Las derechas pugnan por capitalizar un 12 de octubre descafeinado y sin la mayoría de socios del Gobierno

Un momento del tradicional desfile del 12 de octubre, en una fotografía de archivo. EFE/ J.J. Guillén

El desfile militar regresa al Paseo de la Castellana este martes 12 de octubre tras una atípica celebración el año pasado en el patio de la Armería del Palacio Real por las restricciones de la COVID-19. Los aviones de combate llevan dos semanas realizando ensayos para el día grande de las Fuerzas Armadas que reúne, como venía siendo habitual antes de la pandemia, a los altos poderes del Estado. El segundo tiempo, la recepción de autoridades que presidente los reyes en palacio, seguirá todavía con limitaciones. Sin los tradicionales corrillos de políticos con periodistas, el acto será más descafeinado. PP y Vox ya se han encargado de calentar las vísperas en la pugna que mantienen por capitalizar la hispanidad (no solo la fiesta). Pedro Sánchez preside su cuarta fecha de celebración preparado para escuchar los pitidos durante el desfile, acompañado de sus ministros –incluidos los de Unidas Podemos, que no participaban en el evento antes de llegar al Gobierno–, pero con la ausencia habitual de sus socios parlamentarios. 

Hispanidad: el invento que Aznar recogió del franquismo y Ayuso recicla para reescribir una historia "sin complejos"

Hispanidad: el invento que Aznar recogió del franquismo y Ayuso recicla para reescribir una historia "sin complejos"

El 12 de octubre, encumbrado a fiesta nacional en 1918, se conmemora la llegada de Cristóbal Colón a América y el cuestionamiento que se ha hecho desde sectores de la izquierda y del activismo por celebrar lo que supuso el inicio de un genocidio llega este año con un protagonista inesperado, el Papa Francisco I, que pidió "perdón" por "los pecados" cometidos durante la conquista. Lo hizo con motivo del aniversario de la independencia de México y lo había hecho antes, al igual que sus predecesores, pero las derechas españolas aprovecharon para enarbolar la defensa de la hispanidad.

Vox afeó sus palabras al Papa. "No entiendo muy bien qué hace un Papa de nacionalidad argentina disculpándose en nombre de los demás", expresó su portavoz en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, que se mostró "orgulloso" del pasado: "España ha sido ejemplar". Pero el partido de extrema derecha fue un paso más allá en su reivindicación durante el evento multitudinario que celebró este fin de semana en Ifema bajo el nombre Viva 21. 

Santiago Abascal usó terminología de otros siglos para referirse a la "España irrevocable" de "destino irrenunciable" y ensalzó el "imperio solar español”, al que se refirió como “el imperio de los derechos humanos". Lejos de cualquier reconocimiento de las masacres cometidas durante la colonización, el líder de la extrema derecha lo consideró "lo mejor que haya hecho ninguna nación en la historia de la humanidad". 

Pero el PP no se quedó corto. La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, tampoco dudó en cuestionar al Papa durante una gira con medios de comunicación españoles por Estados Unidos: "Me sorprende que un católico que habla español hable así a su vez de un legado como el nuestro, que fue llevar precisamente el español, y a través de las misiones, el catolicismo y, por tanto, la civilización y la libertad al continente americano". Pero subió el tono en su tour latinoamericano al defender la hispanidad frente a "los populismos y los indigenismos" que, en su opinión, se han apoderado de varios países latinoamericanos. "El indigenismo es el nuevo comunismo", aseveró. 

El expresidente José María Aznar avaló esa posición e incluso se mofó del presidente mexicano, que había reclamado esas disculpas. Más medido fue Pablo Casado, que defendió los lazos entre los países. "Desde España no tenemos que pedir perdón, pero tenemos que dar las gracias a una historia común que ha sido el mayor hito de la humanidad después de Roma: la Hispanidad", dijo el presidente del PP. Cuando se ha acercado la fecha del 12 de octubre, Casado ha propuesto l crear un Museo de Historia Nacional de España en el Palacio de Fomento, donde se encuentra la sede del Ministerio de Agricultura.

El Gobierno ha quedado al margen de esta polémica, aunque evitó disculparse cuando el presidente mexicano se lo solicitó al rey Felipe VI. "La llegada, hace quinientos años, de los españoles a las actuales tierras mexicanas no puede juzgarse a la luz de consideraciones contemporáneas", expresó en una misiva enviada por el Ministerio de Exteriores. 

Más allá de las reivindicaciones más entusiastas que ha hecho la derecha, Moncloa ha aprovechado la celebración de la fiesta nacional para pedir a Casado que enarbole la bandera del patriotismo "hablando bien de España dentro y fuera". El Ejecutivo no perdona al jefe de la oposición que tratara de boicotear los fondos europeos poniendo en cuestión ante la Comisión Europea el funcionamiento del estado de derecho en España. "Quizás es un buen día para que Casado reflexione sobre la necesidad de volver a tener una oposición de Estado en nuestro país", afirmó este lunes la portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez. 

Nada más lejos de la realidad. El 12 de octubre llega de nuevo en un momento de tensión política y con prácticamente todos los puentes rotos entre Sánchez y Casado. A pesar del emplazamiento público al PP y a Ciudadanos a apoyar los Presupuestos, en el Gobierno dan por hecho, no obstante, que saldrán adelante con los aliados parlamentarios de la investidura, entre ellos PNV y ERC, cuyos principales representantes no estarán en el evento de este martes, y quienes de momento avisan que a día de hoy están en el no a las cuentas de la coalición. 

A las ausencias de Iñigo Urkullu y Pere Aragonès se suman en esta ocasión la del presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, que aprovechará para preparar el debate sobre el estado de la autonomía, y de Emiliano García-Page, que viaja a Bruselas a seguir una votación importante para Castilla-La Mancha, informa Europa Press. 

Será el primer desfile militar de un 12 de octubre con presencia de los ministros de Unidas Podemos, que pedía suprimirlo desde la oposición. El pasado año ya acudieron al evento organizado por Defensa y la Casa Real encabezados por Pablo Iglesias y esta será la primera vez que acudan al acto castrense. Al acabar, los invitados se trasladarán al Palacio Real para participar en el tradicional besamanos presidido por los reyes.

Escucha un 'Tema al día', el podcast diario de elDiario.es con Juanlu Sánchez. Puedes seguirlo en Podimo y otras plataformas.

Etiquetas
Publicado el
11 de octubre de 2021 - 22:29 h

Descubre nuestras apps

stats