eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Pedro Sánchez dice 'no' a Rajoy para evitar que eche a andar la "legislatura del chantaje"

"Nadie puede pedirnos que votemos lo que queremos cambiar", advierte el líder del PSOE, que considera que el programa de PP y Ciudadanos no enmienda ninguna de las leyes "estrella" de Rajoy

"Si usted fuera coherente con sus palabras y acciones debería ser el primero en votar en contra de su candidatura", espeta Sánchez a Rajoy por sus palabras durante la anterior investidura

Rajoy pide la abstención al PSOE para salir del bloqueo y evitar elecciones, pero Sánchez reitera el rechazo: "Usted no es de fiar"

31 Comentarios

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en la sesión de investidura del 4 de marzo de 2016.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. Marta Jara

"El PSOE votará en contra con total y absoluto convencimiento, con coherencia, por el compromiso con los votantes y el bien del país". Pedro Sánchez ha comenzado así su discurso, anticipando el 'no' de los 85 diputados socialistas a la investidura de Mariano Rajoy. "Nadie puede pedirnos que votemos lo que queremos cambiar", ha resumido. El líder socialista ha utilizado el grueso de su intervención para reprochar al candidato del PP los cuatro años de gestión "absolutista" que ha llevado a cabo y ha justificado su rechazo, además, en la necesidad de evitar que eche a andar "la legislatura del chantaje". 

Sánchez ha empleado la primera parte de su discurso para echar en cara a Rajoy sus palabras durante el proceso de investidura, cuando el socialista se sometió sin éxito a la investidura, cuando le acusó de usar las instituciones para su propia supervivencia. Sánchez le ha dicho que este proceso es la "crónica de una derrota anunciada" y le ha afeado que "ni siquiera lo haya intentado con otros grupos", como sí hizo para lograr la presidencia del Congreso con los nacionalistas. "Si usted fuera coherente con sus palabras y acciones debería ser el primero en votar en contra de su candidatura", ha expresado Sánchez: "Usted sólo trata de mantenerse como sea en el Gobierno".

El líder del PSOE cree que el acuerdo de PP y Ciudadanos no le da razones para permitir que gobierne. "España necesita un gobierno, pero no un mal gobierno. España necesita un Gobierno que recupere las libertades que usted ha amputado", ha dicho. "Ni en su programa, ni en el acuerdo hay intención de enmienda alguna", ha expresado Sánchez que, sobre el pacto con Ciudadanos, también ha reprochado que no suponga avances en fiscalidad. "No está preparado para cumplir lo que proclama", ha dicho Sánchez.

No obstante, apenas ha analizado el texto de Rajoy y Rivera sino que ha basado su rechazo en la gestión "absolutista" que ha realizado durante los últimos cuatro años. Pese a que Rajoy sostiene que su Gobierno ha hecho mucho por la lucha contra la corrupción, Sánchez también ha usado esa baza -con menciones a los SMS a Luis Bárcenas, la reunión del ministro del Interior con Rodrigo Rato o la utilización de la policía para perseguir a adversarios políticos-. En su turno de réplica, el candidato socialista le ha leído la lista de delitos que afectan al PP y sus dirigentes: "Es todo el Código Penal", ha ironizado.

Rajoy: "He entendido todas las partes del no"

"Estamos en contra de su continuidad. Usted no quiere derogar las leyes estrellas aprobadas que no han hecho más que traer precariedad, paro encubierto...", ha enumerado. "Lo único que propone a esta Cámara es continuismo", ha aseverado. Para Sánchez, que Rajoy le pida que permita que su gobierne eche a andar, pretende una "aventura" en la que "todos cambien menos él".

Rajoy ha utilizado un tono bronco en el comienzo de su contestación al líder del PSOE. "He entendido todas las partes del no, aquello de no, no, no", ha respondido Rajoy, que le ha dicho que bastaba con que expresara su rechazo y que es innecesario que lo argumente. "Quiere bloquear que salga presidente del gobierno quien se presenta a esta investidura y quien ha ganado las elecciones y tiene que justificarlo -le ha espetado-. ¿Y cómo lo hace? Emitiendo un juicio tan cariñoso y generosos sobre mi persona".

Pedro Sánchez: "Usted no es de fiar"

"La mayoría de los españoles no está de acuerdo con reforma laboral, ni con los SMS a Bárcenas, ni con la amnistía fiscal -ha comenzado Sánchez en su turno de réplica-. Por eso usted no tiene la mayoría suficiente y va a perder el debate de investidura". "No es una cuestión de bloqueo, es de democracia. No se viene a la investidura a un mero trámite como vimos ayer ni a ser aplaudido, se viene a pedir la confianza de la Cámara y no tiene la del grupo socialista. Pretende ser investido presidente mezclando agua y aceite", ha asegurado.

"No voy a entrar en datos ni imputados -ha contestado Rajoy en su segunda intervención-. No estoy de acuerdo en que queremos perpetuar las políticas que hemos llevado a cabo estos cuatro años, lo que sí estoy de acuerdo es que han sido buenas para España y que debe mantenerse en el grueso de las mismas y es lo que hemos acordado con Ciudadanos y hay que hacer algunos cambios, que es lo que hemos acordado con Ciudadanos". Rajoy también ha defendido, a su manera, su gestión económica: "Algo se habrá hecho bien, aunque fuera por equivocación. Reconózcanos, al menos, que hemos tenido suerte".

"Déjennos al menos gobernar, no bloquee y no nos lleve a una tercera convocatoria electoral", ha terminado Rajoy. "El PSOE no se va a abstener -le ha respondido el secretario general socialista en su último turno-. Usted no es de fiar". 

Sánchez: Responsabilidad es que no siga Rajoy 

Sánchez también ha lanzado un mensaje a quienes apelan a la abstención del PSOE apelando a su responsabilidad. "Lo que España necesita no son cuatro años más de Rajoy y colaborar a ello es el acto de más responsabilidad que un político puede hacer hoy en día". Esas han sido las palabras pronunciadas al final de sus 30 minutos de intervención, pero ha dejado caer esa idea, que también se lee en clave interna, durante otros momentos de su discurso.

"Ni mi partido ni yo somos objeto de este debate -ha afirmado Sánchez-. Ha dicho que necesita a Ciudadanos en la investidura y al PSOE para poder gobernar". "Lo que usted esta diciendo es que quiere gobernar sin oposición", ha agregado el líder socialista, que ha asegurado que si el Gobierno de Rajoy ha sido el del "absolutismo",  la legislatura "sería la del chantaje". "No solo no podemos apoyar su chantaje sino que lo denunciamos", ha dicho.

"La suma letal de corrupción, mala gestión económica y desigualdad a la que su Gobierno ha arrastrado a España, no desaparece tras un proceso electoral, ni se sobresee en una investidura, sino que requiere de nuevas políticas y de nuevos actores", ha continuado. "Algunos piden el voto por patriotismo, otros están dispuestos a perder toda credibilidad por la patria", ha zanjado Sánchez.

Aunque Sánchez se ha visto reforzado en el 'no' tanto por el acuerdo firmado por PP y Ciudadanos como por el discurso de Rajoy durante el debate de investidura, en el PSOE hay voces que plantean una reflexión tras un primer fracaso del presidente en funciones. 

Algunos barones y dirigentes, como José Luis Rodríguez Zapatero, son partidarios de convocar un Comité Federal en el que pueda replantearse el 'no' para evitar terceras elecciones. A esa opinión se sumaron este lunes varios diputados durante la reunión del grupo parlamentario, que reclamaron una reflexión a partir del día 2 de septiembre. Sostienen que los tres noes del PSOE (no a intentar una alternativa, no al PP y no a terceras elecciones) son incompatibles entre sí. Así, hay partidarios de permitir que gobierne Rajoy para desbloquear la situación. Defienden que el PSOE puede, en la práctica, gobernar desde la oposición tumbando iniciativas del PP y marcando la gestión desde el Congreso. 

Pero también hay quien defiende que Sánchez debe intentar un gobierno alternativo con el apoyo de Podemos. Las posibilidades varían: que PNV vote a favor y solo sea necesaria la abstención de Ciudadanos o que lo apoyen los independentistas catalanes. Esa es una de las líneas rojas que le impusieron los barones a Sánchez, pero hay dirigentes –como la presidenta balear, Francina Armengol, o el diputado Odón Elorza– que plantean que se levante ese veto. Sánchez mantiene, por el momento, la incógnita sobre cuáles son sus planes.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha