eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Las mentiras de Pablo Casado en su comparecencia tras la convocatoria de elecciones

El presidente del PP ha dicho que su partido ha tumbado los presupuestos o que está ahora mejor en las encuestas que cuando se produjo la moción de censura

También ha afirmado que el PP tumbó el plan Ibarretxe o que a su partido le daba igual la fecha de elecciones, días después de pedir que se celebrasen el 26 de mayo

Pablo Casado se atribuye el adelanto electoral

68 Comentarios

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, comparece en rueda de prensa, tras el anuncio del Gobierno de la convocatoria de elecciones para el 28 de abril de 2019.

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, comparece en rueda de prensa. Europa Press

El presidente del PP, Pablo Casado, ha comparecido en la mañana de este viernes para valorar el anuncio del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de que adelanta las elecciones al 28 de abril. Casado ha dicho que en esos comicios se tendrá que elegir "entre un Gobierno que negocia con Torra" y otro que aplicará el 155 en Catalunya.

El líder de los populares ha realizado algunas afirmaciones que no se corresponden con la realidad durante una comparecencia en la ha proclamado, en relación a la intervención de Sánchez, que el PP no iba a "permitir que se mienta".

"¿Por qué no han salido los presupuestos? Porque le hemos pillado". Durante su comparecencia, Casado ha insistido en varias ocasiones de que el responsable del adelanto electoral es el PP -"Hemos tumbado a Sánchez. El PP ha conseguido que tire la toalla"-, pero eso no es cierto.

El partido de Casado siempre se ha opuesto a las cuentas, que con la arimética de la moción de censura podrían haber salido adelante incluso con el voto en contra de PP y Ciudadanos. Ha sido la oposición de los partidos independentistas la que tumbó las cuentas en el Congreso. A pesar de ello, Casado ha proclamado que "si no hubiera sido por nosotros habría habido presupuestos".

Una movilización que hizo "cambiar de plan a Pedro Sánchez". Casado ha atribuido a la manifestación del domingo en la Plaza de Colón de Madrid el fin de la negociación del Gobierno con la Generalitat y los partidos independentistas. Lo cierto es que el pasado viernes 8 de febrero la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, anunció dos días antes de esa concentración que el diálogo con los independentistas se había roto por su negativa a aceptar las reglas para las conversaciones que planteaba el Ejecutivo.

"El PP se ha recuperado después de la moción de censura". Casado ha hecho esta afirmación en relación a las opciones electorales del PP de cara el 28 de abril. Sin embargo, las encuestas muestran todo lo contrato a lo afirmado por el líder de los populares.

La última encuesta de Celeste-Tel para eldiario.es apunta a que el PP se quedaría por debajo de los 100 escaños, lejos de los 137 que tiene ahora. No es la única. 

"La fecha nos da igual, pedíamos elecciones cuanto antes". No es cierto. Cuando comenzaron los rumores de que el Ejecutivo podía convocar elecciones en el mes de abril, Casado pidió a Sánchez que llevase la fecha de los comicios a mayo y las hiciese coincidir con las autonómicas, municipales y europeas del día 26 de ese mes, en el conocido como 'superdomingo' electoral.

El líder del PP dijo que "lo lógico" era hacer coincidir todos los comicios para evitar el "coste de 200 millones de euros" que según él supondría hacerlas por separado. Algunas le dan por debajo de esa cifra y todas coinciden en que desde que Casado está al frente del partido sus pronósticos electorales son peores. Pero además hay unas elecciones que han mostrado ese retroceso en apoyos: ya con Casado como presidente del PP, el partido se dejó más 300.000 votos en los comicios de Andalucía.

"Acercamiento de los presos y el régimen penitenciaron a la carta". Lo ha dicho en varias ocasiones y formaba parte de ese comunicado que se leyó en la manifestación de Colón. Casado sostiene que el Gobierno ha acercado "los presos catalanes a la cárcel de Lledoners".

Los presos pidieron durante toda la instrucción, además de su salida en libertad, su traslado a cárceles catalanas. El juez instructor del caso, Pablo Llarena, dictó a finales del mes de junio una providencia en la que dijo que "no existe razón procesal que conduzca a la custodia de los procesados en ningún centro penitenciario concreto", lo que permitió a Instituciones Penitenciarias iniciar el traslado de los presos. El Ministerio del Interior dejó claro que no iniciaría ningún traslado sin el visto bueno del juez del Supremo.

España, una "muleta de las repúblicas bolivarianas". El presidente del PP ha presentado diversas disyuntivas entre las que los españoles tendrán que elegir el próximo 28 de abril. Entre ellas, ha dicho, los electores decidirán si quieren que España siga siendo "la muleta de las repúblicas bolivarianas", en referencia a la crisis abierta en Venezuela.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha sido muy crítico con el presidente venezolano, Nicolás Maduro. El pasado 26 de enero, Sánchez compareció en la Moncloa para dar un ultimátum de ocho días a Maduro para que convocase elecciones. El 4 de febrero, una vez que ese adelanto electoral no se había producido, el Gobierno español reconoció a Juan Guaidó como "presidente encargado" de Venezuela, en línea con la política seguida por la UE y el resto de potencias europeas.

"Menos PP ha supuesto menos unidad de España". Es otro de los argumentos recurrentes del PP de Pablo Casado. Lo cierto es que con mayoría absoluta del PP en el Congreso y durante sus años de Gobierno el independentismo catalán ha experimentado su mayor auge.

Bajo el Gobierno del PP se produjeron la consulta del 9 de noviembre de 2014 y el referéndum del 1 de octubre de 2017. Las fuerzas independentistas han crecido en votos y mantienen desde hace años una posición de mayoría absoluta en el Parlament catalán.

El Plan Ibarretxe. Para justificar esa batalla contra el independentismo y por la unidad de España, Casado ha puesto como ejemplo que fue el PP quien tumbó el conocido como Plan Ibarretxe, presentado en el Congreso por el lehendakari Juan José Ibarretxe.

La cámara baja votó en 2005 -con el PSOE en el Gobierno- contra ese plan. Cinco partidos -PSOE, PP IU, Coalición Canaria y Chunta Aragonesista- unieron sus 313 diputados para rechazar la propuesta de Ibarretxe.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha