Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
El juez Aguirre toma la delantera para excluir a Puigdemont de la amnistía
Ayuso, encantada con la destrucción del Estado de Milei. Por Sáenz de Ugarte
Opinión - Ayuso, anfitriona de la cumbre sociópata. Por Rosa María Artal

El PP avaló sin objeciones suspender la comprobación telefónica del voto telemático por la pandemia

Reunión de la Mesa del Congreso.

Iñigo Aduriz

41

Desde el inicio de la pandemia, el Partido Popular ha respaldado hasta en tres ocasiones y sin objeciones suspender la comprobación telefónica del voto telemático en el Congreso de los Diputados, la principal vía utilizada por los diputados para emitir sus votos ante las restricciones sanitarias que siguen afectando, también, a la Cámara Baja.

Este posicionamiento de los populares cobra ahora especial relevancia ya que uno de los argumentos esgrimidos por la dirección de Pablo Casado para exigir que se suspenda el voto de su diputado Alberto Casero, que el jueves pasado se equivocó y, con su voto, permitió convalidar la reforma laboral del Gobierno, es que el Congreso no comprobó telefónicamente el voto del parlamentario.

Ayer mismo, el Grupo Parlamentario Popular remitió a la prensa la autorización de la Secretaría General del Congreso a Casero para la emisión de su voto por el procedimiento telemático del pasado jueves, en la que se subraya que se realiza en los términos de “la Resolución de la Mesa de la Cámara para el desarrollo del procedimiento de votación telemática, de 21 de mayo de 2012”.

El PP recuerda que dicha resolución “establece en su apartado cuarto que 'tras ejercer el voto mediante el procedimiento telemático, la Presidencia, u órgano a quien delegue, comprobará telefónicamente, con el diputado autorizado, antes del inicio de la votación presencial en el Pleno, la emisión efectiva del voto y el sentido de este'. Esta comprobación no se realizó en el caso del diputado”, añaden.

Usuario y contraseña “como método de verificación”

Pero ese apartado 82 del reglamento de la Cámara Baja que, en efecto, recoge la necesidad de esa ratificación telefónica, fue anulado en tres ocasiones por la Mesa del Congreso por la pandemia, dado que la proliferación del voto telemático por las restricciones derivadas de la emergencia sanitaria dificultaba la comprobación telefónica de cada uno de los diputados. Y el PP no solo estuvo a favor de esa suspensión, sino que, según ha podido saber elDiario.es, no expresó ninguna objeción a la medida, que fue aprobada por unanimidad de la Mesa hasta en tres ocasiones.

Los servicios del Congreso comunicaron esa nueva forma de comprobación a todos los grupos a través de una nota hace tan solo cuatro meses, y entonces tampoco hubo ninguna objeción por parte del PP.

La primera de ellas fue el 20 de marzo de 2020, apenas seis días después de que se decretara el primer estado de alarma por la COVID-19. En ese momento, la Mesa del Congreso, concluyó por unanimidad –también con el apoyo del PP– que “la emisión del voto se hará a través de la intranet de la Cámara, con la introducción de usuario y contraseña, como método de verificación de la emisión personal de voto”.

Tres meses después, el 16 de junio de 2020, la Mesa volvió a ratificar ese método de verificación del voto telemático también con el apoyo del PP. Se estableció así que “hasta la finalización de la situación de crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19” los diputados pueden emitir su voto telemático “en los mismos términos que los establecidos en el acuerdo de la Mesa de 19 de marzo de 2020”.

El máximo órgano de la Cámara Baja refrendó una tercera vez la suspensión de la llamada telefónica como método de verificación del voto telemático hace ahora tan solo cuatro meses, el pasado 26 de octubre. De nuevo por unanimidad, y sin que el PP expresara ninguna objeción, la Mesa del Congreso recalcó que “la emisión del voto se hará a través de la intranet de la Cámara, con la introducción de usuario y contraseña, como método de verificación de la emisión personal de voto”.

Desde la polémica votación del pasado jueves, el PP ha presentado seis escritos a la Mesa tratando de anular el error de su diputado Alberto Casero, que se equivocó al votar de forma telemática y votó 'sí' a la convalidación de la reforma laboral cuando la dirección de su partido ordenó votar 'no'. En un principio, los 'populares' trataron de responsabilizar de ese equívoco a un “error informático” del que culparon a los informáticos del Congreso. Después dejaron de lado esa teoría y atribuyen lo ocurrido a un “pucherazo” instigado por la presidenta del Congreso, Meritxell Batet.

A ella le han dirigido todos los escritos enviados desde el jueves. Ese mismo día, a última hora de la noche, envió un primer texto a Batet “para que convoque urgentemente a la Mesa del Congreso para tratar su decisión de impedir la votación presencial de un diputado tras alertar de un fallo en el voto telemático”. Al día siguiente, el viernes, el propio Alberto Casero remitió a la presidenta del Congreso otro escrito en el que expresa que “ha sido vulnerado su derecho fundamental al ejercicio del voto establecido en la Constitución española”. “Puesto que uno de los votos emitidos es contrario al sentido expresado por mí mediante el sistema telemático”, apuntó.

También el viernes, la portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra, registró otro escrito que dirigió a Batet “en el que solicita que no sea publicada la votación de la contrarreforma laboral celebrada ayer [por el jueves] en el Pleno y que no se emita la resolución por la que se ordena la publicación del Acuerdo de convalidación del Real Decreto-ley 32/2021, de 28 de diciembre, de medidas urgentes para la reforma laboral, en el Boletín Oficial del Estado”.

Minutos después, la vicepresidenta segunda del Congreso, Ana Pastor, y el secretario cuarto del Congreso, Adolfo Suárez, enviaron a la presidenta del Congreso un nuevo texto “pidiendo de nuevo que convoque de manera urgente la Mesa del Congreso, tras pasar más de doce horas sin que haya respondido a la primera petición de reunión de la Mesa” realizada por el PP.

Peticiones para convocar la Mesa y la Junta de Portavoces

En un cuarto escrito remitido el viernes a Batet, Gamarra solicitó “la convocatoria de manera urgente de la Junta de Portavoces ante el desprecio de la presidenta del Congreso hacia los diputados por no haber reaccionado a los hechos acaecidos en la votación de ayer [por el jueves] ni a la petición de convocatoria de la Mesa del Congreso”.

El sábado el PP mantuvo la ofensiva. Gamarra envió a la presidenta de Cámara Baja un escrito más “solicitando que ordene la inmediata suspensión y paralización de los trámites dirigidos a la publicación y efectividad de la votación, celebrada el pasado jueves, respecto a la convalidación o derogación de la contrarreforma laboral, antes las vulneraciones del ordenamiento jurídico de la presidenta, que han provocado una alteración y falseamiento consciente de la voluntad de la Cámara, convirtiendo su voluntad de derogar el Real Decreto-ley 32/2021 en una inexistente voluntad de convalidarla; lo que constituye un atentado frente a los principios esenciales que rigen nuestro Estado Social y Democrático de Derecho”. El diputado del PP Alberto Casero también mandó un escrito a la presidenta del Congreso con el mismo objetivo.

Asimismo, Gamarra envió al secretario general del Congreso, “para que ponga a disposición de los miembros de la dirección del Grupo Parlamentario Popular el acta de la sesión del Pleno celebrado el pasado 3 de febrero de 2022, en el que la presidenta del Congreso afirmó que ”la Mesa es conocedora y ha podido analizar“ el caso del voto telemático del diputado Alberto Casero ”cuando es totalmente falso que la Mesa se convocase y se reuniera a tal efecto“. El diputado del PP Alberto Casero también mandó un escrito al secretario general del Congreso solicitando el acta del Pleno.

Etiquetas
stats