El Gobierno eleva la presión sobre Unidas Podemos: “Es el grupo que falta por subirse a este acuerdo”

La portavoz del Gobierno, Isabel Celaá.

El Gobierno de Pedro Sánchez eleva la presión sobre Unidas Podemos para que apoye al PSOE en la investidura aduciendo que el respaldo de las demás formaciones necesarias para que salga adelante está hecho. “Es el grupo que falta por subirse a este acuerdo”, ha expresado la portavoz del Ejecutivo, Isabel Celaá, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros.

PSOE y Unidas Podemos dilatan el diálogo aunque marcan distancias para la investidura

PSOE y Unidas Podemos dilatan el diálogo aunque marcan distancias para la investidura

Los socialistas dan por hecho que PNV apoyará a Sánchez si se somete al Congreso con un acuerdo con Unidas Podemos. El presidente en funciones se reunió este miércoles con el jefe de los nacionalistas vascos, Andoni Ortuzar, que reconoció que su formación no será un “obstáculo”, aunque criticó algunas medidas propuestas por el PSOE por, a su juicio, poner en riesgo competencias transferidas a las comunidades autónomas. En ese mismo sentido, el PSOE considera que ERC se abstendrá como hizo en el mes de julio. “Por ERC no será”, admitió Gabriel Rufián.

Con los números atados para que salga la investidura a falta de sumar los 42 síes de la formación de Pablo Iglesias, el PSOE aprovecha para aumentar la presión. “Solo falta a bordo Unidas Podemos”, ha expresado esta mañana Adriana Lastra en la Cadena SER.

Lo que temen en el PSOE es que Iglesias decida en el último momento facilitar la investidura para evitar la repetición electoral, pero sin llegar siquiera a un acuerdo previo. Esa posibilidad, creen los socialistas, les pondría en un problema porque les darían los números pero el Gobierno no tendría ninguna estabilidad.

“No visualizamos un escenario en el que se pueda llegar a una investidura sin después una colaboración por parte de las fuerzas políticas -ha resumido Celaá-. No creemos que ninguna fuerza política vaya a estar en esa deriva”.

La portavoz del Consejo de Ministros, que ha hablado de la reunión mantenida este jueves entre los equipos negociadores de PSOE y Unidas Podemos directamente en su intervención inicial, ha celebrado que ambas partes hayan quedado en seguir hablando, aunque tampoco ha sido capaz de fijar una fecha para futuras conversaciones. Sí ha dado por hecho que Sánchez e Iglesias se reunirán en algún momento.

Celaá también ha aprovechado para aplaudir que en el equipo negociador de Unidas Podemos se hayan sentado esta vez las confluencias, a quienes en el PSOE ven más partidarias de llegar a un acuerdo programático. “Sirvió para transportar información que curiosamente y de manera inopinada Unidas Podemos no tenia sobre algunos extremos sobre los cuales se había venido hablando. Estaban también las confluencias y fue importante que oyeran de primera voz por parte del PSOE cuál había sido la secuencia con detalle”.

“Fue importante que hubiera un equipo negociador por parte de Unidas Podemos más cuantioso que la vez anterior y que estuvieran IU y las confluencias. Es importante que todo el mundo tenga toda la información”, ha reiterado Celaá. En julio, cuando Carmen Calvo, Adriana Lastra y María Jesús Montero negociaban in extremis con Pablo Echenique e Ione Belarra acabaron llamando a Alberto Garzón ante la imposibilidad de contactar con sus interlocutores y fue al líder de IU a quien le trasladaron la oferta del Ministerio de Igualdad.

La portavoz del Ejecutivo en funciones ha reiterado la negativa de Sánchez a aceptar la coalición que exige Iglesias. “Hay convicción y determinación por parte de quien está negociando de que no habrá Gobierno de coalición; lo que no significa que no se encuentren fórmulas potentes de colaboración”, ha expresado sobre la última propuesta que ha lanzado Sánchez.

Celaá ha asegurado que en la “tercera vía” que ha propuesto Sánchez no está reflejada de manera íntegra su aspiración inicial de gobernar en solitario puesto que permitiría a Unidas Podemos “participar en las tareas de Estado” a través de algunas instituciones que no ha precisado y que tampoco el PSOE expuso este jueves a sus interlocutores del grupo confederal.

“Toda negociación tiene que ser de ganancia para ambas partes”, ha expresado Celaá, que ha respondido, no obstante, que en el caso de los beneficios que conllevaría para su socio preferente tiene que ser Unidas Podemos quien lo “mida” teniendo en cuenta que la última propuesta es menos ambiciosa que lo que Sánchez llegó a ofrecer en julio: una vicepresidencia y tres ministerios.

“Ellos tendrán que ver sus riesgos, fortalezas, debilidades y cuál es el escenario en el que se mueven -ha dicho la ministra-. Se gana poniendo en marcha un programa abierto progresista que va a mejorar la vida de los ciudadanos. No puedo concebir que una formación política de izquierdas eso no lo considere una ganancia”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats