El PNV advierte a Escrivá de que le caerán “dardos desde todas las esquinas” si no ordena ya el traspaso del ingreso mínimo al Gobierno vasco

El portavoz parlamentario del PNV, Aitor Esteban.

Advertencia importante al Gobierno de uno de sus aliados parlamentarios. El portavoz parlamentario del PNV, Aitor Esteban, ha criticado con dureza al ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, a quien ha avisado de que “recibirá dardos de todas las esquinas” si no ordena ya el traspaso de la gestión del ingreso mínimo vital al Gobierno vasco, tal y como se pactó durante la negociación para aprobar el real decreto que puso en marcha la ayuda. “No vamos a andar con paños caliente con Escrivá si sigue así”, ha asegurado Esteban en una entrevista en Radio Euskadi.

PSOE y Unidas Podemos cierran el acuerdo sobre los Presupuestos tras pactar que regularán los alquileres

PSOE y Unidas Podemos cierran el acuerdo sobre los Presupuestos tras pactar que regularán los alquileres

El Gobierno central negoció con el PNV en la primavera de 2020, en el marco de la renovación del estado de alarma, la cesión del ingreso mínimo a Euskadi y Navarra. En el País Vasco existe la denominada renta de garantía de ingresos (RGI) desde 2008. Las ayudas estatal y autonómica son compatibles en determinado casos y el acuerdo pasaba porque el Estado pondría la parte que le corresponde y el Gobierno vasco, la suya. Escrivá defendió entonces que la situación de estas dos comunidades era diferente a la del resto porque ambas tienen su propio sistema fiscal.

Pero, de momento, el Gobierno de Pedro Sánchez no ha cumplido, pese a que en marzo de este 2021 se dio por desatascado el asunto. El PNV ya advirtió en abril de que no se estaba abordando la situación y acusó a Escrivá de “no mover un dedo” para ejecutar el traspaso. Dos meses después, la situación sigue igual desde el punto de vista del PNV. “Es lo que habíamos pactado”, ha apuntado el dirigente jeltzale en la entrevista de este lunes, después de recordar que el traspaso forma parte de la propia ley.

“Espero que tenga muy claro que tiene que cumplirlo”, ha asegurado Esteban, quien ha asegurado que “el Ministerio de Administraciones Públicas [que dirige Miquel Iceta] se encuentra incómodo ante la cerrazón del ministro Escrivá”. El diputado vasco ha dicho que la unidad en el Gobierno de Ajuria Enea sobre este asunto es total y ha recordado que es la líder del Partido Socialista de Euskadi (PSE), Idoia Mendia, quien recibiría dichas competencias y tendría que gestionar la prestación.

Esteban no ha andado con rodeos y ha lanzado diferentes amenazas al titular de Seguridad Social durante toda la entrevista. “Si el ministro Escrivá quiere en este y otro temas tener una relación amistosa con el PNV, ya puede ponerse las pilas, porque si no le van a caer dardos desde todas las esquinas”, ha asegurado.

Preguntado por si la estabilidad del Gobierno estaría en duda, Esteban ha respondido: “Por de pronto, la estabilidad de Escrivá le aseguro que sí. No vamos a consentir que se incumplan acuerdos”. El portavoz del PNV no ha puesto en duda, no obstante, el respaldo de sus seis diputados al Ejecutivo de Pedro Sánchez: “Hay un deseo de que el Gobierno funcione. A ver cómo se desarrollan las cosas”.

Eso sí, Esteban ha arremetido contra la coordinación del Gobierno. O contra su ausencia en realidad: “A veces las cosas quedan atascadas sin que haya explicaciones por una mala coordinación. En unos ministerios hay mayor voluntad política que en otros a la hora de cumplimentar los asuntos”, ha zanjado

En cualquier caso, el dirigente del PNV ha defendido la actuación de su partido durante la legislatura al recordar que “el Gobierno ha ido a las sesiones plenarias sin saber si tenía mayoría” en algunas ocasiones “y no era por que pensara que el PNV no se la iba a dar”, ha explicado. “Nos hemos comportado con el Gobierno correctamente. A la hora de apoyar en votaciones hemos sido los más fieles”, ha concluido.

La gestión del ingreso mínimo es uno de los principales agujeros del Gobierno de coalición. Ya su puesta en marcha supuso un enfrentamiento entre sus componentes y mientras Unidas Podemos empujaba para que se aprobara a la vuelta del verano de 2020 ante la crisis social provocada por la pandemia, desde el PSOE se ralentizaban los trabajos. Estos no se desatascaron hasta que no llegó la negociación presupuestaria del otoño de 2020, en la que el espacio dirigido entonces por Pablo Iglesias metió la aprobación del ingreso mínimo.

Desde entonces, los problemas de implementación y gestión han perseguido a una de las prestaciones principales del llamado “escudo social”. Ya en diciembre los colectivos advirtieron de los problemas que se estaban produciendo: “Está siendo muy excluyente”. En febrero el Consejo de Ministros aprobó una relajación de la burocracia necesaria para acceder a la ayuda, pero no sirvió de mucho.

Las mejoras al ingreso mínimo llegarán ahora en la vía parlamentaria, después de que el PSOE haya accedido a iniciar realmente su tramitación como ley en el Congreso después de casi un año de trámite de enmiendas. Entre ellas, Unidas Podemos ha planteado una batería de lo que consideran necesario para aumentar la incidencia de la prestación, como el resto de grupos. También el PSOE ha presentado sus propuestas, entre las que destacan un aumento de la cuantía de la ayuda para familias con hijos pequeños.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats