ERC enfría su apoyo a los Presupuestos: "Ahora mismo votaríamos que no"

Los partidos toman posiciones de cara a la negociación sobre los Presupuestos Generales del Estado (PGE). ERC, socio parlamentario del Gobierno de coalición, ha advertido este lunes de que a día de hoy su voto a las cuentas sería negativo ante la falta de cumplimiento de los compromisos alcanzados para dar luz verde a los anteriores presupuestos. El Ejecutivo central ha lamentado el "precipitado" aviso de los republicanos.

"Ahora mismo votaríamos que no a las cuentas de Sánchez porque el Gobierno lo pone muy difícil, pero queremos explorar la negociación", ha aseverado la secretaria general adjunta de ERC, Marta Vilalta. No es pues un rechazo definitivo, sino que los republicanos están a la espera de entablar conversaciones con el Ejecutivo y de conocer los detalles de los presupuestos.

Vilalta ha enfatizado que antes de empezar la negociación el Gobierno tendría que "cumplir con los deberes pendientes" de las cuentas del año pasado. Es algo en lo que los republicanos vienen insistiendo en las últimas semanas, en especial tras la crisis por la huelga de Cercanías de la semana pasada, que ha puesto una vez más de manifiesto las deficiencias de la red ferroviaria catalana.

Según los republicanos, la ejecución de inversiones presupuestarias de 2021 en Catalunya contemplada en las anteriores cuentas se ha quedado en alrededor del 15%, una cifra que reclaman mejorar antes de negociar las cuentas para el 2022. "El Gobierno no ha hecho los deberes y no está haciendo lo que sabe que tiene que hacer para contar con apoyos", ha agregado Vilalta.

Lo que por ahora conocen de los presupuestos –"lo sabemos por la prensa", ha lamentado Vilalta– tampoco convence a los republicanos. "La propuesta queda lejos de temas clave como son la conquista y blindaje de derechos y la apuesta por la transformación", ha indicado la dirigente republicano en referencia al cheque joven para los alquileres.

La portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, ha sido la encargada de contestar a ERC. "Descartar los presupuestos antes de conocerlos no creo que sea lo más apropiado", ha indicado Rodríguez, que ha recordado que el detalle de las cuentas todavía se desconoce porque hasta el miércoles no llegarán al Congreso.

Pese a las reticencias iniciales de los republicanos, la portavoz del Gobierno ha confiado en que una mayoría de grupos de la Cámara apoyen las cuentas. "Son los presupuestos con mayor capacidad inversora de los últimos años. Son unos buenos presupuestos", ha defendido Rodríguez.

Cercanías y presupuestos, por vías distintas

A la espera del inicio de las conversaciones, el PSC y los 'comuns' han pedido a los republicanos que dejen fuera de la negociación presupuestaria la reclamación del traspaso completo de la red de Cercanías, que el president de la Generalitat, Pere Aragonès, solicitó por carta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

El portavoz adjunto en el Parlament, Raúl Moreno, ha insistido en que las cuentas "sirven para las políticas públicas" y que el traspaso de Cercanías se debe negociar en otros órganos entre la Generalitat y el Estado. "No se entendería que el hecho de que no hubiera traspaso significara votar en contra de los presupuestos", ha manifestado.

Misma idea ha expresado el portavoz de Catalunya en Comú, Joan Mena, quien ha reclamado a ERC "no condicionar" las cuentas al traspaso de Cercanías. Mena ha insistido en que los presupuestos "tienen margen de mejora", pero ha resaltado que cuestiones como el traspaso ferroviario se pueden abordar "en otros órganos y otras mesas" distintas a la negociación de la cuentas.

Fuentes del Ejecutivo central han insistido en desvincular el debate sobre los presupuestos del traspaso de Cercanías. Tal y como constan las actas que ha publicado este lunes elDiario.es, Generalitat y Gobierno ya exploraron el traspaso de Cercanías en la reunión de la comisión bilateral el pasado 2 de agosto. La cuestión está pendiente de abordarse en un grupo de trabajo específico.

PSC y 'comuns' discrepan sobre el aeropuerto

Si este fin de semana ERC y Junts volvieron a evidenciar sus discrepancias sobre el proyecto para la ampliación del aeropuerto de Barcelona–El Prat, este lunes han hecho lo propio socialistas y 'comuns', socios tanto en el Ejecutivo central como en el consistorio barcelonés.

Desde el PSC, Moreno ha reclamado al Govern que sea "serio" y "haga propuestas concretas", después de que el vicepresident, Jordi Puigneró (Junts), anunciara que trabaja en "varios escenarios" para retomar la ampliación de El Prat, uno de los cuales pasaría por afectar a dos zonas protegidas en vez de una. Aragonès desautorizó 24 horas después a Puigneró, quien este miércoles comparecerá en el Parlament para dar cuenta sobre la ampliación.

"Aceptamos de buen grado la propuesta de Puigneró, porque siempre ha apostado por la renovación del Prat, pero no tiene el apoyo de su Govern", ha manifestado Moreno. En cambio Mena ha valorado que la propuesta de Puigneró "va en contra del sentido común del siglo XXI" y ha apelado a Aragonès para que "deje claro si apoya la nueva ocurrencia" de Puigneró.

Publicado el
11 de octubre de 2021 - 13:56 h

Descubre nuestras apps

stats