La portada de mañana
Acceder
El PSOE hace equilibrios para renovar el Poder Judicial entre los vetos del PP a Podemos
Los 15.000 inmuebles que la Iglesia sumó a su patrimonio con inmatriculaciones
Opinión - No, no ha lugar, por Esther Palomera

El Gobierno amplía el acceso al ingreso mínimo vital y modifica el complemento de maternidad de las pensiones

Una mujer se manifiestan en defensa de las pensiones y los mayores en las residencias, en la Plaza Moyúa, en Bilbao, País Vasco (España), el 20 de enero de 2021.

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes un paquete de medidas del Ministerio de Seguridad Social e Inclusión que refuerzan la protección social de varios colectivos. En primer lugar, el Gobierno ha ampliado el acceso al ingreso mínimo vital (IMV) para que llegue a más hogares, después de que se registrara un número de denegaciones de la ayuda mayor de lo esperado. Además, ha aprobado una tarea pendiente: modificar el complemento de maternidad de las pensiones, que la justicia europea consideró discriminatorio para los hombres. Y, por último, la COVID se considerará enfermedad profesional para los sanitarios, lo que amplía la protección social en caso de fallecimiento o incapacidad derivada del coronavirus, entre otras situaciones.

Colectivos sociales y afectados exigen cambios urgentes en el ingreso mínimo vital: "Está siendo muy excluyente"

Colectivos sociales y afectados exigen cambios urgentes en el ingreso mínimo vital: "Está siendo muy excluyente"

En cuanto al ingreso mínimo vital, se facilita la percepción de la ayuda a los hogares compuestos por varias familias que comparten un mismo domicilio y también a otros, como las personas sin hogar y aquellas que residen en varios lugares de manera itinerante. Para ello, se acepta la posibilidad de que los servicios sociales y algunas entidades sociales (ONG) puedan acreditar el cumplimiento de varios requisitos, la mayoría vinculados con la determinación de la unidad de convivencia o del domicilio.

La nueva norma suprime también el límite de titulares por vivienda (fijado por lo general en dos titulares) "para personas en situación de sinhogarismo o que residen en centros residenciales de carácter no permanente, además de reconocer la realidad de personas en situación de vulnerabilidad que se agrupan en una misma vivienda", apunta en una nota la Seguridad Social.

José Luis Escrivá ha explicado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que hasta el momento se han denegado "unas 60.000 peticiones" del IMV en relación con las dificultades de estos colectivos para cumplir el requisito de la unidad de convivencia.

Estas modificaciones ya se acordaron entre PSOE y Unidas Podemos en el marco de la negociación de los Presupuestos para 2021, destacan desde la formación liderada por Pablo Iglesias. Los cambios en el acceso al ingreso mínimo vital eran muy demandados desde la parte de Unidas Podemos del Gobierno, en concreto desde la Vicepresidencia de Derechos Sociales. El propio vicepresidente Pablo Iglesias ha sido muy crítico con el número de hogares a los que ha llegado la nueva renta mínima estatal contra la pobreza, mucho más reducido de lo estimado. En diciembre eran unos 160.000 hogares, muy lejos de las 850.000 familias a las que se pretendía alcanzar.

El ministro Escrivá ha defendido durante todo este tiempo la gestión del IMV, dado el alto número de tramitaciones realizadas, pero reconoció finalmente al término de 2020 que el diseño de la ayuda había dado lugar a un número de denegaciones muy alto, mayor del esperado. Así, sin cambios no llegaría "ni de lejos" a la meta fijada de 850.000 hogares beneficiarios, admitió.

Se esperan más cambios en el IMV

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes estas modificaciones en el acceso, pero se prevé que no sean las últimas. Aún está pendiente la revisión exhaustiva del IMV que el ministro Escrivá anunció para el mes de enero. En la Seguridad Social esperan extraer de ella más posibles mejoras de la ayuda. El ministro Escrivá ha adelantado ya que tiene intención de relajar también los umbrales de renta y patrimonio para acceder a la renta mínima.

Además, los grupos parlamentarios de Unidas Podemos y del PSOE registrarán en próximas fechas una batería de enmiendas a la ley del IMV que se tramitará en el Congreso. El ingreso se aprobó a través de un real decreto, pero el Pleno votó su tramitación como proposición de ley, precisamente para poder introducir enmiendas en el proceso parlamentario.

Las enmiendas están destinadas a facilitar y ampliar el número de personas que acceden al IMV. Se tendrán en cuenta los ingresos de los meses transcurridos durante el año en curso y no los del ejercicio anterior y así se podrá dar respuesta a las situaciones de pobreza sobrevenida sin esperar a que transcurra todo un año para reclamarlo. En la actualidad ya se pueden tener en cuenta los ingresos del año en curso en algunos casos, así que habrá que atender a la letra pequeña de la enmienda para ver las modificaciones. Además, se reducirán de tres a dos los años de vida independiente que los menores de 30 años tienen que demostrar para poder tener derecho al IMV. Fuentes de Unidas Podemos defienden que "un mayor número de jóvenes podrán acceder" a la prestación "si su situación económica empeora, por ejemplo, por quedarse en paro, y no han logrado cotizar lo suficiente para poder acceder a una prestación de desempleo".

Complemento de maternidad de las pensiones: fijo y desde el primer hijo

El Consejo de Ministros ha aprobado también el nuevo complemento de maternidad de las pensiones, con el que el Gobierno de coalición inicia la reforma del sistema de pensiones. Este cambio era una tarea pendiente: el actual mecanismo que aprobó el Gobierno de Mariano Rajoy para incrementar las pensiones de las madres, a partir del segundo hijo, había sido invalidado por la justicia europea por discriminar a los hombres.

El reto del ministro Escrivá consistía en modificar el complemento para que cumpliera su objetivo –reducir la brecha de género en las pensiones derivada de la maternidad–, pero sin que el mecanismo discriminara a los hombres.

La fórmula aprobada, que la Seguridad Social ha abordado con los agentes sociales, pasa a reconocer un complemento fijo de 378 euros anuales por hijo (serían 27 euros mensuales en 14 pagas), a partir del primer hijo. Esto supone dos modificaciones relevantes. Por un lado, el complemento se concede a partir del primer hijo, cuando hasta el momento solo se concede a partir del segundo. Y, por otro lado, la nueva fórmula asigna una cantidad fija en lugar de un porcentaje de aumento en la pensión como hasta ahora, que ha sido del 5% para las mujeres con dos hijos, del 10%, si la madre tenía tres hijos y del 15% si la mujer tenía cuatro o más hijos.

El ministro de la Seguridad Social ha sostenido que la asignación de una cantidad fija es una fórmula "redistributiva" en relación con el complemento vigente hasta el momento. Así, ha indicado que privilegiará a las mujeres con pensiones más bajas, en detrimento de las que perciben pensiones más altas. La pensión media aumentará en un 6% y la mínima en 8% en el caso de mujeres con dos hijos, según los cálculos del Ministerio.

¿Quién lo recibirá? Aquí llega el otro cambio relevante, ya que lo pueden percibir también hombres. El complemento se asignará a aquel progenitor que vea más afectada su carrera laboral tras tener hijos. Estas son en su inmensa mayoría mujeres (el 98%, según los cálculos de la Seguridad Social). Así, el Gobierno espera que la cantidad sea percibida muy mayoritariamente por ellas, lo que combatirá la brecha de género sin que el mecanismo excluya directamente a los hombres.

En caso de que el hombre fuera el progenitor más afectado en su carrera laboral sería él quien percibiera el complemento. Si no hay un progenitor más perjudicado que otro, se asignará a la mujer.

COVID como enfermedad profesional para los sanitarios

El ministro Escrivá ha explicado que el Consejo de Ministros ha aprobado también una reiterada reclamación de los sindicatos: la consideración de la COVID como enfermedad profesional para el personal sanitario y sociosanitario. Esto permite elevar la protección social de los trabajadores en casos, por ejemplo, de incapacidades derivadas del coronavirus y también si existen fallecimientos, con mayores pensiones de viudedad derivadas.

José Luis Escrivá ha apuntado que esta consideración tendrá "efectos retroactivos". En concreto, cubre a los profesionales que hayan contraído el virus "desde la declaración de la pandemia internacional por la OMS hasta que las autoridades sanitarias levanten todas las medidas de prevención"

La medida alcanza al personal sanitario, pero también al sociosanitario, como los celadores y otros trabajadores que trabajan junto al personal médico y de enfermería. Sin embargo, no cubre a otros profesionales muy expuestos al virus, como las limpiadoras, según ha reconocido el ministro en rueda de prensa.

Etiquetas
Publicado el
2 de febrero de 2021 - 13:38 h

Descubre nuestras apps

stats