Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
CRÓNICA | Feijóo trata de reinventarse una vez más, por Esther Palomera
Guerra sucia contra Podemos desde su nacimiento
OPINIÓN | 'La importancia simbólica de Lamine y Nico', por Marco Schwartz

Irene Montero se presentará a las primarias de Podemos para las elecciones europeas

Ione Belarra e Irene Montero durante un acto de Podemos, en el Palacio de la Prensa, a 16 de diciembre de 2023, en Madrid (España).

Alberto Ortiz

339

Podemos empieza a hacer efectiva la hoja de ruta que se marcó este otoño tras un proceso de reflexión con la militancia. Después de salirse de Sumar hace apenas unas semanas, este sábado el partido ha puesto la primera piedra para la competición electoral de las elecciones europeas del próximo verano. Irene Montero será, después del refrendo de los inscritos, la candidata del partido para esos comicios, en los que se enfrentará por la izquierda con Sumar. Será la primera ocasión en que esas dos fuerzas se midan en una elección nacional.

El partido había calentado el evento en los últimos días. Este sábado reunió a unas 1.200 personas. 600 entraron en el anfiteatro del Palacio de la Prensa madrileño y otras tantas se quedaron fuera. El cartel refrendaba la idea de reafirmación con la que Podemos quiere recuperar fuerzas para esta nueva etapa política en la que ha quedado relegado en el espacio político de la izquierda por Sumar: “Ahora más que nunca”. En los momentos previos, el público se animaba con otra declaración de intenciones. “No estaba muerto, estaba de parranda”, cantaba Peret en los altavoces.

Ione Belarra e Irene Montero, las dos figuras más importantes del partido, se colocaron en el escenario delante de un nutrido grupo de militantes y escenificaron la decisión con la que se especulaba desde hace meses. “No nos podemos permitir la tibieza. Hoy quiero pedirle a Irene Montero, una militante extraordinaria, una mujer inteligente, que se presente a las primarias para ser nuestra candidata a las elecciones europeas”, le dijo la secretaria general a su compañera y amiga. “Te respondo que sí, con las razones y la esperanza intactas”, le respondió la exministra de Igualdad.

“Nadie mejor que tú para ayudarnos a poner de nuevo en marcha un proyecto ambicioso”, ha dicho en un acto con la militancia del partido en Madrid. “Quiero pedirte que nos ayudes a poner en pie en lo más alto la bandera de la justicia social. La bandera de los que no se callan cuando es difícil hablar, de las que no se rinden cuando nos derrotan”, proseguía Belarra. “Nadie mejor que tú para poner de nuevo en marcha este proyecto ambicioso”, dijo. Y añadió además una frase para desmarcarse de Sumar en esas elecciones: “Tenemos muy claro que no nos referenciamos en la familia del socialliberalismo que representan los verdes y la socialdemocracia”.

“El pacto antifascista que hizo posible el proyecto europeo puede quedar enterrado por la ultraderecha”, defendió a continuación la exministra de Igualdad al tomar la palabra. “Desde 2011 con el 15M España dio una respuesta democrática en defensa de lo común. Dimos esta respuesta frente a la crisis del 2008. Rompimos el bipartidismo como forma de Gobierno. Conquistamos el primer gobierno de coalición e hicimos que la respuesta a la pandemia fuese poner la vida en el centro. Hay que seguir ese camino. Necesitamos más derecho para los de abajo, feminismo que avanza con prisa para cambiarlo todo. Hoy somos referencia a políticas feministas en toda Europa gracias al trabajo realizado”, sostuvo.

Montero desde el escenario expuso su proyecto para una candidatura. “El mundo está en una gran crisis de desigualdad. Lo que hasta ahora era normal es un mundo profundamente injusto y desigual. Miles de personas están obligadas a pasarse la vida sobreviviendo. Un mundo donde impera la ley del más fuerte, donde las mujeres sostienen la vida pero no tienen sus derechos garantizados”, dijo. “Queremos un mundo en el que el mercado nos sirva en vez de mandar, en el que todas las mujeres podamos ejercer nuestro derecho a la libertad sexual, salarios que permitan vivir, un mundo en el que sea real que nadie es más que nadie. Acudir a la raíz y cambiar todo lo que tiene cambiar”, añadió.

Tanto la secretaria general como su 'número dos' defendieron el legado de un partido que se encamina a su décimo aniversario. Y sobre todo el papel desempeñado durante la pasada legislatura desde el Ministerio de Igualdad y que, creen en la formación, ha convertido a Montero en un referente internacional en materia de feminismo. Con esa bandera, el partido tratará ahora de recuperar desde el exterior la hegemonía que ha perdido en España.

De hecho, este sábado la secretaria general anunció un proceso para renovar todas las direcciones autonómicas pendientes, bien porque los mandatos están a punto de caducar por estatutos o bien por las dimisiones y crisis internas del partido en territorios como Madrid o Asturias.

Belarra usó en varias ocasiones la idea de “volver a la raíz”. Podemos comenzó su vida política hace diez años precisamente en unas elecciones europeas. En apenas cuatro meses, el partido consiguió más de un millón de votos, cinco escaños y situarse muy cerca de Izquierda Unida. Hoy la situación es completamente distinta, con la formación en franco declive, orillada en el grupo mixto y sin poder institucional, pero sus dirigentes aspiran a repetir, de un modo diferente, una gesta que les permita recuperar el espacio que han ido perdiendo en los últimos meses.

Etiquetas
stats