La portada de mañana
Acceder
España puede vacunar a todos los mayores de 60 en mayo si llegan las dosis
Entrevista - Illa: "Lo normal sería que Aragonès diese un paso al lado"
Opinión - El enemigo entra por la pantalla, por Rosa María Artal

El PP de Madrid teme que Rajoy aproveche el relevo de Gómez para deshacerse de González

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González.

El golpe de mano de Pedro Sánchez contra Tomás Gómez y su intervención del PSM no solo tienen efectos en el socialismo madrileño, también está influyendo en la derecha. Mientras el PP de Madrid desespera por la lentitud de Mariano Rajoy en tomar una decisión y nombrar formalmente a sus candidatos, la dirección nacional extiende la especie de que es "difícil" que el presidente opte por el tándem Ignacio González-Esperanza Aguirre para conservar la Comunidad y la alcaldía que deja Ana Botella.

La nueva dirección del PSOE de Madrid elegirá un candidato para las autonómicas en un máximo de dos semanas

La nueva dirección del PSOE de Madrid elegirá un candidato para las autonómicas en un máximo de dos semanas

La idea ha cuajado en parte del PP madrileño, que entiende que el relevo de Gómez por su gestión en Parla y sus resultados electorales también obliga a los conservadores a cambiar de cartel electoral. Fuentes del partido reconocen que un sector está convencido de que se aprovechará el momento para trasladar el mensaje de que la derecha también se renueva y presentar a un dirigente con un historial más limpio que González, salpicado por el espionaje de la llamada Gestapillo y la dudosa adquisición de su ático en Marbella. En este escenario es donde gana posiciones la elección de Cristina Cifuentes, la actual delegada del Gobierno.

Como siempre que Rajoy dilata una decisión, el estiramiento de los plazos provoca problemas de nervios entre los afectados y su entorno. El propio González confesaba hace unos días que "dar guantazos al aire es muy cansado", en referencia a la indefinición de su líder para confirmárselo a él o cambiar de cara. Este jueves, el presidente del Gobierno insistía en no dar pistas sobre su decisión y ofrecía una respuesta de manual a la pregunta de cómo afectan a la elección de candidatos del PP los cambios en el PSM. "En absoluto", contestaba.

Pero entre los suyos no tienen tan claro que sea así. Entre los que creen que el mensaje de la cúpula de Génova funciona como advertencia, hay dirigentes que afirman que el propio González lo tiene asumido. "Nacho sabe que no repetirá", aseguran, aunque siempre con la prevención y con la consabida advertencia de que "con Mariano nunca se sabe". Si se trata de ofrecer la imagen de renovación, ¿qué papel juega entonces Esperanza Aguirre? "Su tirón electoral, algo que no tiene Ignacio", responden.

En aras de la popularidad y de los votos, Rajoy tragaría con todos los dolores de cabeza que Aguirre le ha provocado durante años, especialmente por las épocas en las que ella ha jugado a hacer de oposición a su jefe. La apuesta por la presidenta del PP madrileño para sustituir a Botella supone también que el mensaje de renovación y limpieza quede mermado. El impacto de la operación Púnica, con la detención de Francisco Granados y otros alcaldes del PP, parece darse por difuminado. Igual que la fuga de Aguirre por la Gran Vía perseguida por agentes de Movilidad y policías municipales.

No todo el PP lo ve igual. Otro sector se inclina por "no tocar nada" y apostar por la pareja formada por el presidente de la Comunidad y la que fue su jefa y sigue teniendo el control de la formación regional. "Hay que aprovechar que no hay rivales claros al otro lado y no moverse, seguir en la continuidad", explican algunos conservadores con escaño en la Asamblea de Madrid. El PP subraya que su organización es mucho más sólida, "las siglas pesan menos que las caras" y Rajoy "siempre acaba haciendo lo esperado".

Hasta ahora, la inescrutabilidad de Rajoy se ha mantenido desde que empezó a instalarse el debate interno sobre las candidaturas en Madrid. González, Aguirre y los posibles tapados han visto cómo el comité electoral que preside Alicia Sánchez-Camacho se reunía para confirmar a Juanma Moreno en Andalucía y sus candidatos provinciales. En la misma hornada entraron los candidatos gallegos, así como José Antonio Monago y los cabezas de lista provinciales extremeños.

Una nueva reunión del órgano interno abordará este viernes nuevas candidaturas, antes de que el PP celebre el lunes su comité ejecutivo. Para entonces, es muy posible que estén confirmados otros aspirantes a las autonómicas sobre los que no hay dudas de que repetirán. Es el caso de Luisa Fernanda Rudi o de José Ramón Bauzá. Si ello es así, a la reunión de Génova asistirán barones confirmados y otros que pueden seguir esperando a tener suerte en la próxima.

Etiquetas
Publicado el
12 de febrero de 2015 - 19:46 h

Descubre nuestras apps

stats