación penaba con prisión a quien huyese de un accidente con heridos pero no consideraba omisión del deber de socorro si había muertos

La nueva ley, que tiene que ser refrendada por el Senado, también penará atropellos múltiples y recogerá como delito las imprudencias leves

Las víctimas creen que la reforma se queda a medias porque no incrementa las penas por homicidio al volante, una de sus principales reclamaciones

UniónGC lanza una campaña ante el "alarmante" número de atropellos de agentes

Un guardia civil monta un control de tráfico. EFE

El Congreso de los Diputados ha aprobado este jueves endurecer el castigo para algunas conductas delictivas al volante. Habrá condenas de cárcel para quien esté implicado en un accidente con víctimas y abandone el lugar, porque ahora no tenía castigo si la víctima fallecía al instante. También se incrementará la pena a los conductores que provoquen varias víctimas, pero no se tocarán cuando haya solo una, como reclamaban las asociaciones de víctimas y la impulsora de este cambio legal, la activista Anna González.

El texto tendrá que pasar ahora por el Senado. Si no introduce cambios quedará definitivamente aprobado; si se incluyen nuevas enmiendas volverá al Congreso para refrendar las modificaciones. La iniciativa, registrada por el PP en 2017 y que ha sufrido algunos cambios durante su tramitación, permitirá condenar hasta a nueve años de cárcel "en caso de varios fallecidos causados por la imprudencia en la conducción de vehículos a motor".

Pero la modificación más importante afecta al abandono del lugar del accidente. Hasta ahora, esa conducta solo se contemplaba en el delito de omisión del deber de socorro, que no castigaba la huida si la víctima había fallecido en el momento del accidente. Tan solo si podía haber sido socorrida: si tardaba en fallecer a causa de las lesiones o si solo quedaba herida.

Esta circunstancia cambiará con las modificaciones del Código Penal, que ahora recogerá un delito específico de abandono del lugar del accidente. Si en el siniestro se deja a una persona que ha sufrido lesiones constitutivas de delitos, se podrá imponer una pena que va de los tres a los seis meses de cárcel. Si la persona fallece -ya sea inmediatamente o un tiempo después- se podrá castigar con hasta cuatro años de cárcel.

Las imprudencias leves serán delito

Durante la ponencia también se ha introducido un cambio que no figuraba en el texto inicial, pero en el que los colectivos de víctimas han hecho mucho hicapié. A partir de ahora las lesiones leves serán delitos y no faltas administrativas que, tras la reforma del ministro Rafael Catalá,  quedaron excluidas de la vía penal. Esto obligaba a las víctimas de accidentes de tráfico a acudir a la vía civil, costeando el proceso judicial su bolsillo.

Ahora el artículo 142 del Código Penal tendrá una nueva redacción que incluirá como delito las faltas leves. Este pequeño cambio tendrá una enorme repercusión, porque la mayoría de los accidentes se saldan únicamente con lesiones leves como roturas de huesos. Lo ha recordado durante el debate parlamentario el diputado del PSOE Pablo Bellido: "Se habían dejado muchos delitos de lesiones despenalizados, al tener que ir las víctimas a la jurisdicción civil".

Bellido ha celebrado que la reforma "eleve las penas en los casos más graves, regule mejor las imprudencias menos graves y establezca el delito autónomo de abandono del lugar del accidente". "Abandonar a la víctima en España podía no tener castigo", ha recordado el diputado socialista, que ha celebrado que ya no vaya a ser así.

En la misma línea se ha expresado Óscar Gamazo, del PP: "Abandonar a una persona tras un accidente era un acto despreciable, no merece un mero reproche administrativo como algunos defendían, la fuga en un siniestro vial es un hecho intolerable".

"Mandamos un mensaje social muy potente, quien abandona a una víctima, quien se fuga la paga", ha dicho desde la tribuna Irene Rivera, de Ciudadanos. Unidos Podemos se ha quedado solo en el rechazo a esta iniciativa. Su diputado Jaume Moya ha criticado que se busque siempre en el Código Penal "la solución a estos dramas". "El dictamen ha preferido responder a medidas de populismo punitivo y mantener los privilegios de las compañías de seguros", ha añadido.

Moya ha criticado también que la reforma recupere el "antiquísimo delito de fuga" y ha centrado su discurso en que la iniciativa no afectará en ningún modo a la forma de solicitar las indemnizaciones tras un accidente de tráfico. Desde ERC se han manifestado en la misma línea, pero Carolina Telechea ha dejado claro que su grupo iba a votar a favor por respeto a las víctimas.

Aunque la reforma supone un avance en el reconocimiento de las peticiones de las asociaciones de víctimas, deja fuera un punto clave: el aumento de penas cuando solo hay un fallecido. Hasta ahora se castiga con hasta cuatro años de cárcel, pero las víctimas piden que se aumente ese reproche penal.

"No se trata de meter más gente a la cárcel"

Lo reclama la propia Anna González, que perdió a su marido tras un atropello cuando hacía ciclismo y que inició una campaña para promover estas modificaciones legales. Critica que los diputados no hayan ido más allá y solo incrementen las penas en caso de un fallecido y varios heridos de gravedad. Ella reclama "penas de cárcel de hasta seis años en caso de que haya un fallecido". Sí que celebra que en el último momento se haya incluido como delito las lesiones leves. "Así, las víctimas no tendrán que pagar las costas, el forense y tendrán la protección del fiscal", lo que tiene especial relevancia porque "la mayoría de las lesiones en accidente de tráfico son menores".

Fernando Muñoz, vicepresidente de Stop Accidentes, también lamenta que no se haya conseguido por ahora el aumento de penas. "Con que haya un fallecido ya entendemos que debería de haber más penas, para que esto sirva para educar y crear conciencia cívica, no se trata de meter más gente a la cárcel".

"A determinadas edades las normas nos resbalan un poco, pero si hay una pena nos frena. Pasaba lo mismo con el carnet por puntos, la prohibiciones existían, y como no pasaba demasiado, la gente pasaba. Pero cuando empezaron a quitar puntos bajaron muchísimo lo siniestros", apunta.

Muñoz no quita importancia a todo lo conseguido hasta ahora y señala que conseguir el 100% de sus reclamaciones es complicado. Aún queda el trámite del Senado, donde se podría discutir esta modificación. Lo ha dicho la diputada de Ciudadanos durante el debate: "Invito al resto de partidos a que se sumen, que no se queden a medias, porque ahora si hay solamente un fallecido no se incrementan las penas cuando hay alcohol y drogas".

Desde el PP le han reprochado que hiciese ese comentario durante el Pleno, cuando hasta ahora no ha presentado ninguna enmienda en ese sentido. Todo lo que se decida en la cámara alta tendrá que contar con el visto bueno del PP, que tiene mayoría absoluta. Sánchez es poco optimista con que el Senado vaya a cambiar nada y cree que la redacción de la iniciativa quedará como está ahora.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha