Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

El Gobierno y la oposición lusa reabren el diálogo sobre el rescate

El Gobierno y la oposición lusa reabren el diálogo sobre el rescate

EFE

Lisboa —

El primer ministro conservador de Portugal, Pedro Passos Coelho, se reunirá este miércoles por primera vez en cuatro meses con la oposición socialista en busca de un nuevo "consenso nacional" sobre el programa del rescate financiero.

Mientras la troika realiza una nuevo examen a Lisboa, Passos Coelho invitó al líder del Partido Socialista (PS), Antonio José Seguro, a sostener la reunión y expuso la "urgencia" de resolver los problemas presupuestarios de Portugal tras el fallo del Tribunal Constitucional que prohibió varias de sus medidas de austeridad.

La dirección del PS informó de que "no rechaza" el encuentro, pero recordó la postura del partido a favor de renegociar las "condiciones" del programa de rescate, aplicar medidas "creíbles" para ajustar las cuentas públicas y acabar con la política de austeridad que consideran responsable de mayor recesión y desempleo.

En su carta al líder del PS, facilitada a los medios, Passos Coelho subraya la necesidad de compensar los ahorros anulados hace once días por el Constitucional luso con nuevas medidas de austeridad que garanticen el acceso a los fondos del rescate y la mejora de los plazos para su devolución.

Seguro tiene prevista también mañana una reunión con la misión de el Fondo Monetario Internacional (FMI), la Comisión y el Banco Central europeos -conocidos como la troika- que evalúa los recortes presentados por el Ejecutivo conservador para equilibrar sus presupuestos, a los que el PS se ha opuesto ya con duras críticas.

El líder socialista reiteró en las últimas semanas su total rechazo a que se apliquen nuevos recortes de partidas sociales en Portugal, como los anunciados por Passos Coelho, y pidió la dimisión del Gobierno.

El primer ministro ha convocado este mismo miércoles un consejo de ministros, tras su reunión con el jefe de la oposición, en el que se da por seguro el estudio de las nuevas medidas de austeridad.

En la carta enviada a Seguro, Passos Coelho recuerda el apoyo que dieron los socialistas al programa de rescate (negociado por el PS con la UE y el FMI hace dos años, cuando aun estaba en el poder) y considera "esencial" para su éxito que haya "un amplio consenso nacional".

Pero también advierte de que "no es viable" negociar las metas de déficit exigidas por la UE y el FMI, y Portugal debe hacer un ajuste presupuestario para compensar los 1.300 millones de euros que suman los recortes de salarios, pensiones y subsidios prohibidos por el Constitucional.

"Es urgente garantizar el cumplimiento del presupuesto de 2013", subraya el primer ministro al recordar que de él depende la entrega de un nuevo tramo de los fondos del rescate luso, de un total de 78.000 millones de euros, y que los acreedores amplíen en siete años sus plazos de devolución.

"Portugal precisa demostrar políticas presupuestarias concretas" que requiere la reducción de su déficit fiscal, señala el primer ministro.

El cierre de la séptima evaluación de la UE y el FMI, cuyos técnicos llegaron el lunes a Lisboa para estudiar las medidas con las que el Gobierno quiere equilibrar los presupuestos, está "muy condicionado" a las reuniones de los ministros europeos de Economía y Finanzas del próximo 13 y 14 de mayo, señala Passos Coelho.

El Gobierno de Portugal, agrega, tiene hasta fin de mes "para cerrar las soluciones" y enviarlas al Parlamento tras consultarlas con empresarios y sindicatos.

Al margen de las reuniones políticas y la evaluación de la UE y el FMI, mañana miércoles el Tesoro luso tiene previsto realizar una nueva emisión de deuda a corto plazo, de entre 1.500 millones y 1.750 millones de euros en bonos a tres y doce meses, que será la primera desde el revés del Constitucional a los presupuestos.

La presión que ejercen los mercados sobre la deuda lusa volvió a bajar hoy por quinta jornada consecutiva y el interés del bono a diez años bajó ligeramente hasta situarse en el 6,1 %, lejos del 6,5 % registrado el lunes tras el fallo del Constitucional.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats