eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Exlíderes europeos y latinoamericanos se unen para defender a Lula en Brasil

- PUBLICIDAD -
Exlíderes europeos y latinoamericanos se unen para defender a Lula en Brasil

Exlíderes europeos y latinoamericanos se unen para defender a Lula en Brasil

Varios exlíderes europeos y latinoamericanos se unieron hoy en un foro celebrado en Sao Paulo para defender la figura del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, preso por corrupción e inhabilitado por la Justicia para las elecciones del próximo octubre.

El ex jefe del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero y los ex primeros ministros Dominique de Villepin, de Francia, y Massimo D'Alema, de Italia, recordaron el legado que dejaron para Brasil y para el mundo los Gobiernos de Lula, quien cumple una pena de doce años de cárcel por corrupción y blanqueo de dinero.

Zapatero manifestó que el Brasil de Lula dejó "legados decisivos en el orden internacional", pues hasta su llegada a la Presidencia de Brasil (2003) "nunca se había empeñado una fuerza como esa contra la pobreza y la miseria".

El líder socialista también invitó a todos los simpatizantes del exmandatario y a "todo el Brasil progresista" a votar en las elecciones al exministro Fernando Haddad, sucesor de Lula como candidato presidencial por el Partido de los Trabajadores (PT).

"Sé que van a ganar las elecciones, que Fernando Haddad ganará las elecciones y que será, además de todo, una victoria generosa", vaticinó Zapatero en el simposio, organizado por Fundación Perseu Abramo, ligada al PT.

D'Alema dijo estar "muy preocupado con lo que pasa en Brasil, porque, a su juicio, Lula "fue preso por un juicio indebido y fue ignorada la decisión del Comité de Derechos Humanos de la ONU para que pudiera participar en las elecciones".

El ex primer ministro italiano, que visitó ayer a Lula en la sede de la Policía Federal de Curitiba en la que está recluido desde abril pasado, vio al exmandatario "un poco flaco"y "herido por las injusticias que sufrió", pero con la "misma visión, lucidez y determinación".

"Es una luchador y entiende muy bien qué es lo que está en juego, es la democracia lo que está en juego en Brasil y no la victoria de uno u otro político", aseguró.

Con un apoyo de casi un 40 % en los sondeos demoscópicos, Lula pretendía concurrir a las elecciones, pero su candidatura fue vetada por la Justicia Electoral en base a normas que impiden que condenados en segunda instancia, como es su caso, puedan presentarse a cargos electivos.

El antiguo dirigente sindical, quien acumula además otras cinco causas penales abiertas en la Justicia por corrupción, intentó varios recursos en distintas instancias judiciales para revertir su inhabilitación, pero le negaron todos, lo que le obligó a renunciar y ceder su lugar a Haddad.

Villepin manifestó que en los últimos años Brasil se convirtió en un actor internacional de mayor peso y "eso es gran parte" fue por Lula y por el excanciller Celso Amorim, quien ocupó ese cargo durante los Gobiernos del todavía máximo líder del PT y hoy presente en el foro.

En opinión de Villepin, el gigante latinoamericano está hoy en "un momento de inflexión", pues o "escoge el camino de la democracia y la sigue respetando" o por el contrario, "va en dirección de la violencia política, más odio y más miedo".

Al cierre de filas en torno a Lula se unieron el excanciller argentino y parlamentario del Mercosur, Jorge Taiana; el exjefe de Gobierno de Ciudad de México Cuauhtémoc Cárdenas; y el exministro chileno y exsenador Carlos Ominami, entre otros.

"Lula es la figura más atacada del progresismo a nivel mundial", pero "hoy Lula es más grande que ayer", exclamó Ominami.

Todos ellos participaron en el seminario "Amenazas a la Democracia y al Orden Multipolar", al que además asistieron diferentes intelectuales como el prestigioso pensador estadounidense Noam Chomsky.

El lingüista aseguró que "hay problemas de la democracia en Brasil, problemas contundentes" y que no puede dejar de lado el hecho de que Lula "debería por derecho ser candidato en Brasil".

Chomsky, al igual que los líderes políticos, también hizo un análisis de la crisis que sufren actualmente los sistemas democráticos y del aumento de los movimientos xenófobos, que vinculó a las consecuencias de las medidas neoliberales implementadas en los últimos años.

Este congreso tendrá su extensión el próximo lunes en Madrid, donde se celebrará el seminario internacional de Casa América "Una alerta progresista para fortalecer la democracia y el orden multipolar", para el cual está prevista la asistencia del expresidente del Gobierno español Felipe González y del excanciller Amorim.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha