Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
El juez impulsa la investigación a Gómez tras descartarse indicios
El PP escenifica una bronca con Vox en la campaña mientras blanquea a Meloni
Opinión - Valentía en tiempos de guerras. Por Rosa María Artal

Las escuchas telefónicas implican a Rafael Amargo en la venta de cocaína rosa: “¿Me puedes vender un poco de 'tusi'?”

Imagen de archivo del bailarín Rafael Amargo a su llegada a la Audiencia Provincial de Madrid.

Diego Alonso Peña

2

Las escuchas telefónicas realizadas por la Policía han sonado este jueves en el juicio al bailarín Rafael Amargo, acusado de narcotráfico. Algunos de los extractos de las grabaciones implican al artista en la posible venta de cocaína rosa, popularmente conocida como 'tusi'. “¿Me puedes vender un poco de tusi?”, preguntaba una mujer en una de las llamadas en las que Amargo respondía que esperase a que hablara con su redistribuidor y quedaba con ella a una hora concreta.

Tras algunos ligeros inconvenientes técnicos, la sala ha comenzado a escuchar cada una de las llamadas que se produjeron entre la primavera y el verano de 2020. Estas se han podido reproducir de forma íntegra tras un desencuentro entre la fiscal y uno de los defensores, que defendía que “estaban cortadas, lo que podría llevar a la subjetividad”. En la mayoría de ellas se puede llegar a sobreentender que el contenido se trataba de drogas, pero en ningún momento se han nombrado de forma explícita hasta que se ha nombrado a la cocaína rosa.

En otra de las conversaciones, el bailarín hablaba con uno de sus socios sobre la posibilidad de adquirir un local que podría “interesarles y otorgarles muchos beneficios,” ya que este “poseía un cajón que daba directamente a la calle y se encontraba en una zona muy discreta”.

Tras estas dos intervenciones, el resto hablaban de forma genérica. Se han podido escuchar frases como “ya me dices a cuánto está la partida”, “te puedo dejar a 20 el bote” o “ha pedido 500, te digo el precio por Whatsapp”, pero a excepción de la ya mencionada no se ha logrado especificar sobre qué hablaban los involucrados.

“Solo tengo un gramo y es para mí”

“De verdad que no tengo, solo tengo un gramo y es para mí, mañana te veo”, comentaba Amargo a otro de sus supuestos clientes. “Hay que hacerlo ya de forma cuidadosa, podemos sacar 400 de beneficios”, le comentaba a su teórico socio. Las conversaciones se han reproducido en el interior de la Audiencia Provincial ante la atenta escucha de los presentes, que esperarán a la declaración de los acusados el viernes a las 9.30 de la mañana y al veredicto del tribunal de un caso que se produjo en tiempos de la pandemia.

Al fondo, los amigos y familiares, comentaban dudosos si había algo que realmente pudiese inculpar al bailarín, mientras este giraba la cabeza en ocasiones para ofrecer un guiño o una leve sonrisa tranquilizadora.

Etiquetas
stats