eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Willy Toledo no se presenta en el juzgado y comparece en una iglesia de Vallecas: "No he cometido ningún delito"

El actor está imputado por decir en un post de Facebook: "Yo me cago en Dios y me sobra mierda para cagarme en el dogma de la santidad y virginidad de la Virgen María"

Su abogado asegura que "en un Estado democrático el pensamiento no delinque y menos la expresión escrita de ese pensamiento"

A Toledo le han acompañado actores como Alberto San Juan o Javier Bardem, que ha considerado que penar con cárcel declaraciones como las del actor supone "volver al franquismo"

59 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Rueda de prensa de Willy Toledo en la parroquia de San Carlos Borromeo de Madrid.

Rueda de prensa de Willy Toledo en la parroquia de San Carlos Borromeo de Madrid. Iñigo Aduriz

En lugar de acudir al juzgado al que estaba llamado este martes a declarar como investigado por un delito contra los sentimientos religiosos, el actor Willy Toledo se ha ido a la parroquia de San Carlos Borromeo de Vallecas, en Madrid, donde ha ofrecido una rueda de prensa junto a otros actores y distintas personalidades. Allí ha querido dejar clara su postura: " Considero que no he cometido ningún delito y por lo tanto no hay ninguna necesidad de que yo comparezca ante un juez para declarar sobre mis sentimientos religiosos, mi ideología, mi manera de pensar, mi sexualidad... la Constitución me ampara en todos esos hechos", ha dicho el actor.

Toledo estaba citado este martes a las 11.30 horas en el Juzgado de Instrucción 11 de Madrid para declarar como investigado por presuntamente haber insultado a dios y a la virgen. Su  imputación se debe a los comentarios que hizo el actor en la red social Facebook en los que criticaba la apertura de juicio oral contra tres mujeres que en 2014 procesionaron una gran vagina en Sevilla. "Yo me cago en Dios y me sobra mierda para cagarme en el dogma de la santidad y virginidad de la Virgen María", escribió el actor.

Al conocer su primera citación como investigado, prevista para el pasado 18 de abril, Toledo ya advirtió de que no acudiría para no participar en una "farsa" y que tendrían que detenerlo. Hoy iba a tener lugar esa segunda citación, a la que tampoco ha acudido, pero por la huelga de jueces y fiscales se ha suspendido y se ha aplazado al 28 de junio. Él ha asegurado que aún no sabe qué hará ese día, pero ha defendido sus declaraciones. Porque lo que hizo con su escrito fue una "crítica legítima", cumpliendo con su "legítimo derecho a la libertad de expresión".

Entre sus objetivos no estaba dañar a ningún devoto de la confesión católica. "Yo no pretendía ofender a nadie", ha recalcado, antes de recordar que ni siquiera conocía a la Asociación Española de Abogados Cristianos que puso una denuncia contra él. Toledo ha señalado, además, que él también se ha sentido ofendido en muchas ocasiones. " Cada vez que tú emites una opinión, es obvio que las personas que abracen la opinión contraria se van a poder sentir ofendidas. Yo también me siento ofendido por muchas expresiones que escucho, pero sin embargo no se me ocurre ejercer acciones legales, persecutorias e inquisitoriales contra quien opina distinto a mí".

"Si vienen a detenerme, me entregaré"

Toledo, que ha recibido el respaldo de un centenar de ciudadanos que se han acercado a la parroquia vallecana, ha asegurado que no opondrá resistencia en el caso de que el juez decrete su arresto: "Si vienen a detenerme, me entregaré", ha dicho. "Lo que me venga lo asumiré. No con deportividad, pero lo asumiré", ha zanjado, antes de señalar que la cárcel no le asusta. "Me asusta mi propio silencio", ha dicho.

Respecto a la regresión de la libertad de expresión en España ha dicho:  "todo esto viene de una malísima llamada Transición y peormente gestionada Transición, donde los poderes franquistas continuaron intocables, en sus mismos puestos".

A su lado estaban actores como Javier Bardem, Alberto San Juan o Leo Bassi, así como la abogada Isabel Elbal o la profesora universitaria Eugenia Rodríguez Palop. También su abogado, Endika Zulueta, que ha considerado que Toledo "es un ciudadano que piensa y escribe sobre lo que piensa". Con su post en Facebook el actor hizo, a su juicio, "una sana crítica respecto a una resolución judicial", que no puede ser perseguida judicialmente. Porque "en un Estado democrático el pensamiento no delinque y menos la expresión escrita de ese pensamiento". Zulueta también ha recordado que "el Código Penal no está para proteger la religión" sino para "proteger" la libertad religiosa y de pensamiento. 

Bardem, por su parte, ha querido mostrar su apoyo "a Willy y a lo que Willy hizo que fue ejercer su libertad de expresión". A su juicio, penar con cárcel unas manifestaciones como las que hizo el actor sería volver a la dictadura.  "El hecho de que eso se pueda penar con cárcel me parece un retraso que nos lleva a la época del franquismo", ha sentenciado. 

Un delito "inexistente"

"Willy Toledo es víctima de una persecución por un delito inexistente", ha dicho, por su parte,  Isabel Elbal, quien ha añadido que el hecho de que el actor no se presente ante los juzgados se trata de un "gesto de desobediencia civil" y una "protesta que ha de ser colectiva y no individual".  Javier Baeza, cura de San Carlos Borromeo, ha justificado abrir las puertas del centro pastoral a Toledo porque "como comunidad religiosa pensamos que nadie puede ser perseguido por sus ideas". También ha acompañado a Toledo el teólogo católico Benjamín Forcano, que ha defendido su libertad de expresión y que ha lanzado vivas al "coño insumiso", provocando los aplausos de los asistentes.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha