La portada de mañana
Acceder
La derrota en el Eurogrupo anticipa problemas para lograr un fondo anticrisis ambicioso
El Gobierno redobla la presión sobre Juan Carlos I para salvar la imagen de Felipe VI
OPINIÓN - Nadia Calviño y la cuota masculina, por Ana Requena

El PP toma las plazas (de un recinto ferial)

María Dolores de Cospedal y Pablo Casado, portavoz de campaña del PP, en la presentación del lema de la convención.

El plenario es "la plaza Mayor", una de las salas se ha convertido en "la plaza de la Constitución"; otra, en la "de la Prosperidad"; y la tercera, se llama "de la Solidaridad". Así van a llamarse durante dos días los espacios del Palacio Municipal de Congresos de Madrid, a los que Génova ha cambiado el nombre para simular que el partido se abre a la participación ciudadana. En realidad, son las áreas en las que tendrán lugar los llamados foros temáticos, aunque distan mucho de ser discusiones públicas tras las que luego se votan libremente las propuestas sobre un asunto.

Aznar planta a Rajoy en la convención nacional del PP

"Las plazas son los espacios favoritos de los ciudadanos en todos los pueblos y ciudades, los lugares de encuentro, donde juegan nuestros hijos y tienen lugar las concentraciones", aseguró María Dolores de Cospedal a la hora de anunciar a la prensa el guión de unas jornadas y comprobar impotente cómo quedaban tapadas por la inminente excarcelación de Luis Bárcenas. De esta forma, los conservadores tratan de adaptar a su estilo los lugares que fueron el emblema del 15M, solo que en un recinto municipal.

Según la dirección del PP, la convención que empieza el viernes va a ser "la más participativa de la historia" y en ella los conservadores van "a compartir experiencias y aprender todos juntos". El lema es "Juntos por un gran país", una expresión que pretende sumar la posición del PP sobre la unidad de España y el mensaje de que la crisis económica ha quedado atrás, sustituida por la recuperación.

Con las personas como "hilo conductor" porque, en palabras de Cospedal "sin la gente el PP no es nada", los conservadores tratan de arrancar con esta convención la precampaña de un año electoral con varias citas con las urnas. La primera, la de mayo para las elecciones municipales y autonómicas. Aun así, la elección de candidatos en Madrid ha quedado pospuesta para las próximas semanas, con lo que Ignacio González clausurará las jornadas junto a Rajoy sin tener la seguridad de que será candidato.

Menos segura todavía estará Esperanza Aguirre, que habla este viernes después de la alcaldesa Ana Botella y antes que José María Aznar. En torno al discurso del expresidente hay expectación entre los asistentes, ya que Aznar quedó fuera de la anterior, celebrada en Valladolid, y su ausencia se convirtió en protagonista tras la baja de Jaime Mayor Oreja y la marcha de Alejo Vidal-Quadras y José Antonio Ortega Lara al recién nacido Vox.

Por mucho que Carlos Floriano diga que hay que entender la intervención de Aznar "con naturalidad", la participación del expresidente en la primera jornada supone un intento de recuperar al votante del PP más conservador, pese a que sus relaciones con Rajoy siguen siendo distantes. El papel de Aznar no quedará relegado a este acto interno del partido sino que participará en diversos actos de campaña más adelante, según lo reclamen los candidatos.

En las supuestas plazas, un ministro o un alto cargo del Gobierno debatirá con un gobernante municipal o autonómico y un portavoz del partido. Entre los temas, la vigencia de la Constitución, el papel de la seguridad y la justicia, la igualdad, y la modernización de la Administración.

El capítulo destinado a la recuperación económica será el más importante. Para ello, Cristóbal Montoro participará en el debate titulado "Bajamos los impuestos"; Ana Pastor presumirá de que el PP está "gobernando para todos" y Luis de Guindos hablará sobre competitividad.

Etiquetas
Publicado el
22 de enero de 2015 - 19:21 h

Descubre nuestras apps

stats