La portada de mañana
Acceder
Madrid, ante su mayor desafío con un gobierno partido
El mapa de los contagios por provincias sigue registrando fuertes incrementos
Opinión - Y Ayuso sigue en el cargo, ¿por qué?, por Rosa María Artal
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Un año tras la Constitución transitoria, sudaneses exigen completar reformas

Un año tras la Constitución transitoria, sudaneses exigen completar reformas

0

Jartum, 17 ago (EFE).- Un año después de que se rubricara la Carta Magna transitoria de Sudán, miles de personas volvieron a las calles para exigir que se lleven a cabo todos los puntos establecidos en el texto, que es la hoja de ruta para los 39 meses de transición después del derrocamiento del presidente Omar al Bashir.

Miles de sudaneses se manifestaron hoy en la capital, Jartum, convocados por los llamados Comités de Resistencia, grupos ciudadanos que nacieron en los barrios durante las movilizaciones contra Al Bashir a finales de 2018, quien fue apartado del poder por los militares en abril de 2019, después de meses de protestas en las calles, pero hasta agosto de ese año la junta militar y la oposición civil no llegaron a un acuerdo para compartir el poder y llevar el país hacia la democracia.

Los manifestantes recordaron hoy a las autoridades transitorias, civiles y militares, las promesas hechas hace un año, como juzgar a las figuras del régimen de Al Bashir y hacer justicia por los "mártires" fallecidos durante la revolución popular.

"La paz es una prioridad" y "No hay estabilidad sin Parlamento" fueron algunos de los lemas que podían leerse en las pancartas, en referencia al proceso de paz que el Gobierno emprendió con los grupos armados rebeldes de varias regiones de Sudán y al retraso en el establecimiento del Consejo Legislativo.

Según el documento constitucional, debía crearse un Consejo Legislativo, que asume las funciones del Parlamento en la etapa transitoria, sin embargo ha habido discrepancias entre las fuerzas políticas y los movimientos armados para la formación de este órgano.

Sí se formaron poco después de la rubrica de la Carta Magna los dos órganos de gobierno: el Consejo Soberano, integrado por militares y civiles, y el Consejo de Ministros, encabezado por Abdallá Hamdok.

Hoy Hamdok admitió que aún quedan tareas pendientes, como la creación de ese Consejo Legislativo, alcanzar un acuerdo de paz con los grupos armados y lograr una "justicia transicional" para las víctimas de la dictadura.

Sin embargo, destacó en su cuenta de Twitter que fueron nombrados gobernadores civiles para los estados que componen Sudán, en "un paso hacia la culminación de la construcción de un Estado civil".

Los manifestantes se dirigieron hoy a la sede del Gobierno desde otros puntos de la capital y ciudades vecinas para entregar un memorándum a Hamdok, pero las fuerzas de seguridad emplearon gases lacrimógenos para dispersarlos.

En el documento, piden la creación del Consejo Legislativo en un plazo de tres meses, una conferencia económica para atajar la grave crisis que atraviesa el país, luchar contra la corrupción, reformar el sistema judicial y acabar con los restos del régimen de Al Bashir.

Los manifestantes se negaron a entregar el memorándum a un asistente de Hamdok e hicieron frente una vez más a la respuesta de los antidisturbios, mientras que las Fuerzas Armadas cerraron los accesos a la sede de su comandancia para evitar que se aproximaran.

La plataforma opositora Asociación de Profesionales Sudaneses consideró "inaceptable" lo sucedido y afirmó que, tras esta "provocación y violación" por parte de las fuerzas de seguridad, están sobre la mesa todas "las opciones de escalar" contra las autoridades y para ello se coordinará con los Comités de Resistencia.

"Las peticiones de la revolución son exigentes y no hay vuelta atrás" hasta que se logren, afirmó la Asociación en un comunicado.

La agrupación de sindicatos independientes de distintos sectores protagonizó las protestas contra Al Bashir cuando estallaron en diciembre de 2018 por la dura situación económica en Sudán, que a día de hoy no ha mejorado.

El país africano sigue sufriendo escasez de combustibles y harina, además de la pérdida de valor de la libra sudanesa frente a las divisas y con una tasa de inflación que alcanzó el 143 % el pasado julio.

Según Naciones Unidas, casi 10 millones de sudaneses se enfrentan a una hambruna severa, la cifra más alta en la historia del país, después de que su situación económica haya empeorado por la pandemia del coronavirus.

Al Nur al Zaki

Etiquetas
Publicado el
17 de agosto de 2020 - 21:08 h

Descubre nuestras apps

stats