eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

EXCLUSIVA

El Gobierno contrata como asesor de la Embajada al comisario acusado de matar a su mujer en Brasil

El cargo de "consejero asesor" en materia de Interior le permite conservar parte de la inmunidad que habría perdido al jubilarse el 23 de enero pasado

El policía no puede ingresar en prisión provisional ni ser detenido aunque será juzgado en Brasil al renunciar España a la "inmunidad de jurisdicción"

Será trasladado a una cárcel española, en caso de ser condenado, y no pisará una brasileña porque España no ha renunciado a la "inmunidad de ejecución"

53 Comentarios

El presidente de Costa Rica, Abel Pacheco, condecora al comisario Jesús Figón Leo en 2004 / EFE

El presidente de Costa Rica, Abel Pacheco, condecora al comisario Jesús Figón Leo en 2004 / EFE

El comisario jubilado de la Policía Nacional Jesús Figón aguarda a ser juzgado en Brasil por el asesinato de su mujer trabajando como “consejero asesor” en la Embajada española, revelaron a eldiario.es fuentes policiales y confirmaron oficialmente los ministerios de Interior y Asuntos Exteriores. Este es el cargo que el Gobierno ha elegido para que Figón continúe acreditado como personal diplomático y conserve la inviolabilidad y parte de la inmunidad del cargo después de haberse jubilado de la Policía Nacional el 23 de enero pasado.

Jesús Figón se entregó a la policía local de Vitoria, capital del Estado de Espírito Santo, el 12 de mayo de 2015. Ante los agentes confesó que había matado a su esposa en el transcurso de una discusión. Rosemary Justino Lopes, de nacionalidad brasileña, falleció por varias heridas de arma blanca. Al día siguiente, el ministro Margallo dijo que España renunciaría a la inmunidad diplomática de la que gozaba Figón si se confirmaba que la investigación era por un crimen machista. La inmunidad, dijo el canciller español, “en ningún caso puede servir de coartada en hechos tan deleznables como los que se están investigando allí”.

La realidad es que Figón ni siquiera fue apartado de su puesto como máximo representante del Ministerio del Interior en Brasil y que España solo renunció a la “inmunidad de jurisdicción”, por lo que el país sudamericano se está haciendo cargo de la investigación y celebrará el juicio. Al mantener la “inmunidad de ejecución”, el policía será trasladado a España en cuanto haya una sentencia para cumplir la pena. En caso de ser condenado, Figón no llegará a pisar una cárcel brasileña.

Tras el presunto asesinato machista, Jesús Figón continuó siendo el consejero de Interior de la Embajada española en Brasil y cobrando su sueldo íntegro, incluso cuando la Fiscalía del país presentó la acusación formal por homicidio cuatro meses después, en septiembre de 2015.

Pero el 23 de enero de este año, el comisario cumplió 65 años y se jubiló. Figón se veía obligado a dejar el servicio activo de la Policía y el cargo de consejero de Interior en la embajada. El comisario no podía seguir acreditado como personal diplomático en el país donde presuntamente mató a su mujer. Fue entonces cuando el departamento que dirige Jorge Fernández Díaz propuso nombrarle “consejero asesor” de la Embajada en materia de Interior. Exteriores aceptó. De este modo, Figón mantenía su condición de “agente diplomático”.

El Convenio de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, de 18 de abril de 1961, establece en su artículo 29 que “la persona del agente diplomático es inviolable”. Y añade: “No puede ser objeto de ninguna forma de detención o arresto”. Por este motivo, Figón nunca ha estado detenido por el crimen de su mujer. Al no perder su cargo de consejero de Interior primero y ser nombrado consejero asesor tras su jubilación, un juez no puede dictar prisión provisional contra el comisario.

Un portavoz de Asuntos Exteriores remitió a Interior para cualquier explicación porque es, dijo, el "Ministerio competente”. Por su parte, fuentes de la Dirección General de la Policía aseguraron que la propuesta partió de la misma y que el nombramiento se acordó "de acuerdo" con Exteriores, que es quien "ejecuta" la medida, añadieron. 

Fuentes próximas al caso aseguran que Brasil se resistía a que Figón, de ser condenado, cumpliera la condena en España. Pero finalmente cedió y el policía ha mantenido la “inmunidad de ejecución”, de modo que las autoridades brasileñas investigan y juzgarán el caso. Si resulta condenado a una pena de cárcel, Figón cumplirá en España la condena, siempre de acuerdo al régimen que establezca la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, perteneciente al Ministerio del Interior. 

Desde el día de la jubilación de Figón, otro comisario de la Policía Nacional ocupa el cargo de Consejero de Interior. Fuentes policiales aseguran que el acusado por un crimen machista acude con normalidad a su puesto de trabajo, consistente en asesorar a su sustituto.

Archivado en España

A los pocos días del crimen de Rosemary, la única hija del matrimonio abrió la posibilidad de que su padre fuera juzgado en España. Presentó ante la Audiencia Nacional una querella admitida a trámite por el juez Eloy Velasco: un ciudadano español había cometido presuntamente un delito en el extranjero y el tribunal especial era competente para investigarlo. Pero la Fiscalía brasileña informó a la española que ya había una causa abierta en el país sudamericano, según fuentes de la Audiencia Nacional, y eso obligó a Velasco a archivar provisionalmente el caso, después de haber imputado y citado a declarar al policía.

Está previsto que el juicio por la muerte de Rosemary Justino Lopes (50 años en el momento de su muerte) se celebre en los próximos meses. La estrategia de defensa del comisario español consiste en alegar que actuó en defensa propia. Según la versión que mantiene, se encontró a su mujer durmiendo en la vivienda familiar y cuando fue a despertarla ella, que había bebido, le atacó con un cuchillo. Las heridas que provocaron su muerte se habrían producido en el transcurso de la pelea, siempre según la versión de la defensa.

El comisario Figón es defendido de forma gratuita por el despacho Ilocad, que dirige Baltasar Garzón, amigo del policía. Este relato de los hechos es asumido por la Fiscalía brasileña, según una nota que hizo pública el despacho de Garzón en septiembre. La defensa del policía destaca que la Fiscalía descarta que se trate de un "feminicidio", por lo que insiste en que el comisario debe recuperar la inmunidad jurisdiccional y ser juzgado en España.

Jesús Figón y la fallecida eran pareja desde hacía 30 años, cuando se conocieron en España. Desde el entorno del policía aseguran que solicitó el destino en Brasil para que su mujer pudiera estar cerca de su familia. El comisario fue destinado a Brasil en 2012.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha